Crónica del concierto de Anna of The North en Londres.Febrero 2018

, , Leave a comment

Ya lo vamos diciendo hace tiempo, el álbum debut de Anna of the North, “Lovers” nos parece una maravilla. Por eso, cuando nos dimos cuenta que íbamos a coincidir con la noruega en Londres; no dudamos en volver a ir a disfrutar de su directo.

Crónica del concierto de Anna of The North en Londres.Febrero 2018
El club, Xoyo en Londres, colgó el cartel de Sold Out y se llenó de lo más trendy de la ciudad. Podríamos hacer un artículo entero sobre lo adorable que nos resultan los looks atrevidos y punteros de los ingleses. Pero hemos venido a hablar de nuestro libro, así que os contaremos que abrió el concierto, Mina Rose. La jovencísima cantante de Londres supo calentar el ambiente a base de ritmos hiphoperos mezclados con influencias de reggae y música negra. Influencias claras de M.I.A o Azealia Banks, Mina Rosa es un nombre a tener en cuenta.


Anna of the North entró frente a un bar lleno hasta rebosar de fan boys/girls que se sabían todas las canciones de memoria. Y menos mal, porque desde las primeras notas de “Oslo” nos dimos cuenta que eso iba a ser un karaoké. Una acústica deplorable, ajeno al control de Anna, no nos dejó disfrutar de su voz cristalina y fina. Una pena la verdad… Pero a nosotros, nada nos puede aguar una fiesta … Disfrutamos de una Anna of the North cercana, como siempre. Su humildad es adorable, se extrañaba “¡Que fuerte haber hecho un Sold Out!”.

El público, entregado respaldaba la voz casi inaudible de la nórdica; y nosotros nos lo bailamos todo en primera fila. Repasó todas sus canciones, tampoco hay mucho misterio puesto que sólo tiene un disco de momento. Ella misma decía al final del concierto “Va a ser mi última canción porque tengo que sacar otro disco”. Adorable, os lo decíamos. Así que pudimos medio reconocer nuestras canciones favoritas, “Money”, “Lovers”, “Fire”… Pero nos quedamos un poco decepcionados de no poder escuchar nuestro tema favorito de “Lovers”, “Moving on”.

En definitiva fue un bolo pésimo en cuanto a la acústica del Xoyo que no se adapta para nada a una Anna of The North que trabaja su hilo de voz en finura y matices. Igualmente la noruega nos lo hizo pasar muy bien por su energía, su ilusión y sus ganas de estar cerca a su público. ¡Ojalá nunca pierda esta inocencia y frescura que nos tiene enamorados!

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico