“Toda la vida soñando” con Fuel Fandango. Crónica de su concierto en el Teatro Circo Price. Inverfest 2017.

, , Leave a comment

fuel-fandango-madrid

Viernes por la noche en Madrid. Nos acercamos al Teatro Circo Price tras unas cervezas por Lavapiés, pero no es hasta entonces que empieza la fiesta. Nita, Ale Acosta, Carlos y Pablo, nos esperan para que a partir de ese momento, el listón de conciertos de 2017 esté en lo más alto. El público de todas partes que se ha acercado al Price a disfrutar de la “Aurora” de Fuel Fandango está de acuerdo.

Suavemente, delicado, “Fragile“, solos Ale y Nita dan el disparo de salida. “Today” empieza a calentar motores, pero la locura estalla con las primeras notas de “Burning” que abre su último trabajo.
Tras “El viento” volvemos en el tiempo, al primer disco del dúo canario-cordobés al ritmo de “monkey see, monkey do”. Para este momento no había nadie sentado en las butacas; bailando en los pasillos, saltando y esperando a qué canción seguiría la celebración.

Dani de Morón sube al escenario guitarra en mano para tocar “Brazil” con el vozarrón de Nita extendiéndose y poniendo de punta la piel del público. “City” y “New life” volvieron locos a los fans más veteranos del fandango, que coreaban la letra hasta lo que dieran sus pulmones. Las miradas de awe y total admiración dirigidas al escenario, daban la vuelta al teatro.

Ahora llegaba el momento de “La primavera”

La voz de Ale callaba suspiros con uno de los inicios más románticos que puede haber para una canción. Todos esperábamos el golpe de la voz de Nita “cuando la flor se abra”, y cuando finalmente terminó la estrofa: lásers y todos saltando. No había alma sentada o quieta. El espectáculo de lásers se convirtió en protagonista con la salida de Nita del escenario y Ale se puso a los controles. En forma de remix con efectos que hacían parecer que el mar había llegado a Madrid, “La primavera se alargó y con ella llegaron las “Trece Lunas”.

Nita bajaba de una luna. Sí, de una luna. Y tras preguntarle a la luna dónde se había ido y taconear hasta el amanecer, vino el invitado sorpresa de la noche: el Niño de Elche. “El todo y la nada” sonó redondo, impresionante.

El concierto finalizaría de la mejor forma posible; tras una mezcla acertadísima de los tres largos de Fuel Fandango, llegaría el trance en el que no pararíamos de bailar. “Toda la vida”, “Shiny Soul”, “Talking” y “Tell me” cerraban el concierto en un momento apoteósico en el Teatro Circo Price. “Nature” y los tacones de Nita ponían broche al set.

Pero damos gracias a los bises, porque no nos podríamos haber ido ya del todo anonadados sin escuchar la catarsis. Dani de Morón volvió a subir para acompañar “Medina”. Llega a subir también Estrella Morente y nos quedamos todos en el sitio.

No podía ser un concierto de Fuel Fandango sin su gran éxito, por lo que “Always searching” hizo lo que tenía que hacer. Nos llevó a lo más alto para aterrizar con “Salvaje” y dar fin a una noche vibrante.

“Aurora” demuestra la madurez espectacular y musical de uno de los grupos españoles clave del momento

Inolvidable. Trascendente. Impresionante. Mágico. Todos adjetivos que se escuchaban al salir del calor de la “Aurora”. Definitivamente Fuel Fandango ha dado un paso más allá en la fusión del flamenco con la electrónica pop, y lo que nos alegramos. Una propuesta arriesgadísima pero con un público fiel y una ejecución certera.

La gira sigue, por salas y festivales, y todos los testigos de esa noche os diríamos lo mismo: no os lo perdáis.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico