Crítica: MI NOMBRE ES HARVEY MILK (MILK), de Gus Van Sant

, , Leave a comment

milkMILK (Estados Unidos 2.008, 128 Minutos, Drama)
Dirección:
Gus Van Sant.
Guión: Dustin Lance Black.
Reparto: Sean Penn, James Franco, Josh Brolin, Emile Hirsch, Diego Luna, Victor Garber, Denis O’Hare, Stephen Spinella, Eric Stoltz.
Fotografía: Harris Savides.
Música: Danny Elfman.

Valoración: 8/10

Sinopsis: Harvey Milk es un empleado de una aseguradora neoyorquina que se muda a San Francisco junto a su amante, un idealista joven. Allí abre una tienda de fotografía que con el tiempo, y gracias a las continuas reivindicaciones de Milk, se convierte en el núcleo del movimiento pro-derechos gays de la ciudad. Tras varios intentos, y en contra de todas las previsiones, en 1.977 Harvey Milk fue elegido concejal de la ciudad, siendo el primer representante político abiertamente homosexual de la historia de los Estados Unidos.

Crítica: La historia política de los Estados Unidos, un claro ejemplo de progreso y modernidad democrática desde su creación, ha estado marcada por idealistas y visionarios que, a pesar de haber hecho avanzar socialmente a su patria como a ninguna otra, terminaron salvajemente asesinados por sus propios conciudadanos. Este factor perenne en la leyenda negra norteamericana no hace más que evidenciar que el país más avanzado del mundo, tiene en ocasiones un terror abismal al cambio. Para su desgracia, la democracia estadounidense ha germinado en ocasiones regada por la sangre de mártires que perecieron en la defensa de causas nobles, pero muy impopulares en su época. A los Lincoln, Kennedy o Luther King, se les podría unir sin reparos Harvey Milk, un malogrado político californiano que aún a precio de su propia vida, luchó con talento y perseverancia en defensa de los derechos de los homosexuales. Esta cruzada ganada a medias, sigue aún luchándose hoy en día no sin polémica y duras discrepancias, por lo que el arrojo de Van Sant a la hora de defender la causa exige aún en este recién estrenado 2.009, cierto arrojo y valentía. Apoyado en grabaciones reales, el cineasta crea un retrato verosímil, sensible y conmovedor de este carismático e idealista político al que interpreta de manera genial un inspirado Sean Penn. Las aclamaciones al actor, una vez más, son del todo merecidas, pero no es este el único intérprete en estado de gracia dentro de esta Milk. Hirsch, Franco, Luna, Garber, Brolin… todos ellos parecen haberse contagiado del entusiasmo de Penn, protagonizando un continuo pique de talento en el que el mayor recompensado es el público. Milk es, a pesar de algunos perdonables excesos melodramáticos,  una gran película política y un nuevo alegato a favor de la igualdad de derechos de todos los ciudadanos que conviven en una democracia. Y una demostración más de que la libertad, como el agua, siempre encuentra un camino por muy altas que sean las barreras.

por Pablo Gutiérrez


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/25/d219549245/htdocs/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405
 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico