En Vinilo sabe mejor (III): The Rolling Stones–Some Girls

, , Leave a comment

«No mearía sobre Keith Richards aunque estuviera envuelto en llamas», así de flamenco se puso Sid Vicious, bajista de los Sex Pistols. Pues mira, Sid, antes de hablar de mi Keef te vas a tener que lavar la boca. Vale que los finales de los 70 no fueron, desde lejos, la mejor época de los Stones. Parece que después del maravilloso Exile on Main St. (1972), los Stones habían colgado el cartel de “Paso de hacer buena música que me da mucha fatiga”. Some Girls (1978), es para muchos el último clásico indiscutible de los Stones. La deliciosa respuesta de los Stones a los punkeros, tales el tal Sid.

some girls vinilo rollin stones

 

Si “Exile on Main St” era el genial monstruo de Keith Richards, “Some Girls” es el intento desesperado de Mick Jagger de mantener los Stones a flote. Y si no me creéis, por favor escuchad el muy disco “Miss You” y decirme si no lleva la pata del ambiguo jet setter Mick Jagger. Mira que el “frontman“, no es santo de mi devoción…. Pero con Keith Richards más pallá que paca, Jagger tuvo que llevar sólo el peso del proceso creativo de la banda durante bastante tiempo.

Son tiempos turbios, la banda parece a punto de palmarla. Keith Richards acaba de ser arrestado en un habitación de hotel en Toronto con más heroína que todos los personajes de Transpotting. El gobierno canadiense no se traga que sea solo para consumo propio.  Así, que Keef se enfrenta a una sentencia de carcel de varios años por posesión de heroína con intención de distribución. Mal asunto… Aparte que el movimiento punk está empezando a dejarles quedar como abuelitos millonarios, es literalmente el momento de renovarse o morir. “Some Girls” es un album excelente, un clásico que dejaba constancia que las piedras que rulan iban a seguir dando guerra antes de jubilarse.

“Some Girls” es un muy Jagger, como os iba diciendo. Y Jagger no es un purista del blues y del rock como puede serlo Keith Richards. A Mick le gusta gustar y experimentar con las cosas del momento. El éxito reside en incorporar las influencias disco y punk de la época sin que deje de sonar como los Stones. “Miss You” es un himno disco a rabiar, me imagino una generación de americanos de narices empolvadas, meneando el esqueleto en la jet set neoyorquina. Muy Jagger, todo…

Sigue “When the whip comes down”, un rock lírico a la Lou Reed, donde un homosexual de California busca aceptación en la fría Nueva York.

I was gay in New York
Just a fag in L.A.
So I saved my money
And I took a plane
Wherever I go they treat me the same

Las influencias punk se ven reflejadas en “Lies” y “Respectable“, que siguen siendo a día de hoy, unos de los temas más duros de la banda.

El punto de controversia lo pone las letras del tema titulo. Por lo visto, los Stones no han tenido suficiente con sus luchas anteriores con los grupos feministas. Jagger ni se despeina cantando horrores machistas y racistas de esta guinda, que riete tú del reggaeton, Mari Carmen:

Black girls just wanna get fucked all night
I just don’t have that much jam
Chinese girls are so gentle
They’re really such a tease

Pero es darle la vuelta al vinilo y entrar en el museo de los horrores, como ese de Cera de Madrid que da un yuyu tremendo. “Faraway eyes”. o Señor.. ¿Que coño hace Mick Jagger cantando con acento sureño un especie de tema country super cutre? Creo que todavía se lo pregunta mitad del planeta. Menos mal que llegan dos temas muy Richards para quitarme el mal sabor de boca (¿Ya os he mencionado que amo a Keith Richards?).

“Before they make me run” es un análisis muy personal por parte del guitarrista. La fiesta se ha acabado, es tiempo de asentar la cabeza. Con voz ronca y con la honestidad que le caracteriza, Richards se despide de la vida salvaje de Rock and Roll que le está desbordando en esos momentos.

Gotta move while it’s still fun
Let me walk before they make me run   

A base de guitarra a puntos de seda. “Beast of burden”, también escrita por Keith Richards es la balada perfecta. De una manera adorable, Keith quiere darle las gracias a su “frontman” quién se hizo cargo de todo el peso de esta bestia gigante que son los Stones, mientras él estaba envuelto en sus propias batallas con la droga. Inspirada por Anita Pallenberg, ¿quién no quiere que le canten al oído?:

I’ve walked for miles my feet are hurting
All I want, for you to make love to me

La guindilla sobre este magnifico album lo pone la portada. Usando esta ilustración de Peter Corriston la volvieron a liar parda. Casi les cuesta una demanda por usar los rostros de famosas tipo Marilyn Monroe sin acuerdo previo; es decir sin saltar las virutas…

“Some girls” no es un album perfecto, muchos fans se sintieron traicionados por los guiños de Jagger hacia la escena disco del momento. Pero fue el mejor album de la banda en mucho tiempo. Sonaba nuevo, sonaba fresquito. Es, sin duda, un clásico que merece la pena incorporar en cualquier colección de vinilos.

Ha pasado mucho tiempo, y siguen levantando pasiones los Rolling. Están de gira mundial para celebrar los 50 años de la banda. Yo, no tengo la suerte de poder ir a verlos. Pero sí estaré este sábado 23 de Septiembre en el tributo de los Sugar Stones en la sala Copérnico, la liaremos a base de Jagger y de rock and roll. Este plan nunca pasará de moda.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico