Crónica del concierto/ L.A. + Counting Crows en Sala Razzmatazz (7 de julio de 2015):

, , 1 Comment

cc

 

Qué lujazo de telonero y qué lujazo de músico que tenemos en Luis Alberto Segura (aka L. A.). Con el mallorquín solo en el escenario y su guitarra eléctrica demostró que la fuerza de sus canciones no dependen de una potente instrumentación. Su prodigiosa garganta y su modo apasionado de defender su música calaron entre una audiencia cuarentona que habían ido a ver a sus héroes de los noventa y que a muy seguro pocos de ellos conocían a este proyecto tan interesante que es L.A.  Ataviado con un gorro que impedía comprobar si aún luce el pelo de color amarillo, tal y como aparece en la portada de su nuevo disco «From The City To The Ocean«. De lo nuevo interpretó «Higher Place» y «Secrets Undone» creando un clima tierno a la vez que desgarrador. Encima tuvo la humildad de agradecernos estar allí para ver a los Counting Crows. Estaremos atentos a su gira de verano, de momento sabemos que su nuevo trabajo tiene volada.

la1

Casi media hora después los Counting Crows, con los siete músicos colocados en sus puestos y un Adam Duritz que lucía una camiseta de los Beatles (con la que se ganó mis simpatías) y su voluptuosa cabellera rastafari (¿peluca?) para estrenarse con » Sullivan Street» de su famoso debut  «August and Everything After» (1993) que fue tan aclamada que acabó siendo cantada por el público. Poco después aparecería otra canción del mismo disco, la canción con la que los CC se hicieron famosos hasta en la luna: «Mr Jones«. Desfigurada, excesivamente anticipada y apática no alcanzó su plenitud, será por el tedio que debe causar a sus creadores a los que se vio algo cansinos con ella. Una lástima.

cc2 (2)

Mucho mas entregados se mostraron con las del nuevo «Somewhere under wonderland» (2014) como la saltarina «Scarecrow», la springstiniana «John Appleseed’ s Lament» o el hit «Earthquake Driver». Para presentar «Cover Up The Sun » un Adam simpático se sentó en plan cuentacuentos y nos narró la historia de un actor-cómico mejicano llamado Pedro y cómo rozó el éxito en Hollywwood. Luego todo el arsenal country de la canción, arsenal repetido en la versión de «You Ain’ t Going Nowhere» de Bob Dylan (aunque la elegida fue la redefinida por los Byrds de Gram Parsons). Otra versión que hicieron fue «Start Again» de los fabulosos Teenage Fanclub, y «Big Yellow Taxi» de Joni Mitchell incluida en su «Hard Candy» (2002). También la folkie «Blues Run the Game» tocada a voz y acústica brillantemente punteada por David Immerglück, quien también había demostrado su virtuosismo a la mandolina.

El papel de gamberro lo hicieron el guitarra Dan Vickrey y el teclista Charlie Guillngham. El primero desconcertó a Adam al cantar mientras el segundo se subía por todos los sitios con su acordeón.

Precisamente es el buen rollo entre la banda y la conexión musical lo que debe funcionar para que estos tipos a los que muchos deben suponer extinguidos sigan dando conciertos y de vez en cuando sacando algún buen disco. Y en directo suenan a la perfección, siete músicos dotados y buenas canciones no pueden dar otro resultado.

Para la recta final un sentido al principio y atronador al final  «A Long December» con Duritz al piano de cola con el que acabaron el set y «Palisades Park» (exhibición de canto), la mítica «Rain King» y la balada «Holiday In Spain» con su frase «And catch a plane to Barcelona ‘cause this city’s a drag» cantada al unisono. Luego la banda se largaría con su cantante chillando «Razzmatazz!». Una palabra que se refiere a la diversión, algo que los Counting Crows siguen haciendo, tras mas de veinte años y tras la alargada sombra de «Mr. Jones». 

 

Una Respuesta

  1. Diego

    12 mayo 2020 7:12

    1ero:De verdad preguntas si era una peluca???? 2do y más importante …como cojones fuiste a ver a esos muertos ?

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico