Un San Valentín Millennial: Netflix, sexo y ¿amor?

, , Leave a comment

San Valentín

Modern@s del mundo: Las series no mienten. El amor, está de moda.

Flechas lanzadas al aire! Corazones radiantes de alegría! Mariposas revoloteando en cada estómago! Escaparates a rebosar de color rojo pasión! Si amigos… Love is in the air! Y esto sólo puede significar una cosa: San Valentín ha llegado. Pero… ¿Que ya no se celebra? ¿Que esto no es moderno? ¿Que los hipsters pasan de estas mierdas? ¿San Calentín, dices? Jum…

Desde Notedetengas queremos que aunque sea en el anonimato más profundo, tengáis vuestra pequeña ración de ñoñería en tiempos de millenials: Amor, Sexo y Netflix. Y si de Netflix hablamos, qué mejor que hacerlo a través de las imágenes de unas cuantas series que nos rodean en la actualidad (o reciente pasado) que nos demuestran que la palabra tabú sigue teniendo un gran peso en nuestras vidas (y en la ficción). Series que aunque se vistan de Millennials, tienen lleno su metraje de tiernas imágenes románticas que a uno le dejan con la sonrisa floja en la boca. Que sí, que sabemos que viendo alguna de estas series, por vuestras cabezas han pasado frases como ‘Uooohh qué bonito…’ ‘Como me gustaría si….’ etc.

Por todo ello, os dejamos una selección de series donde el amor no está en el aire sino en las imágenes que lo demuestran:

1.- Love (Netflix 2016)

¿Alguna vez has sentido esa sensación de ser un pagafantas del tres al cuarto pero que de repente, se te cruza el hombre o la mujer que en la vida pensarías que se fijaría en tí? Bienvenidos a los cimientos de Love.

Love es una historia. Cruda, ácida pero con un tierno aroma a amor. La historia de dos almas perdidas (Mickey y Gus) en sus mundos con un solo objetivo común: Volver a ser estables. Una reflexión sobre el efecto serendipia, sobre las relaciones del siglo XXI, sobre el egoísmo de las personas y sobre qué es lo que pasa cuando se hace realidad ese dicho de que ‘no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes’. Una historia para románticos de carne cruda que seguro  que te enganchará. Estamos deseosos de poder ver la tercera temporada que se estrena esta primavera en Netflix.

 

2.- Master of None (Netflix, 2015)

Dos temporadas nos han bastado para cogerle un cariño especial a Dev y a todo su entorno. Pero no estamos aquí para comentar la serie en su globalidad sino para comentar la parte que tiene que ver con las relaciones sentimentales que tiene Dev. Recomendamos fervientemente que no perdáis de vista los capítulos T1Xe06 y T1XE09. Dos capítulos con esencia de enamoramiento del perfecto manual del moderno: New York. Tipo sin apuros económicos y con exquisito gusto por los restaurantes cool de la ciudad. Conoce a chica. RIsas, viajes inesperados y de repente, la rutina. Y de eso va esta serie. Del poder que ejerce la rutina en una relación. Del desgaste emocional. De los desencuentros por la diferencia de caracteres. De la falta de flexibilidad en los tiempos modernos para acoplarse a la otra persona y de la facilidad de volver a encontrar un nuevo repuesto. Del pasar a tenerlo todo a pasar al ‘quiero y no puedo’. Muy recomendable en su globalidad ya que si te consideras una persona del siglo XXI te sentirás claramente identificado con muchas de las conductas de su protagonista.

 

3.- The end of the F***ing world (Netflix 2017)

Si Love ya nos parecía cruda, esta miniserie británica es una vuelta de tuerca más.Una historia adolescente que no te va a dejar indiferente. Dos perfiles opuestos: James y Alyssa. Dos mentes libres que poco a poco se van encontrando y a la vez entendiendo. Una serie que hace real el dicho de que ‘el roce hace el cariño’ y que si se tienen claros los principios, lo demás sobra. Una aventura forjada a base de escrúpulos y cuentos chinos pero en definitiva, un amor muy no amor.

 

4.- Black Mirror: Hang the Dj (T4 X E04)

¿Y si le damos una vuelta de tuerca al Tinder? En esta época de las relaciones formadas a base de aplicaciones, Black Mirror nos dibuja una realidad distópica sobre la tecnología en la caza y captura de la relación perfecta. ¿A caso la hay? ¿Y si hubiera un programa que te la consigue? Estas y otras cuestiones se abordan en este más que interesante capítulo donde el amor y las ganas de formar y fortalecer una relación duradera, lo pueden todo. ¿Y si no funciona el programa? ¿Y si estamos condenados a vagar por un rosario de relaciones infinitas? Si quieres encontrar respuesta a todas estas preguntas no te pierdas este capítulo futurista… o no tanto.

 

 

5: Californication: Carta a Karen

Tiramos de hemeroteca. Pero para bien. Hace ya unos años que Hank Moody pasó a mejor vida dentro de las plataformas de series pero su recuerdo sigue latente. Ese Hank Chinaski de la vida nos dejó momentos épicos de gamberradas y líos de faldas pero también algún que otro momento donde se dejaba ver su sufrimiento y devoción por la única mujer que le quitaba el sueño: Su querida Karen. En este fragmento de la serie, podemos encontrar la esencia de un Hank Moody totalmente entregado y declarando su amor con lo mejor que sabía hacer: escribir. Una declaración sencilla y sincera pero con mucho más que palabras.

 

5 + 1: How I meet your mother: T3X13

¡No os hagáis los remolones a estas alturas! Vamos, romanticones… como hemos defendido al principio, todo indie moderno tiene su corazoncito. Y en el nuestro, cabe este trozo de capítulo de una de las serie que mas ‘hype’ tuvo hace ya unos añitos. No vamos a hablar de Ted Mosby y su laaaarga trayectoria de temporadas inacabables para conocer quien era finalmente la madre de sus hijos (decepción mediante). Pero si queremos rescatar una de las escenas más creativas de las teleseries: La cita de dos minutos. En esta escena, nuestro querido Ted hace lo imposible por conquistar a una de sus pretendientas y utiliza la mejor de sus armas: la sorpresa y la creatividad. 2 minutos de tiempo que hasta el mismísimo Barney envidiaría. ¿O a estas alturas nadie ha pensado en ser sorprendido de una manera fuera de lo convencional para que le demuestren el interés ajeno?

Esperamos que en este día marcado por la publicidad y los anuncios de perfume, os hayamos reblancedido un poquito vuestro corazón y haya sacado a la luz esas emociones y sentimientos más próximos a ese mal / bien del ser humano llamado ‘amor’.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico