Festivaleros: Os odio

, , Leave a comment

Festivalero: Dícese del ser humano habitual de los eventos musicales veraniegos, caracterizado por llevar una pulsera en su muñeca y buscar una raya de cobertura en su móvil para dar el coñazo en las redes sociales. Porque es así, señores, todos muy indies, todos muy hipsters, pero los festivaleros somos «heavy users» de las redes sociales, como el resto de los mortales (los mainstream, sí). En invierno y primavera, nos encanta monitorizar las cuentas de Twitter de nuestros festivales y grupos favoritos, ansiosos por descubrir los primeros cada nueva confirmación. Subimos los últimos vídeos al Facebook («en unos meses, lo viviré en directo!») y las fotos de los conciertos de «precalentamiento» al Instagram. Pero es en verano, con la temporada de festivales en pleno apogeo, cuando ya no damos ni un segundo de descanso a nuestra tarifa de datos.

Pero… y el año que, bien por motivos económicos, sociales o de agenda, no puedes ir a ningún festival? ¡Ay, amigos! Ese año te pasa como a mí, y sin darte cuenta, te vuelves un «hater».

En Mayo, cuando llega el SOS en Murcia, estás todavía con suficiente energía positiva. Sueltas un «jiji» cuando alguien te habla del cartel, haces scroll down rápidamente en Twitter cuando su community manager actualiza las redes con las novedades y puede que hasta te quedes a escuchar el especial de Radio 3, con añoranza. Pero llega después el Primavera Sound y eso ya son palabras mayores. Parte de tu oficina se queda desierta, coño, si es que hasta en Malasaña hay sitio en los bares! Se te pone cara de chupar limones cuando lo mencionan en las noticias de la tele, y ya no hablamos cuando coges el móvil. Porque no hay festivalero asiduo del PS que no disfrute mencionándolo una y otra y otra vez en su Facebook. Y en su Twitter. Más las chorrecientas fotos en Instagram. Que si te descuidas, te lo cuelan hasta en Linkedin… («Puesto actual: Manager of Primavera Sound Attendants»). Claro, claro. Y tú en tu sofá

Llegamos a finales de Junio con el Glastonbury, por lo que tienes que dejar de leer el NME, el Pitchfork, el Consequence of Sound, y hasta los blogs de moda. Ya sólo lees Notedetengas, porque son tan molones que no puedes vivir sin ellos… Pero en Julio, como el chachacha, llegan el Bilbao BBK Live, el NOS Alive, el Portamérica, el Cruilla, el Vida Festival, el FIB y el Low Festival. Y entonces, te das cuenta que el único sitio en el que estarías a salvo del ataque masivo festivalero es en algún bunker antinuclear. Pero como en España no se estilan, no tienes escapatoria. Lo vas a sufrir sí o sí.

Desde Notedetengas, queremos mostrar nuestra solidaridad con todos aquellos que este año no habéis podido lucir «moreno pulsera», ni habéis posteado la típica foto con el merchandising de alguna bebida o teleoperadora. Porque más vale que respireis profundo y os lo toméis con calma… Porque amigos míos, en Agosto llega el Sonorama. Y por mucho que apagues los datos de tu smartphone, por mucho que no abras ningún blog de música o intentes huir a tu pesar a alguna isla paradisiaca de vacaciones, llegará hasta ti la llamada de la Plaza del Trigo con sus acordes, sus bailes y sus manguerazos refrescantes. Lo sabes, lo sabemos, y lo único que podemos aconsejarte es: empieza a ahorrar desde ya, bloquea tu agenda del 2016 y contrata una tarifa de datos infinita. La venganza el próximo año, será tuya.

 

 

 

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico