Crónica de The New Raemon en la Sala Joy Eslava de Madrid – Octubre 2011

, , Leave a comment

El señor Ramón Rodríguez y su banda se han alzado en los últimos años como uno de los estandartes mejor tejidos de la escena alternativa española. Con tres soberbios largos a sus espaldas y infinidad de directos, tanto en salas como en festivales, quedan más que avalados para uno de nuestros pilares musicales españoles. Dentro de la gira de presentación de su tercer disco Libre Asociación (2011), que ha significado un giro alejándose del sonido pop de sus dos primeros álbumes, nos citaban en la sala Joy Eslava de Madrid para certificar una vez más el éxito que se han ganado. Acompañándoles estuvo María Rodés, cantautora cercana al folk que se ha hecho un hueco en el panorama musical español con un magnífico primer trabajo Una Forma De Hablar (2010).

Tengo que reconocer que no pude ver a María (bad for me). Solo pude llegar justo cuando empezaba The New Raemon, así que no puedo deciros como fue y debo ir directamente a comentar la actuación de Ramón y sus amigos.

Por mi parte quedé más que satisfecho con el concierto que dieron en el DCode Festival en junio, pero todos sabéis que no es lo mismo festival que sala. Además, entonces estaba cociéndome bajo el sol y tal vez mi juicio estaba nublado (aunque lo dudo mucho). Comenzaron presentado el último trabajo: Lo Bello Y Lo Bestia, Kill Raemon o Consciente Hiperconsciente inundaron el ambiente de la sala de guitarras turbias y densas para entrar en calor a la fuerza. Aunque ya nos podíamos imaginar que esta no iba a ser la tónica general, en algún momento debían salir a la luz los temas antiguos. Fue Ramón, muy cercano y comunicativo durante todo el concierto por cierto, el que avisaba de antemano que habría hueco también para anteriores glorias, y se materializó cuando sonó alegre y arpegiada Sucedáneos. Fue el punto de partida de la parte media del concierto, compuesta por maravillas como La Cafetera, La Siesta o Dramón Rodríguez, muy esperadas por el público y las primeras en ser coreadas.

Aún quedaba la parte en que se descubre el Ramón más acústico e íntimo, con temas como El Fin Del Imperio, recalcando que su letra es muy aplicable a los tiempos que corremos. En la recta final Aspirantes nos devolvió a la intensidad que caracteriza a su último disco y Verdugo dio el golpe de gracia para despedirse. Volvieron reconociendo que es el concierto más largo que han hecho y que no están acostumbrados, con bromita incluida diciendo que no es Ben Harper para estar cuatro horas tocando. Una muy bien destrozada -eso lo dijo él- versión de Te Debo Un Baile de La Nueva Vulcano dio paso a otros tres bises entre los que estaba su tema más aclamado y que no podía faltar: Tú, Garfúnkel. No solo crece según avanza, sino que cuantas más veces lo tocan en directo más gana. Esta vez incluso lo terminaron con un riff de AC/DC dedicado a los novios jevis que acompañan a sus novias a conciertos poperos.

Lo dicho al principio se reafirma ahora. Estamos ante uno de los pilares de la música alternativa española. Quedamos a expensas de sus próximos pasos, estando seguros de que no decepcionarán, porque nunca lo han hecho.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico