Bravo Fisher!: «Mi objetivo es sonar como un grupo internacional, haciendo electrónica y cantando en castellano»

, , Leave a comment

Tras su estupendo ‘El valle invisible’, el vallisoletano Bravo Fisher! está de vuelta con un tercer álbum, ‘Solos’, con el que da un giro radical a su sonido, como pudimos comprobar con el primer sencillo, ‘Despídeme’, y en los otros dos adelantos, ‘Luz negra’ y ‘Frío’. El álbum ha salido hoy mismo a la venta y ya está disponible en las plataformas de streaming. Aprovechamos para hablar con él y preguntarle acerca de esta nueva etapa y sus planes para el futuro inmediato.

bravo-fisher-solos

‘Solos’ sale hoy a la venta, pero previamente ya hemos podido escuchar tres adelantos. En todos ellos es evidente el cambio estilístico con respecto a tu segundo álbum, ‘El valle invisible’. Desde Subterfuge nos hablan de ritmos downtempo y atmósferas opresivas como prisma desde el que abordas el tema de la soledad estando en pareja y después de una ruptura. ¿Veías imprescindible el cambio de sonido para tratar este tema? ¿No temes con ello despistar al público, que llegue a preguntarse “entonces, qué música hace Bravo Fisher!”?

La verdad, me alegro mucho de que puedan llegar a preguntarse qué tipo de música hago; si cuesta poner etiquetas a mi música, es que estoy haciendo bien las cosas. No sé si sacaré más discos como Bravo Fisher! pues no tengo una bola de cristal para ver el futuro, pero de hacerlo, tengo claro que siempre intentaré evolucionar, y que ninguno se parecerá demasiado al anterior. Y sí, este cambio de sonido viene originado tanto por mi afán por buscar otros caminos, como por la temática del disco.

¿Es posible que en este giro hayan influido otros factores, como artistas que hayas escuchado durante este tiempo? ¿Qué álbumes te han gustado últimamente? Sabemos que te gustan Lo-Fi-Fnk, a nosotros nos encantó su último disco, ¿lo has escuchado? Ciertamente no tiene nada que ver con los adelantos de ‘Solos’.

Hace tiempo que no escucho Lo-Fi-Fnk, aunque me flipaban hace unos años, sobre todo el ‘Boylife’. Últimamente he escuchado discazos, más que estilos. No me ciño a estilos sino a esos discos redondos (o casi) que me tocan por dentro y hacen que me quiera poner cada canción una y otra vez. Me pasa poco, pero algunos ejemplos son Jamie xx y su ‘In Colour’, Caribou y su ‘Our Love’, James Blake (cualquiera de sus discos y EPs), FKA Twigs, Moderat / Apparat, John Talabot… El último de Frank Ocean también me flipa bastante.

‘El valle invisible’ era un disco conceptual, en el que contabas la historia de un viaje con su principio y su final. Con respecto a ‘Solos’, señalabas en Twitter que es un palíndromo y que esto tiene mucho que ver con el contenido del álbum. ¿Volverá a haber, por tanto, una historia?

En ambos discos cuento una historia pero hay varias diferencias entre ellos. ‘Solos’ es mucho más personal y autobiográfico que ‘El valle invisible’, por ejemplo. En cuanto al palíndromo, si escuchas la primera canción del disco, ‘Luto’ y a continuación la parte final de la última canción, ‘Solos’, entenderás de qué hablo. ¿Se cierra el círculo?

Tus letras siempre están muy trabajadas, lo cual se agradece mucho. ¿Hasta qué punto son importantes para ti a la hora de componer una canción? En el anterior álbum había bastante buen equilibrio entre letras y ganchos melódicos. ¿Encontraremos este equilibrio también en ‘Solos’?

Trabajo mucho las letras porque si no doy con la letra exacta, la que me hace sentir cómodo al cantarla, la desecho con el tiempo. En ‘Solos’, todo es más minimal y menos recargado que en mi anterior disco porque la historia es más cruda y porque mis sentimientos cuando lo compuse eran de absoluto vacío y obsesión. Y eso me lleva a letras en forma de bucle, con mucha repetición, o a partes directamente instrumentales, como en ‘Ruido’, donde no hay estribillo.

Con respecto al idioma, en el primer single, ‘Despídeme’, mezclas español e inglés. ¿Cómo te decidiste a recuperar el inglés? Recordamos que tu primer álbum, ‘Overnighters‘, también era en inglés. ¿El resto del álbum será íntegramente en español? ¿Qué te lleva a componer en un idioma u otro?

Simplemente me gusta cómo queda. Con este disco he querido liberarme de muchas ataduras, y una era la del idioma. Cuando empezaba a componer estaba lleno de dudas y miedos, no me salía. Puse fin a eso, decidí que iba a hacer absolutamente lo que quisiera, porque nunca sabes qué disco o qué canción va a ser la última, y porque estoy un poco cansado de pensar en lo que es correcto y lo que no, o lo que va a gustar y lo que no.

Cuéntanos cómo ha sido el proceso creativo del álbum. ¿Descartaste muchas canciones hasta quedarte con las que finalmente forman parte del disco? El año pasado nos gustó mucho ‘Desaparecen’, ¿tienes más caras b por ahí, esperando ver la luz (negra)?

Empecé a componer un año después de la salida de ‘El valle invisible’, hace unos dos años. Durante mucho tiempo no daba con la tecla; ni en producción, ni en letras. Además, no sentía que tuviera algo digno de contar. Después vino la historia típica de corazón roto y hostia en la cara y las canciones comenzaron a salir solas. Algunas ya habían empezado a salir al final de la relación, la verdad. No quiero dar muchos detalles porque no sé como se tomará la otra persona que hable de todo esto, pero… es lo que hay, no puedo mentir, sólo tener respeto. ‘Desaparecen’ no entró en ‘Solos’ porque no fue compuesta en esta época. Quizás la publique como cara b algún día, no lo sé.

El productor del álbum ha sido Ed Is Dead. ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con él? Te quejaste de que la producción del anterior álbum llevó mucho tiempo, ¿ha sido más ágil esta vez?

En lo personal, Edu (Ed is Dead) simplemente sacó lo mejor de mí en un momento de mi vida en que lo estaba pasando mal, ya que entré en el estudio estando hecho mierda. Ir a su estudio cada día hacía que tuviera una motivación y me centrara. Produjo varias canciones de una forma que yo nunca había contemplado y dotó al disco de ese plus que yo esperaba de alguien con su talento. Edu fue mi muleta y un ser bastante paciente pues no soy fácil de llevar.

‘Miradas’ es, con bastante diferencia, tu canción con más reproducciones en Spotify. A nosotros nos parece una canción redonda, una de las mejores canciones que se han hecho en España en los últimos años. Con respecto a este álbum, dices que la canción de la que más orgulloso te sientes es de ‘Frío’. Háblanos un poco de ella. Ese “ya se va el calor de mí” es, desde luego, escalofriante…

¡Me alegro un montón de que os guste tanto! En cuanto a ‘Frío’, personalmente creo que es la mejor canción que he compuesto hasta la fecha. Es difícil de explicar, y a lo mejor algunas personas no entienden mi respuesta, pero mi objetivo es sonar como un grupo internacional, haciendo electrónica y cantando en castellano. Eso es muy muy difícil (y con Edu coincido en esta idea) y creo que, de conseguirlo, ha sido con este tema. Puede sonar pretencioso, pero todos y cada uno de los arreglos de esta canción, lo que sucede a nivel armónico, con esos acordes tan raros de piano, la propia estructura de la canción… hacen que no se parezca a nada de lo que he escuchado en España. Tengo la idea extraña de que si yo descubriera esta canción en la radio, por ejemplo, y no la hubiera compuesto yo sino otra persona, querría saber automáticamente quién, cuándo y cómo.

Eres de Valladolid, como nosotros. ¿Qué te parece la escena musical de la ciudad? ¿Hay algún grupo vallisoletano al que sigas o que te guste especialmente?

Soy y seré siempre de Valladolid pero llevo ya tantos años viviendo en Madrid que cada vez me cuesta más enterarme de lo que sucede por allí. Hace algún tiempo escuché una canción que me pareció la bomba. Se llama ‘Comeback’, de Corzo. Me la sigo poniendo de vez en cuando y me parece preciosa.
[La canción a la que se refiere fue también una de nuestras favoritas del año 2012]

¿Cómo vas a plantear el directo? Supongo que será difícil diseñar un setlist en el que tengan cabida tus temas antiguos y nuevos, teniendo en cuenta el cambio de sonido. ¿Has pensado en transformar las canciones antiguas, como cuando Dover se pasaron al electropop?

Vamos a tocar las canciones tal y como están en ‘El valle invisible’. Aún no sé cuáles ni en qué posición en el setlist, pero si de algo me he dado cuenta es que, los músicos intentamos adaptar lo viejo a lo nuevo, y suele ser un error porque los que están enfrente de ti, el público, quieren escuchar esa canción que tanto les gusta como la han escuchado cientos de veces en el disco. Si las tengo que tocar, porque las tengo que tocar, ¿qué sentido tiene marearlas y hacer experimentos? Sonarán tal y como están en sus cabezas.

La última vez que te vimos en directo, en la sala Costello, fue todo un mini-festival con muchas colaboraciones. El sábado 26 de noviembre presentas ‘Solos’ en Siroco. ¿Nos puedes adelantar algo del concierto? Tras la presentación en Madrid, ¿tienes previsto girar por el resto de España?

Aún queda un poco para ese concierto y aunque estoy muy ilusionado y tengo muchas ganas de que llegue la fecha, estoy inmerso en la promoción de ‘Solos’ y eso me hace no poder pensar con claridad a dos semanas vista. Tengo preparadas varias cosas para Siroco, cosas nuevas que no he probado nunca, y espero que gusten. Y después de Navidades empezaremos a salir fuera de Madrid, tengo muchas ganas de volver a ciudades donde me trataron tan bien con el disco anterior.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico