‘Código fuente’ (2011), una nueva joya de la ciencia-ficción

, , Leave a comment

Jake Gyllenhaal y Vera Farmiga en Código Fuente

Aparte de por ser el hijo de David Bowie, Duncan Jones se dio a conocer en 2009 por escribir y dirigir ‘Moon’, una arriesgada cinta de ciencia-ficción que arrasó en el festival de Sitges. Ahora regresa a la cartelera con otra historia fantástica, ‘Código Fuente‘, y no extraña en absoluto que la expectativas sean altas, aun cuando Jones no firma el guión. Bien, pues el resultado de esta nueva película no podía ser mejor: Duncan Jones nos ofrece con ‘Código Fuente’ un entretenidísimo thriller de acción y ciencia-ficción que impacta al espectador sin grandes efectos especiales, sólo con una buena historia, unas interpretaciones magníficas y un puñado de imágenes muy sugerentes.

De qué va:

Un programa de alto secreto, de nombre clave Código Fuente, permite a Colter Stevens (Jake Gyllenhaal) existir durante 8 minutos como otra persona. Su misión es identificar al terrorista que ha hecho estallar una bomba en un tren, para lo que ‘viajará’ al tren 8 minutos antes de que la bomba hiciera explosión.

Opinión:

Jake GyllenhaalLo confieso. Siento debilidad por las historias que transcurren o en un único espacio o en un lapso concreto de tiempo, o incluso en ambos, como ocurre con ‘Código Fuente’, porque estas películas obligan a sus creadores a esforzarse para no aburrir al espectador, ofreciendo, en consecuencia, una lección de buen cine. En ‘Código fuente’ sólo tenemos tres escenarios significativos: el tren, la cabina y la sala desde donde controlan la operación; y un único espacio temporal -8 minutos antes de la explosión- que se repite a lo largo de la trama. Con estos pocos elementos -a los que se añade una espectacular explosión y un puzzle de imágenes incoherentes-, Duncan Jones logra construir un filme brillante, que atrapa desde el primer fotograma y que en ningún momento baja el ritmo.

Acción, suspense y romance son los pilares de un argumento que no busca tanto resolver un misterio o establecer una nueva teoría sobre viajes en el tiempo -en realidad, son viajes en la mente- como explorar los deseos del ser humano. De hecho, el misterio que sirve de McGuffin en la trama -la búsqueda del terrorista- se desvela sin mucha pompa. Lo que importa aquí es el viaje emocional que realiza Colter Stevens, cómo acepta su destino y cómo lucha por cambiar el de otros, por lo que la genial actuación de Jake Gyllenhaal y la complicidad que manifiesta con Michelle Monaghan son muy valiosas.

Michelle Monaghan y Jake GyllenhaalAdemás de Gyllenhaal y Monaghan, que protagonizan, asimismo, momentos realmente emotivos como ese llamativo plano congelado, Vera Farmiga, el tercer vértice de Código Fuente’, vuelve a sorprender con un personaje sobrio y contenido que recuerda vagamente al de ‘Up in the air’. Jeffrey Wright, más enérgico, aporta el contrapunto perfecto al carácter intimista con que Farmiga, Gyllenhaal y Monaghan dotan a la película.

Porque a pesar de tratarse de un thriller de ciencia-ficción donde suceden muchas cosas, el guión de Ben Ripley y la realización de Duncan Jones -un maestro de las imagen- se toman su tiempo para aportar dramatismo y profundidad a la historia y sus personajes, sin prisas pero sin pausa. Así, el resultado final es un entretenido y excitante filme que también nos llega al corazón.

Nota: 8 / 10

Para recordar:

Vera Farmiga y Jeffrey Wright– La carisma que ha demostrado tener Jake Gyllenhaal como héroe de acción.

– Lo bien que se le dan a Vera Farmiga los personajes contenidos.

– El plano congelado.

– La banda sonora de Chris Bacon: te provoca tensión sólo con escucharla.

Para olvidar:

– Que el final genere tantas preguntas a las que resulta complicado encontrarles respuesta…

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico