Crónica del Concierto : La Bien Querida + Nelson Can. Budweiser Low Festival on Tour. Sala Copérnico . Mayo 2015.

, , Leave a comment

bq

 

El pasado domingo 10 de Mayo pudimos disfrutar de la presentación del Low Festival en Madrid, dentro del Budweiser Low Festival on Tour, con la presencia de Nelson Can y La Bien Querida, dos propuestas que nos dejaron acariciar el lunes con un sentimiento más halagador que de costumbre.

Nelson Can son un trío que viene desde Dinamarca y vienen dispuestas a comerse los escenarios por donde pasan, ‘Now is time to deliver’ es su último trabajo y la ejecución en directo que de ellos nos facilitaron en su actuación dejó claro que la actitud es uno de sus puntos fuertes.

Las tres féminas se arman para la batalla del directo y lo defienden con una postura inmejorable, bajo , voz y batería bastó para hacer temblar los pilares de la Copérnico; ya nos lo advirtieron los moradores del pasado Monkey Week, ojo a las danesas. Sin embargo su propuesta , que bien puede beber de Siouxsie que de Savages , no aporta nada del otro mundo al género , la defensa de temas como ‘A New Condition Of Life‘ y sus pegadizos tarareos o la oscura agitación propuesta con ‘Go Low’ nos dejan cuanto menos un interés creciente en una banda desconocida en nuestro país, esperemos que por poco tiempo.

Lo que estaba claro es que la inmensa mayoría de la sala se encontraba esperando la ansiada nueva visita de Ana a la capital. No es para menos, pues la banda ha facturado un disco donde la consagración – si es que hacía falta – se torna en compulsiva escucha para un público cada vez más amplio.

Con “Premeditación, Nocturnidad y Alevosía” (Elefant Records.2015) , La Bien Querida sigue poniendo banda sonora a los accidentes amorosos diarios, a las historias cotidianas de encuentros y desencuentros, a las cicatrices que sangran y a las que curan, al canibalismo sentimental y a la melancolía renaciente. En toda esta geografía lírica, Ana se maneja sin brújula, va directa haciendo paradas en cada emoción.  Y es así como hace honor a su nombre, una sala repleta se agolpaba hacia las primeras filas para corear junto a la santísima trinidad del desamor.

Algunos aún tenemos grabado el primer directo que vimos de La Bien Querida, recuerdo ese Live In The Living de Mayo de 2009 cerca de Atocha y cómo sonaba ese disco, pero el lavado de cara, la evolución y el regocijo de escuchar temas de Romancero como ese ‘De Momento Abril’ con esta nueva guisa sigue dejándonos la piel de gallina

Poco más de sus inicios fue rescatado por la banda, su último trabajo copa la totalidad del nuevo espectáculo ideado para el directo , un show en el que la electricidad es la protagonista , con descargas que dejaron huella en la Copérnico, a nivel visual y auditivo. Ritmos electrónicos que suplen el protagonismo de las cuerdas, y compenetración en escena que se torna en grata ejecución son además la base para sustentarnos de agitaciones a pie de pista.

Los poderes que ejerce la música de La Bien Querida sobre nosotros no son nada extraños son el resultado de una relación de amor mútua , que se materializa aún más si cabe cuando nos hacen tararear ‘Música Contemporánea’ , ‘Disimulando’ , ‘Ójala Estuvieras Muerto’ , ‘Arenas Movedizas’ o ‘Alta Tensión’ , que llega a su cumbre cuando nos desgañitamos con el estribillo de ‘Muero de Amor’ y cuando en los bises nos invitan a hacer eses de amor con las caderas.  El tándem formado por David, Ana y Frank sentencia en vivo la potencia de poseer uno de los cancioneros más agradecidos y disfrutables del panorama nacional, por excelencia.

 

 

 

 

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico