Crónica del concierto de Ángel Stanich en Palencia (Diciembre 2017)

, , Leave a comment

Concierto Stanich Palencia

 

Vamos, no nos seáis correctos y niñ@s buen@s porque lo sabemos. Sabemos que en la pasada cena de Nochebuena, cuando ese cuñad@ / familiar pesad@ empezó a despotricar sin filtro (de Instagram) alguno sobre los temas candentes de la actualidad nacional, le mirasteis fijamente a los ojos y le soltasteis desde lo más profundo de vuestra Antigua y Barbuda alma un rotundo… ERES MUY TOSCO.

Nosotros lo hicimos. Y como acto de refrenda y agradecimiento a nuestro doctor / mesías del lejano Camino Ácido conocido como Ángel Stanich, era nuestro deber acompañarle en alguna de sus últimas intervenciones por los escenarios castellano y leoneses. Y así fue. Nos vinimos a Palencia en busca de una lisérgica respuesta para seguir afrontando estos fríos, lluviosos, grasos y azucarados días de Navidad.

La cita no podía ser en otro lugar especial. El Universonoro de Palencia. Esa casa de leñador de la profundidad de los bosques de Utah (EE.UU) transformada en mítico bar, tenía preparada el altar y las luces para recibir entre calor y olorcete a millennial desenfrenado, a nuestro querido y amado ermitaño del pop rock.

Se hizo esperar su presencia, pero mereció la pena. 2 horas de recorrido por la República Independiente de Antigua y Barbuda (2017 / Sony Music – Orgullosa María) con vistas hacia el Camino Ácido (2014) y rodeado de inclemencias meteorológicas debido a que Cuatro rayos cayeron (2014) obra del dios Siboney (2017).

Comenzaba fuerte la noche sumergiéndonos en el universo de Antigua y Barbuda de la mano de su canción más intimista ‘Cosecha’. Momento en el que Ángel y su Stanich Band se vistieron de Dothrakis, sacaron los dragones y e incendiaron el Universonoro con ‘Escupe fuego’. ‘Mas se perdió en Cuba’, ‘Un día épico’ y ‘Mañana’ del EP Siboney hacían su aparición sobre el escenario.

Ante tanto desenfreno, era momento de ir poniendo un poco de norte al asunto. Y para ello, desde el calor de la selva tropical cogíamos un vuelo charter para disfrutar del manjar de ‘Galicia Calidade’. Los riffs más cuidados y con más pegada de la noche se los llevó ‘Camino ácido’ donde Ángel y su banda nos dieron en un par de minutos, unas cuantas bofetadas de rock a todos los que estábamos allí presentes.

Si hay una tónica general que nos hemos encontrado en la gran mayoría de conciertos a los que hemos ido este año es que mucha de la gente que acude lo hace como ‘acto social’ para charlar con sus amigotes. Acto que no solo nos molesta a los que queremos disfrutar de la música sino también al propio artista. Alguno no dice nada por respeto, pero otros, con todos su derecho, sí lo hacen. Y ayer Stanich hizo lo propio pidiendo un poco de respeto y de silencio para entonar una de las canciones más emotivas de su nuevo disco, ‘Rio lobos’. ‘Hula Hula’, ‘Casa Dios’ y ‘Le Tour 95’ completaban el tridente que hacía presagiar de nuevo una subida de tensión y emociones fuertes. Comenzaba la montaña rusa con ‘Mezcalito’ y continuaba con ‘Señor Tosco’ uno de los temas de Siboney que se ha convertido ya en un auténtico himno y que refleja la actualidad de la España casposa y cañí. (¿Os acordáis de la cena de Nochebuena?… pues si no lo hicisteis, tomad nota de la letra de la canción para la de Nochevieja!)

Concierto Stanich Palencia2

Un bis, un pis, un traguito por aquí y por allá y vamos a por los platos fuertes para acabar la función. Como no hay dos sin tres, el primero de la terna que iba a cerrar el concierto fue otro de los premios gordos y barbudos de la banda: ‘Carbura’. Un calentamiento que abrió paso a que Álex Izquierdo, Lete G.Moreno, Victor L. Pescador y Jave Ryjlen cogieran velocidad de crucero para entonar el archiconocido y armamentístico temazo ‘Metralleta Joe’ que hizo las delicias del respetable a base de saltos, gritos y abrazos compartidos bajo la espuma de la cerveza derramada. Y sin tiempo para respirar, con la imagen del  veterano y exitoso jugador hacia el joven y lozano jugador de balompié,‘Metralleta Joe’ le cedió el testigo a ‘Mátame Camión’ para que se convierta en el nuevo himno que cierra uno de los espectáculos en directo más nutrido y divertido del panorama alternativo nacional.

Ni que decir cabe que Angel Stanich y su banda están en una forma física y musical envidable. Que tienen un directo muy fino (Aunque ayer escucháramos algún petardazo en los micros) y que cada vez reúnen a más fieles, que ya son legión, de esta nueva República de Antigua y Barbuda.

Sabemos que en este cierre de Navidades tiene más trabajo que Papá Noel, Los Reyes Magos y Puigdemont juntos pero si La Stanich Band rueda de aquí para allá sin parar, es porque hay algo que huele y sabe a éxito en ellos y no es ni oro, ni incienso ni mirra. Es CALIDAD.

Nos despedimos con una de las frases que utilizó Ángel para despedirnos a todos y que está tomada de un temazo otro de los grupos de referencia del rock español: Soziedad Alkohólika. Os deseamos a todos una ¡Feliz Falsedad! 

¡Nos vemos en el 2018 con más conciertos!

 

 

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico