Quentin Tarantino rescata sus propios fantasmas en ‘Érase una vez en Hollywood’

, , Leave a comment

Era uno de los estrenos más esperados del año. El encuentro en la pantalla de los dos actores más relevantes de su generación. La penúltima obra de Quentin Tarantino si se cumple la promesa de que solo rodará una decena de películas. Su particular Roma, una carta de amor al cine y la ciudad que le hicieron crecer.

erase una vez en hollywood_quentin tarantino, leonardo dicaprio y brad pitt

Casi tres meses hemos tenido que esperar tras su estreno en Cannes, pero por fin ha llegado el momento de paladear cada plano y cada línea de diálogo de Érase una vez en Hollywood. En Notedetengas hemos querido rendir nuestro particular homenaje al rey de la posmodernidad a través de las referencias a su propio cine en la película. Elementos y personajes que se cuelan buscando el guiño cómplice retomando historias anteriores.

[Atención Spoilers. Queremos conservar todas nuestras orejas, así que si tienes pendiente alguna película de Tarantino, lee bajo tu responsabilidad]

Kurt Russell_Quentin Tarantino

Kurt Russell es Randy… y El Especialista Mike

Antes de Kurt Russell, se plantearon nombres como John Travolta, Mickey Rourke o Sylvester Stallone para interpretar al villano de Death Proof, la película dirigida por Tarantino dentro de Grindhouse. Se trataba de dar la vuelta a un actor habitual en los roles de héroe para convertirlo en un psicópata especialista de cine retirado que asalta con su coche a jóvenes mujeres. Doce años después, Kurt Russell vuelve a interpretar al tipo bueno con Randy, el coordinador de especialistas en el rodaje en que trabaja Rick Dalton.

 

zoe bell_quentin tarantino

Zoë Bell es Janet… y Zoë Bell

La actriz y especialista neozelandesa se conoció con Quentin Tarantino en el rodaje de Kill Bill, donde se encargó de rodar las escenas de riesgo y artes marciales de La Novia. Después de eso, se interpretó a si misma dándole su merecido al Especialista Mike en Death Proof. Érase una vez en Hollywood la convierte esta vez en esposa de Kurt Russell y co-responsable de los especialistas. El dato curioso es que ella es también quien ha liderado la Coordinación de Especialistas de la propia película.

 

Sergio Corbucci_Quentin Tarantino

Sergio Corbucci es Sergio Corbucci

El spaguetti western es una de las grandes influencias tarantinianas con Sergio Corbucci y Sergio Leone a la cabeza. El de Knoxville ya quiso rendir tributo al realizador italiano versionando el clásico de 1966 con Django desencadenado. En este último trabajo, Tarantino da un paso más: “cuando escribí que el protagonista viajaba a Roma para hacer un western, quise asegurarme de que su primera película la dirigiese Corbucci, lo que significaría que al personaje principal le va bien. Podría estar haciendo cine basura, pero está trabajando con Corbucci, que es uno de los grandes maestros de todos los tiempos”.

 

nazis_quentin tarantino

Leonardo DiCaprio es Rick Dalton y… ¿un asesino de ‘bastardos nazis?

¿Suena familiar? En este juego de dobles, Rick Dalton aparece en un flashback de su época dorada como actor quemando nazis con un lanzallamas. La secuencia, sus diálogos y puesta en escena bien podrían haber estado sacados de Malditos Bastardos con Brad Pitt como Aldo Raine. También puede interpretarse como una compensación por Calvin J. Candie, el sádico esclavista que interpreta DiCaprio en Django desencadenado.

 

Los cigarrillos Red Apple… saben a mierda

A lo largo de su filmografía, QT ha ido componiendo un ecosistema propio en que incluso hay marcas inventadas. Big Kahuna es la hamburguesa favorita de Jules en Pulp Fiction y también aparece de diferentes maneras en Death Proof y Four Rooms entre otras. Incluso hay debate sobre si además de carne, queso, ketchup y lechuga, lleva piña, que por supuesto que no (igual que la pizza). Por su parte, los cigarrillos Red Apple son los que comparten el Señor Rosa y el Señor Blanco en Reservoir Dogs y los que fuman Pumkin y Honey Bunny antes de perpetrar su atraco en Pulp Fiction. El colmo llega cuando Rick Dalton nos regala una escena post-créditos en la que rueda un anuncio de estos cigarrillos, que no parecen sus favoritos. Pura delicia.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico