Todas las entradas de: Juan H.B.

Guadalupe Plata: Gira 2013



Este año no podría empezar mejor, y es que Guadalupe Plata empezará su gira presentando su nuevo LP este mismo mes de enero. La primera cita será en Barcelona, en la sala Apolo, el próximo viernes 18 de enero. Podéis comprar las entradas en su web de ticketea. A continuación, la lista con todas las ciudades y fechas:

  • Viernes 18 de enero. La 2 de Apolo, Barcelona.
  • Sábado 19 de enero. Wah Wah, Valencia.
  • Miércoles 30 de enero. Zona C, Santiago de Compostela.
  • Jueves 31 de enero. Sala Confussion, Ciclo Interferencias, León.
  • Viernes 1 de febrero. Monkey Club, Gijón.
  • Sábado 2 de febrero. Escenario Santander, Santander.
  • Viernes 8 de febrero. Sala Farándula, Algeciras.
  • Sábado 9 de febrero. Presentación PopLaCara, Montilla.
  • Jueves 21 de febrero. El Sol, Madrid.
  • Viernes 22 de febrero. El Sol, Madrid.
  • Sábado 23 de febrero. Sala Boss, Segovia.
  • Jueves 21 de marzo. El Cau, Tarragona.
  • Viernes 22 de marzo. El 21, Huesca.
  • Sábado 23 de marzo. Sala López, Zaragoza.
  • Viernes 5 de abril. Planta Baja, Granada.
  • Sábado 6 de abril. Cochera Cabaret, Málaga.
  • Jueves 11 de abril. BNB, Burgos.
  • Viernes 12 de abril. Biribay, Logroño.
  • Sábado 13 de abril. Azkena, Bilbao.
  • Viernes 26 de abril. Helldorado, Vitoria.
  • Martes 30 de abril. Jarana Club, Palma de Mallorca.

Para ir abriendo boca, aquí os dejo el videoclip de su canción “Esclavo”:

Crónica del Soul Train Festival en la Sala Apolo de Barcelona – marzo 2012

Los americanos tienen un termino para sus programas televisivos, Cold Open, que viene a decir que lo mejor es meter al público lo antes posible en el espectáculo y ya si eso dejaremos las presentaciones para después. Este fue el tipo de introducción que hicieron The Cherry Boppers el pasado viernes 23 de marzo en la Sala Apolo de Barcelona. Empezaron a tocar pocos minutos antes de las 20:00, con una puntualidad excesiva que pilló de sorpresa a los asistentes del festival, la mayoría apalancados todavía en los asientos de la sala. Sí, aunque no lo creáis, hay gente que va a ver sentada un festival de Soul.

The Cherry Boppers

Pero aunque el ambiente no era precisamente festivo, The Cherry Boppers no se asustaron. Son vascos, después de todo. Poco a poco, consiguieron mover el frío del ambiente a unas temperaturas más cálidas. Todo gracias a su Soul-Funk instrumental, cargado de energía y con cierto toque de garage que a mi me parece genial. No bajaron el ritmo, consiguiendo que por fin la pista se llenará ya desde la segunda o tercera canción. De su actuación sobre todo hay que destacar el Saxo de Willy Kalambres Wallace y ese Hammond impecable de Ignatius Johnny. Personalmente me gustó mucho la versión que hicieron del Crosstown traffic de Jimi Hendrix o la canción que tocaron con Mayka Edjo, la cantante de The Sweet Vandals, uno de los mejores momentos de su actuación.

The Sweet Vandals

Los siguientes en entrar en escena fueron The Sweet Vandals. Antes de seguir lo voy a dejar claro, para mi fueron los grandes triunfadores de la noche. The Sweet Vandals consiguen equilibrar la elegancia más fina del Soul con el ritmo más festivo del funk. Un equilibrio que llevan cada uno de los miembros de la banda de forma impecable. La banda está perfectamente compenetrada. No hay lugar para el error. Los madrileños dieron una lección de un concierto de Soul y Funk que consiguió animar aún más al personal. Si tuviese que quedarme con un solo miembro de la banda, elegiría sin dudas al bajista Santi “Sweetfingers” Martín, probablemente uno de los mejores ejemplos de a lo que un bajista de sonidos negros tiene que aspirar. Elegancia pura. Move It On fue una de las grandes canciones de su actuación, junto con ese tema instrumental (juraría que fue Tiger) que sirvió para mostrarnos lo bien que se desenvuelven sin Mayka al frente. Los dicho, The Sweet Vandals tienen un directo para quitarse el sombrero, demostrando que su último álbum, So Clear, suena aún mejor en vivo.

The Pepper Pots

Teniendo en cuenta que el último concierto de esta caravana del Soul fue en Barcelona, no es de extrañar que los catalanes The Pepper Pots salieran a cerrar la noche. Si habéis visto alguna vez vídeo de actuaciones clásicas de grupos de la Motown, os podéis hacer una idea de la actuación de esta banda. Lo suyo es el Soul clásico y elegante, de libro. Y sobre todo, la puesta en escena, con sus tres cantantes de blanco inmaculado, casi angelicales, acompañadas en todo momento por la banda que les marcaba el ritmo. Hay que admitir que el ritmo de la noche bajo un poco con respecto a los grupos anteriores, sobre todo porque nos encontramos frente a un tipo de concierto mucho más sensible, como el buen Soul marca. Que el ritmo de la noche se hiciese más melódico solo puede significar que tienes que buscar a la pareja más cercana. Todos sabemos que eso no puede ser malo. Las tres cantantes (Adriana Prunell, Aya Sima y Marina Torres) fueron intercambiando el rol de cantante principal en cada una de las canciones y uno no podía dejar de mirarlas, pensando únicamente que necesitaba aprenderse sus coreografías. Este concierto fue un pequeño viaje en el tiempo a aquellas actuaciones en las que todo tenía que ser perfecto, desde el sonido hasta la puesta en escena. Donde ser elegante lo era todo. Los amantes de estos sonidos negros adorarán a The Pepper Pots por su buen hacer.

Pero vamos a ver, ¿entonces estuvo bien este experimento de festival de Soul/Funk? Sí, y mil veces sí. Que la gente de Buenritmo me diga donde hay que firmar para repetir, por favor.

Crónica del concierto: The Meows y Suzy & Los Quattro en la sala Sidecar de Barcelona – marzo 2012

Suzy & Los QuattroVoy a ser honesto contigo. Desde que llegué a esta ciudad, hace más de un año (¡cómo pasa el tiempo!), siempre he dicho que aquí hace falta más rock. Mucho indie y mucho modernismo, pero conciertos de sacar el peine de la chupa de cuero y peinarse el flequillo (quién pueda), pocos.

Pues bien, tuvieron que llegar dos bandas locales, The Meows junto con Suzy & Los Quattro para darme un ¡ZAS en toda la boca!. El pasado viernes 9 de marzo ambas bandas demostraron que aún hay esperanza en el movimiento más sumergido de la ciudad.

El papel de teloneros lo tenían los veteranos The Meows, que abrieron la noche con los trallazos de su último disco, All You Can Eat. Para un simple aficionado como yo es difícil de describir todas las influencias que tiene este grupo. Desde el garaje más cavernícola hasta rozar ritmos del R&B más frenético, pasando por yo qué sé cuantas mezclas más. Todo aderezado con buen humor y ganas de pasarlo bien. The Meows se mantuvieron en su papel, animando con buena pegada pero sin llegar a abrumar. Temas como Shake o No No No llenaron la sala, junto con algún tema antiguo (de su primer LP) de corte más punk. Si este grupo es capaz de animar así tocando poco más de 40 minutos, no quiero pensar qué pueden hacer tocando un concierto entero ellos solitos.

Pero claro, el papel estelar de esa noche no era para The Meows, si no para la adorable Suzy y sus Quattro. La pinta de niña buena y de no haber roto un plato de Suzy se pierde en el primer momento en el que empiezan a tocar. La pegada de la banda es brutal. Que no engañe el tono más pop o relajado de su último disco, Hank. Su directo se basa sobre todo en la contundencia de su batería, una bestia parda que además de pegarle duro lo hace extremadamente bien. Un amigo mío me dijo hace poco que un grupo llegará todo lo lejos que pueda llegar su batería. Si es verdad, Suzy lo tiene fácil. Aún así, por mucha batería que haya, hace falta gente delante que la soporte. Tanto el bajista como el guitarrista mantenían el nivel de sobra. Los solos de este último, aunque cortos, demostraron su buen hacer. Y claro, luego está Suzy, con su voz hecha para el rock y su actitud desenfadada. Esa noche la niña buena se quedó en casa mientras que la guerrera salió de fiesta.

En cuanto a las canciones, básicamente presentaron su último álbum, Hank. Un disco, como ellos se encargaron de recordar, hecho con sentimiento a una persona querida y desaparecida. Convirtieron su memoria en un directo de lo más fiestero. Celebraron su memoria. Lo de llorar se lo dejaron a los tristes de turno. Temas tan importantes como I.O.U (I Owe You) o Kick Ass fueron buen ejemplo del tono de la noche. Todos los temas fueron tocados en tandas de 3 o 4 temas seguidas, demostrando que no hay descanso para los (malditos) rockeros de toda la vida.

Por sacar defectos, que los hay, cabría decir que el sonido no estaba del todo bien ecualizado. La batería se comía muchas veces el sonido del resto de instrumentos, en especial la voz de Suzy. La potencia mola, pero sin control como que sobrepasa. Por supuesto, el mayor defecto de la noche fue el público. La sala no es que estuviese muy llena, pero es que además ahí no se movía casi nadie. Repasad lo que he dicho, que fueron muy potentes, mucha fiesta y blablablá. Bien, la gente no pareció enterarse del todo. Y me incluyo, que conste. Una pena, ambas bandas se merecieron una mejor respuesta.

Así que la próxima vez que vayamos a un concierto de rock y una cantante guapa baje a la pista y se ponga a bailar a nuestro lado como una condenada, bailemos nosotros también. Hagamos como Suzy. Suzy es el Bien.

Crónica del concierto: Delta Power Trio + The Brew en la Sala Bikini de Barcelona – marzo 2012

The BrewLa Sala Bikini se volvió a llenar, el pasado jueves 1 de marzo, de aficionados al rock psicodélico. ¿La razón? The Brew volvía a pasar por la ciudad a dar un ejemplo de rock añejo y sobre todo muy inglés.

The Brew tienen un esquema claro y bien montado. La fórmula es bien sencilla: mucha cara en el escenario, buenas dosis de virtuosismo y sobre todo ganas de pasarlo bien. No se saltaron ningún paso de su guión: Un inicio rompedor, repaso de temas antiguos y algunos de los nuevos, como Every Gig Has A Neighbour o la que da título a su nuevo álbum, The Third Floor. Pasaron por la parte álgida del concierto, con ese momento de psicodelia absoluta en la que el guitarrista y cantante, Jason Barwick, aprovecha para lucirse. Dejaron para la ronda final la ya mítica A Million Dead Stars junto con el solo de batería de Kurtis Smith, sello de la casa.

¿Y todo esto significa que es más de lo mismo? Yo diría que no. Sí, The Brew explotan la receta que mejor les funciona, pero lo hacen porque les queda muy bien. A esto hay que sumar que han sumado más potencia en el escenario, junto con algo más de caos que da más diversión si cabe. Tienen más presencia y lo hacen mejor. Incluso el solo de batería destacó por su calidad y rabia desatada.

The Brew demostraron en hora y media que pueden hacer un concierto de rock setentero con altas dosis de buen humor y con calidad. No sé cuanto tiempo les durará esta forma de hacer las cosas, pero de momento, cumplen de sobra. Eso sí, los que esperen ver algo nuevo, puede que se lleven una decepción.

Por supuesto, The Brew no fueron los únicos que animaron la noche. Los teloneros, Delta Power Trio consiguieron quedar con el listón bien alto. El trío catalán dio una lección de Blues electrificado. Tocaron tanto versiones como temas propios en catalán, muy bien llevados. Todas las canciones seguían el mismo esquema en la que el guitarrista se lucía con algún solo potente. Por destacar algún tema, la versión final de Got My Mojo Working de Muddy Waters en tono redneck sorprendió e hizo bailar a más de uno.

Fue una buena noche para disfrutar del rock, tanto en su vertiente del blues, como en la rama más psicodélica. No lo vamos a negar.

Las fotos que ilustran esta crónica son de Fran Cea de cuando el grupo pasó por Valladolid el pasado 2011

Concierto de Suzy & Los Quattro y The Meows en la sala Sidecar de Barcelona


Suzy & Los QuattroNoche de baile a buen ritmo de rock’n’roll para este próximo viernes 9 de marzo en la sala Sidecar de Barcelona. Allí llegarán los barceloneses Suzy & Los Quattro y The Meows. La entrada costará 10€ en sidecar.es y 12€ en taquilla.

Suzy & Los Quattro están que lo parten desde que sacaron su último álbum Hank con BCore, con giras alrededor del mundo (Italia, Noruega, Japón) y el respeto de grandes del género como Andy Shernoff (Dictators), Ben Weasel (Screeching Weasel), Paul Collins o Peter Zaremba (Fleshtones).

Por su parte, The Meows se presentan como una de las instituciones del rock’n’roll de la ciudad condal, como ya han demostrado con ese genial último trabajo llamado All You Can Eat. Canela fina.

Para ir abriendo boca, quedémonos con lo que Suzy & Los Quattro pueden hacer con este Kick Ass:

SUZY & LOS QUATTRO – KICK ASS from WAAAU.TV on Vimeo.

Más información en la página web de la sala Sidecar.