Crónica del concierto: Slim Cessna’s Auto Club + Th’Booty Hunters en Barcelona

, , Leave a comment

 

DSI_3893

Dos tipos vistiendo raro y dándose la réplica cantando. Cuatro músicos detrás que parecen reclutados de lo peor de un conservatorio. Y un público delante comulgando con cada gesto de las manos que ponen énfasis en cada estrofa. No, no es un duelo de raperos ni un concierto de hip hop, es la escenificación de algo tan difícilmente clasificable como Slim Cessna’s Auto Club. Una mezcla de country, hill billy, punk e incluso en esta ocasión me atrevería a decir que llegaron a sonar en algunos momentos hasta góticos, con los sonidos que la chica que parecía salida de una película de Tim Burton fue capaz de sacar del pedal steel pasado por mil efectos que manejaba.

DSI_3957

Si es la primera vez que vas a verlos te aseguro que te impresionarán. Primero por sus dos frontmans;  Slim Cessna parece el más normal. De una altura considerable, gafas de media pasta y barba pelirroja de tres días parece el empollón de la promoción de biología. Pero cuando abre la boca y ves su incisivo enfundado en oro ya te has dado cuenta de que ese tipo va en serio cuando se arrodilla a sermonear a los asistentes. Pero Munly, el otro cantante, tampoco te dejará indiferente. «Parece que está mal enterrao» llegué a oír en las primeras filas. Con más huesos que piel, los ojos hundidos en las órbitas, de extrema palidez y unas ojeras enfermizas temes lo que puede llegar a hacer cuando se baja del escenario e interactua con el público. Puede que te abrace y te cante al oído como le paso el año pasado al que escribe esto o puede que te invite a arrodillarte como hizo el otro día a todo el público de sidecar. No te plantearas si debes obedecer: lo harás. Por que a esas alturas de la liturgia ya habrás comulgado con la manera de hacer de Slim Cessna’s Auto Club. El show lo basaron prácticamente en sus discos Blovdy tenant trvth peace (2004) y Cipher(2008), pero en directo adquieren una dimensión estratosférica tal, que los  pogos acabaron apareciendo justo hacia el final.

Hoy actúan en Santander y mañana día 8 lo hacen en Bilbao. Si tenéis oportunidad no os los perdáis. Sentiréis bien dentro esa extraña sensación de miedo y felicidad a la vez.

Para ver más fotos de Slim Cessna’s Auto Club: ShootingTheSound

A quien también pudimos ver abriendo para ellos fue a Th’Booty Hunters, banda de Barcelona a la que mimamos y seguimos de cerca desde hace tiempo por que lo que hacen es indescriptible. Calorro grass como ellos dicen o outlaw country si somos más ortodoxos, los del Delta del Llobregat salieron con el horario marcado y su set calculado para no pasarse de tiempo. Y fueron directos al turrón enlazando temas tanto de su último disco «Chernobilly» como de su álbum debut «Brothers in Farm».

DSI_3801

Si los Cessna dan espectáculo los Booty  son la banda que mejor podía abrir para ellos. Xavi, el cantante, es una suerte de John Hiatt que en un momento dado suelta la acústica, se quita la camiseta y se calza un banjo que hace sonar con una rapidez endemoniada, al ritmo del tándem rítmico formado por Randy a la raspa y batería y por Javi, al que puedes ver con los ojos en blanco propinar embestidas pélvicas a su contrabajo mientras Dani, a la guitarra, te puede soltar tanto un riff hardrockero como un lick country. Y todo ello mientas Marc Santo en un rincón le da al fiddle como un poseso. Definir a esta banda es muy dificil, pero para que te hagas una idea pueden sonar como Hank III a lo Motörhead. O al revés. Casi nada. El año pasado los invitaron al Muddy Roots europeo. Poca broma.

Podéis hechar un vistazo a su web y escuchar algún tema aquí: http://www.thbootyhunters.com

DSI_3846

 

Para ver más fotos de Th’Booty Hunters: ShootingTheSound

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico