Crónica del Ebrovisión 2017 #unfestivalqueenamora con Ty Segall, Rufus T. Firefly, Corizonas y más

, , Leave a comment

Un año más se acaba el verano festivalero: con sus quemaduras marca #PlazaDelTrigo, las tiendas de campaña llenas de polvo, las pulseras acumuladas en la muñeca y los descubrimientos musicales. Esta vez, la cita ha sido el Festival Ebrovisión, que se acerca a la mayoría de edad y nos ha traído otra edición redonda.

JUEVES 31 DE AGOSTO

franela-ebrovision

Ángel Carmona guitarreando con Biznaga | Foto: What Montsy Hears (Montse Sing)

La jornada del jueves venía con novedades. Principalmente, que por primera vez, la “fiesta de bienvenida” de este año no sería en la Fábrica de Tornillos. Empezaría en el Multifuncional de Bayas, donde en la carpa Estereoclub abrirían los burgaleses Wolf, segundo premio del certamen de Música Joven de Burgos. Tras ellos, Julieta 21, para algunos uno de los grupos revelación del año. Sin embargo, para servidora, se quedaban en la zona de confort. Llevamos unos años ya donde los grupos se parecen tremendamente y llega un punto en el que parecen pre-fabricados. Aunque tienen temazos como “Azul Marina” no deja de ser otro pincho de la barra.

La noche iba enfriando, porque sí, no deja de ser Miranda de Ebro, y entramos al polideportivo que alberga el escenario principal. Uniformados en camisas de Franela, este grupo homónimo vino a meter caña con el rock más clásico, con versiones de Neil Young y demostrándonos lo que es el verdadero roucanrol. Además de una cara conocida, Ángel Carmona, de Hoy Empieza Todo de Radio 3, guitarra en mano.

ty-segall-ebrovision

Ty Segall | Foto: What Montsy Hears (Montse Sing)

Pocas veces había escuchado un rock tan curiosamente matizado: Biznaga trajo su rock más gamberro y un derroche de psicodelia con su último trabajo “Sentido del Espectáculo”.

Pero llegaba el momento del plato fuerte de la noche. ¡Qué diantres! Del festival. Los más puretas – no de Los Planetas – se habían reunido para escuchar a uno de los referentes del garage. Ty Segall, conocido por sus nueve trabajos en solitario, estuvo acompañado de The Freedom Band, su banda para las actuaciones en vivo. Una única fecha en España y de la que fuimos testigo en Miranda de Ebro. El buen pogo en las primeras filas y caras de asombro y de “too much psicodelia” más atrás. Sin embargo, ese era el día, el jueves rock-colorcicos setenteros. Ya que tras el californiano venían Rufus T. Firefly. Su “Magnolia” es disco del año sin duda y en directo, más. Al fin vimos a Vic, Julia y compañía a una hora que les viene al pelo. La una de la madrugada y rodeados del reflejo de las bolas de espejos, viajamos con “Pulp Fiction”“Último día en la tierra”.

 

VIERNES 01 DE SEPTIEMBRE

El viernes se avecinaba complicado. Las horas para The LimboosLoud fueron mortales, tanto así que lo único que puedo deciros es que molaron, pero que mis pies no daban para más. My Expansive AwarenessChampagne eran algunos de mis subrayados en el cartel de esta edición del Ebrovisión, sin embargo, el rollito tranquilo y relajado de conciertos así dentro de una carpa con el rico fresco mirandés, no se lleva tan bien como uno esperaría. Un sitio que habría estado dabuti para ellos habría sido la Fábrica de Tornillos, sin duda.

leon-benavente-ebrovision

Abraham Boba de León Benavente | Foto: What Montsy Hears (Montse Sing)

El escenario principal abrió el inicio del fin de semana con todo su poderío. Luis Brea y el Miedo llegaban con nuevo disco bajo el brazo y es que “Usted se encuentra aquí” renueva el espíritu más breístico que vimos en su momento con “Autómata” ahora se recupera con “Nueva generación”.

Se ha dicho muchas veces, y es que Abraham Boba, que lidera León Benavente, lo sabe. Es todo acelerar, es fuerza. Aún para los detractores, este cuarteto supone un soplo de aire fresco, o más bien un huracán.

nada-surf-ebrovision

Nada Surf | Foto: What Montsy Hears (Montse Sing)

Nada Surf entraron al escenario y no habían sonado dos acordes cuando ya el público estaba más que entregado a los neoyorquinos. Y es que una trayectoria así no la tiene cualquiera, y los fans más dedicados movían los labios al tiempo que Matthew Caws. Aunque “Peaceful Ghosts” no es el primer disco que una recomienda de los Nada Surf, sus temazos resonaron en el Multifuncional de Bayas y el trío se llevó a una fan más al bolsillo.

Los expertos en festivales españoles tenían ahora el escenario para ellos. Casi, por no decir seguro, el doble de asistencia que para los nombres internacionales, Sidonie congregaba allí a los peores fans del mundo. “No sé dibujar un perro” a modo karaoke es ya un clásico y Marc Ros un líder. Esperamos que saquen algo nuevo ya, porque tanto festival les va a dejar las canciones planas. Aún así, sus directos siguen encantando a novatos y repetidores.

La noche acababa con The Whip, un trío que al mismo ritmo dance que se puso de moda hace un tiempo y con una voz interesante pero que se quedaba unidimensional. A lo mejor una meta-canción con sus hitazos puede ser un bombazo de energía, pero su directo se quedaba largo.

SÁBADO 02 DE SEPTIEMBRE

Una de las cosas que más me gustó del público del Ebrovisión es que lo que más les gusta es disfrutar de la música. No les importa levantarse más temprano y descubrir nuevos grupos en los escenarios del pueblo. Tanto antes del vermú como después, e incluso con los niños. Porque sí, es muy fácil ver festivaleros potenciales en el festival mirandés. Los Tiki Phantoms son un gran ejemplo de esto. Rockabilly en una dimensión zombie y mariachi, todo al mismo tiempo. Los veríamos de nuevo por la tarde, ya que esta fue la cita de los peques. Sin embargo, nuestra mañana estuvo eclipsada por la nueva pareja de moda.

cala-vento-ebrovision

Joan, la mitad batera de Cala Vento | Foto: What Montsy Hears (Montse Sing)

Cala Vento ha demostrado que la química lo da todo sobre las tablas y que sus canciones hablan más de lo que recibe el micrófono. Sí, Aleix y Joan dieron uno de los mejores conciertos que he visto, donde las protagonistas eran las bocas abiertas de los asistentes, aquellos que no habían oído hablar de los catalanes. Todo su repertorio, tanto “Cala Vento” como “Fruto Panorama” llenaron la Fábrica de Tornillos.

Ni siquiera La Habitación Roja, grupo sorpresa que aterrizaba con versiones noventeras y ochenteras (es una cosa que no me explico) logró llenar el escenario tanto como el dúo de “Isabella Cantó”. Sin embargo ahí estaban, cual orquesta indie animando un vermú cerrado. Nosotros decidimos ir a la muestra gastronómica, donde por 2,50€ tenías un pincho que se te caían las babas y preparamos energías para lo que se nos venía encima.

 

corizonas-ebrovision

El Meister hace de las suyas con Corizonas | Foto: What Montsy Hears (Montse Sing)

Qué deciros de Corizonas. Javi “El Meister” Vielba no tiene nada que envidiar a ningún frontman nacional o internacional. “The News Today” tuvo cabida en el set que el grupo-fusión comparte desde su debut en español con “Nueva Dimensión Vital”. Un directo lleno de energía que hace bailar y cantar a cualquiera y que pregona en sus letras la sensatez humana que todos llevamos escondida. Tanta, que el concierto acabó con más público que cuando empezó.

Love of Lesbian era sin duda el gran plato fuerte de esta edición del Ebrovisión. Pudo haber mucho Ty Segall, que cuando realmente se volvió complicado entrar y salir, fue durante el concierto de los de Santi Balmes. Con el directo que llevan casi programado desde el inicio de gira con “Poeta Halley”“El Club de fans de John Boy” tuvo delicias de los discos anteriores y de este último trabajo. El cierre de gira será en Barcelona este noviembre, con una cita también en la capital.

Para el momento clave de Joe Crepúsculo había tres tipos de persona: los aficionados a la “Pisciburger”, los que salían pitando a la Siroco (el after-ebro) o los que lo mirábamos anonadados. Dos tíos con aparaticos que hacen ruidicos y que hacen a todos bailar. Casi como un genio de la lámpara que baila más él que quien lo mira.

¿Es el Ebrovisión la cita de fin de verano por excelencia? Yo diría que sí. Normalmente ves a los grupos que no has visto el resto del verano, descubres nuevas bandas para iniciar el otoño un poco más motivado y, gracias al frío burgalés, te aclimatas para lo que se nos viene encima. Gracias Ebrovisión, por mantener ese sentimiento tan casero en tu ambiente, por no solaparnos conciertos y porque siga sonando la música.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico