X-Men: Complejo de Mesías

, , Leave a comment

Complejo de MesíasÚltimamente los seguidores del Universo Marvel hemos visto como han ido apareciendo grandes Crossovers que se supone que iban a cambiar el status quo de los superhéroes marvelitas. Y lo han conseguido en mayor o menor medida. Empezando por Dinastía de M, seguida por la un tanto decepcionante Civil War y terminando con la adictiva, pero no tan interesante como se esperaba, World War Hulk, hemos visto como todos los héroes se enfrentaban a sus peores miedos y como en mayor o menor medida sus vidas cambiaban. Pero, ¿la de todos los héroes? Obviamente no, son muchos y es difícil tener en cuenta a todos, por mucho que se empeñen los editores de la casa de las ideas. Pero hay un grupo que por su naturaleza nunca ha terminado de cuajar en estos crossovers, quizá porque son los más marginados, quizá porque son los más chulos, lo que está claro es que, salvo en Dinastía de M, los mutantes siempre han estado un tanto al margen del resto del Universo Marvel. Por eso mismo, y en medio de esta fiebre de macro-sagas que envuelve este universo de gente en pijama, los mutantes necesitaban un crossover para ellos solos, uno que reestableciese, one more time, su situación y que ya de paso sorprendiera a los ya curtidos fans de este peculiar grupo. Aquí es donde llega Complejo de Mesías, o Messiah Complex en el original. Y para hacerlo más especial si cabe, los responsables han querido que esta nueva saga luciera como aquellas que sorprendieron en su momento, como pueden ser Inferno o la Masacre Mutante, haciendo que la historia transcurra con cruces entre las series principales y no mediante números especiales fuera de la línea normal. Para más señas la serie ha sido publicada en trece números, uno especial y el resto en las cuatro series principales, publicándose así cuatro números por mes durante tres meses. Complejo de Mesías viene a ser el reencuentro de la franquicia mutante con todos su más fieles fans y un lavado de cara para todas las series de estos personajes.

_

Detrás de esta nueva saga están los guionistas que trabajan en las series que contendrán la historia: Ed Brubaker con su Patrulla-X, Mike Carey con sus X-Men, Peter David con su siempre genial X-Factor y Craig Kyle y Chris Yost en sus New X-Men. Además, abría que agradecerle a Alex Alonso, el editor “mutante” su idea inicial de crear esta nueva aventura. Como broche de oro para la serie hay que destacar la recuperación como dibujante del primer número especial y portadista del resto de números, de Marc Silvestri, uno de los grandes del mundo mutante.

La historia que se narra en las páginas de este crossover parte directamente de los sucedido en Dinastía de M (no más mutantes) y aderezado por lo narrado en la miniserie Especie en Peligro, en la que vemos a un Bestia buscando desesperado la forma de revertir los efectos del Día M y conseguir que vuelvan los mutantes o por lo menos que vuelva a haber nuevos nacimientos de los mismos. Con este escenario de fondo, nos encontramos con que en un pequeño pueblo de Alaska los X-Men descubren el nacimiento del primer niño mutante desde hace mucho tiempo. Una luz de esperanza para su especie que se ve eclipsada al comprobar que ellos no son los únicos que quieren al nuevo bebé ya que los nuevos Merodeadores de Mr. Siniestro y los miembros de la secta antimutante los Purificadores también andan detrás del bebé. Y aquí es donde todo revienta. Por un lado nadie sabe quién tiene al niño, por otro lado las traiciones y desconfianzas empiezan a surgir por todos lados, junto con enemigos que no te esperabas, viajes en el tiempo (como no podía ser de otro modo con los mutantes) y, por supuesto, muertes que podrán durar más o menos, pero que consiguen impactar desde el momento que suceden. En definitiva, una historia a la antigua usanza, con sus protagonistas claramente definidos, como son Cíclope, Cable, Xavier, los New X-Men, Bishop, Lobezno y su nueva panda de matones, Madrox y alguno más por ahí.

Lo mejor, como he dicho, el sabor a viejos tiempos, el conseguir meter muchos de los factores que han hecho únicas las historias de los mutantes (Sectas antimutantes, viajes en el tiempo, traiciones y otras que no lo son tanto, y mucha acción) y además sorprender en cierta medida, aunque otras veces se veía lo que iba a pasar. Otro tanto es el hecho de que al final consigue en gran medida cambiar todo y hacer que te preguntes “¿Y ahora qué?”. Lo peor, quizás el hecho de haber desaprovechado tanto algunos de los personajes aunque es normal teniendo en cuenta la gran cantidad de mutantes que hay que manejar durante la historia. También hay ciertos aspectos de la historia que están cogidos por los pelos y el hecho de haber dejado muchos cabos sueltos, que si bien contribuye a que quieras seguir las series después también te deja con la mosca detrás de la oreja.

Resumiendo, creo que es un crossover fiel a los cimientos mutantes, bien llevado y que entretiene en cada número. A los seguidores de los mutantes creo que les gustará y para los nuevos aficionados puede suponer un buen punto de partida para la nueva situación mutante.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico