‘Thor’ (2011), mucho músculo, pocos truenos

, , 1 Comment

Thor, con Chris Hemsworth

Simplificando mucho, podríamos hablar de dos tipos de cine de superhéroes: los filmes que desprenden carisma como ‘El caballero oscuro’ o ‘Iron Man’; y los que adolecen de falta de gracia alguna como ‘Los cuatro fantásticos’ o el primer ‘Hulk’. ‘Thor‘ se situaría en el límite entre ambos. Con un director siempre interesante como es Kenneth Branagh, un reparto de lujo con actores guapos y oscarizados, y el hecho de pertenecer a la saga de Los Vengadores, a ‘Thor’ no le faltaban razones para convertirse en la última gran película de superhéroes. Sin embargo, su trama forzada y sus flojos efectos especiales, por no hablar de lo alto que ‘Iron Man’ dejó el listón en Marvel, se lo han impedido.

De qué va:

Thor, hijo y heredero del rey Odín, es un poderoso pero arrogante guerrero cuyas temerarias acciones reinician una antigua guerra en el reino de Asgard. Como castigo, Thor es desterrado a la Tierra y obligado a vivir como un humano más. Con Thor fuera de combate, el villano Loki intentará hacerse con el poder.

Opinión:

Creo sinceramente que, de no ser por la grata sorpresa que en su día supuso ‘Iron Man’ y las altas expectativas que el proyecto de ‘Los Vengadores‘ está generando (todos los héroes unidos en un solo filme) , mi opinión de ‘Thor’ sería distinta. La película de Kenneth Branagh entretiene, divierte -los momentos de humor están muy conseguidos- y tiene acción, pero, las cosas como son, esperaba mucho más.

Anthony Hopkins en ThorDe ‘Thor’ esperaba emoción, rayos y truenos y una memorable batalla final. Sin embargo, salvo las primeras escenas que trancurren en el mundo de Asgard, al resto le falta mucha fuerza. La historia arranca con buen pie, pero se resuelve de manera un tanto precipitada y sin un clímax potente; los personajes son tremendamente planos, salvo, menos mal, Thor; y el instantáneo enamoramiento del dios del trueno y la humana (Natalie Portman) resulta absurdo y carente de emociones.

En otras palabras, la trama está muy forzada. Es como si los creadores de ‘Thor’ hubieran decidido únicamente presentarnos al personaje, a sus aliados y enemigos, y darnos una excusa para que el dios del trueno haga su aparición en ‘Los Vengadores’. Como si nos necesitáramos saber nada acerca de las motivaciones de  los personajes para interesarnos por su futuro. Para algunos espectadores puede que así baste; otros, entre los que me incluyo, pedimos que se esfuercen un poquito más y nos sorprendan. Menos mal, eso sí, que ahí está el reino de Asgard para maravillarnos con sus vistas panorámicas y sus batallas entre guerreros y gigantes, porque, al final, prácticamente sólo lo que ocurre en Asgard nos genera algún interés.

Tom Hiddleston y Chris HemsworthEn cuanto a los actores, es Chris Hemworth quien lleva el peso de la película, y se agradece, porque su interpretación de Thor es muy acertada. Arrogante y confiado al principio, más sereno y responsable hacia el final, y divertido de principio a fin, Hemsworth nos ofrece un dios del trueno con el que enseguida simpatizamos. Junto a él, el otro actor que merece alguna mención es Tom Hiddleston como el malvado Loki, en un papel muy shakesperiano que le da sentido al hecho de que Kenneth Branagh, el cineasta obsesionado con Shakespeare, dirija esta película.

Del resto, Natalie Portman está ahí, pero su personaje está tan mal dibujado que su ausencia no hubiera supuesto ninguna lacra; Anthony Hopkins repite un papel en el que le hemos visto miles de veces; e Idris Elba está quizás desaprovechado. Los guerreros compañeros de Thor, a quienes lideran Ray Stevenson y Jaimie Alexander, son los únicos que muestran algo de carisma.

El resultado final es una entretenida película de acción que aunque no supera las expectativas generadas, tampoco supone una gran decepción, y, mirando el lado positivo, nos hace desear con más ganas que llegue ya ‘El Capitán Américay ver a Jeremy Renner convertido en Ojo de Halcón.

Nota: 6 / 10

Para recordar:

– La genial elección de Chris Hemworth como Thor.

– Que los momentos de humor funcionan.

Para olvidar:

Chris Hemsworth y Natalie Portman

– La precipitada escena que abre la película, que intenta, descaradamente, emular a ‘Iron Man’ -en aquélla funcionó, en ésta no-.

– La escasa credibilidad que tiene el romance entre Thor y Jane.

– Pequeños detalles de los que podrían haber prescindido: la peluca de Thor, la sonrisa final de Natalie Portman, las brevísimas intervenciones de Rene Russo…

 

Una Respuesta

  1. WillyWonka

    2 septiembre 2011 21:58

    Al lado de las pirmeras Spiderman, X- Men, Ironman, Hulk y por no mencionar la nueva saga de Batman…Thor da bastanta penita y, a mi juicio, es un personaje que podrian haber aprovechado muchíssimo más.
    Y ahora pregunto: soy yo, o algunas escenas y hasta alomjor el argumento (visto un poco de lejos) recuerdan a la también flojilla linterna verde ( aunque sea de DC)??

    PD: Totalmente de acuerdo en la crítica de Natalie Portman ( o más bién su personaje plano i tedioso)

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico