20 Years Of Placebo – Crónica de su paso por el Wizink Center – Madrid – Abril 2017.

, , Leave a comment

placebo 20 years Madrid crónica concierto

20 años ya de los inicios de Placebo ¿quién nos lo iba a decir? pero sobre todo…¿quién nos iba a decir que sus himnos iban a envejecer así de bien? Haciendo el mismo pacto con el diablo que el señor Brian Molko, claro, echamos la vista atrás y nos vemos pegando botes con 17 años en garitos al ritmo de ‘36 Degrees‘, descubriendo cada detalle del homónimo Placebo como el que se acerca por primera vez a un encuentro sexual de juventud.

Placebo Wizink Center Madrid 2017 Madrid

Así pudimos sentirnos de nuevo, una vez más, el pasado sábado en el Wizink Center de Madrid, donde los ingleses se coronaron en uno de los mejores momentos de forma que recordamos en la capital (y van unas cuantas). Mención especial a una cuidada iluminación y proyecciones donde la historia visual de la banda, los momentos emotivos y parte de crítica social iban de la mano.

Stefan Olsdal y Miguel López Mora, más conocido como Digital 21, se encargaron de hacernos entrar en calor y refugiarnos de la lluvia en un pabellón que iba atisbando el lleno poco a poco. La propuesta del dúo junto a un cuarteto de cuerda nos hizo vibrar y bailar, nos lleva a la sensibilidad de unos portishead que flirtean con la experimentación más visceral elevada a la categoría de pista de baile de mañaneo, elevan decibelios, sangra la maquinaria y sus sonidos nos atrapan , inmersos en una guerra entre el clasicismo y el rock, entre el video-arte y la electrónica visual más abrasiva. Cuidado, cuando notas que te han encendido la mecha, al final tu cuerpo brota a bailar.

Placebo hacían entrada proyectando audio y vídeo, ‘Every You Every Me’,  ese tema por el que muchos descubrieron a la banda en ‘Crueles Intenciones’. Y los 20 años de Placebo empezaban a caer, ¿algo mejor que empezar con Pure Morning? ellos sabían que no. Directos a donde duele, conquistan, arrebatan, el gentío se emociona y la fusión banda-público empieza a formarse. Sus temas más actuales, véase ‘Loud Like Love‘, han conseguido captar nuevos adeptos y convertirse en temas idolatrados, quizás otros como ‘Jesus’ Son’  o ‘Lazarus’ (de esta última no lo comprendemos la verdad) no han logrado calar de tal manera (tampoco en directo), no pasa nada, lo palían con un ‘Soulmates‘ brillante y con ‘Special Needs‘ y el éxito está asegurado.

Y cumplieron lo prometido, esos temas enterrados salían con la fuerza de antaño: ‘Lady of the Flowers‘, ‘I Know’ o ‘Space Monkey’, que te ponen la piel del revés como la primera vez. La transformación es necesaria, y plasmar una versión con ralentí del ’36 Degrees’ puede ser también una gozada. Sobre todo si te lo espetan tras un homenaje sentido y emotivo a Bowie, ‘Without You I´m Nothing‘ se convirtió en una ceremonia masiva de alabanza al maestro.

 

Una parada por el Black Market Music siempre es de recibo, y más si te clavan un ‘Slave To The Wage‘ y un ‘Special K’ antes de despedirse, cómo no con ‘The Bitter End’. Aquí ya no hay pero que valga, te lanzas contra los que han sido tus compañeros de directo, con algunos te has hermanado, con otros has fumado y con otros has compartido unos tragos, la magia de la música en directo es lo que tiene, la unión. En pos de tornarse amargo, se torna dulce y emocionante: saltos, gritos, nos fundimos y esperamos más.

Siempre vienen los bises, y ya nos tienen acostumbrados a cerrar con esa cover de Kate Bush, ‘Running Up That Hill’, yo sólo me imagino como sería que cerraran con Daddy Cool, hay que seguir esperando. Antes de subir junto a ellos la colina, allanan el camino, hay tiempo para criticar a Trump y para defender los colores del arco iris, ese que sale tras la lluvia detrás de Stefan. ‘Teenage Angst’, ‘Nancy Boy’ e ‘Infra-red’ hacen dar todo a un Palacio de los Deportes completamente on fire. Seguid celebrándolo, queridos Placebo, seguís teniendo motivos de sobra para ello.

 

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico