lcdssppal

LCD Soundsystem / This Is Happening

lcd-soundsystem-this-is-happening-300x300

Ya desde las primeras notas de ‘Dance Yrself Clean’ se puede intuir que ‘This Is Happening’ es un buen disco o, mejor dicho, otro buen disco. Y es que LCD Soundsystem, con James Murphy a la cabeza, se ha convertido en una formación imprescindible a base de hacer buenas canciones, que, al fin y al cabo, es la única forma posible de hacer buenos álbumes. Y otro buen puñado de buenas canciones es lo que nos presentan en este nuevo álbum, como ‘Drunk Girls’, primer single y su canción más comercial desde aquella ‘Daft Punk Is Playing At My House’. Aquí James Murphy vuelve a recurrir a una enumeración, como ya hiciera en ‘Losing My Edge’ -cuando compones canciones que duran, de media, ocho minutos, es sin duda un recurso que viene bastante bien-, en este caso contándonos las cosas que suelen hacer las chicas -y los chicos- cuando se emborrachan: ““Drunk boys, they steal, they steal from the cupboards; drunk girls, drunk girls like to file complaints””.

Y si ‘Drunk Girls’ es la parte comercial del disco, la parte tierna la constituye ‘All I Want’, que vendría a ser el equivalente a ‘All My Friends’ o ‘Someone Great’ de este álbum. ¡Qué gran acierto que James Murphy se decidiera a hacer canciones en esta línea! Lejos de ser un simple complemento a sus canciones más gamberras, este tipo de temas se han convertido en los favoritos de mucha gente -sin ir más lejos, Pitchfork colocó recientemente ‘All My Friends’ como segunda mejor canción de la década-. En otras palabras: LCD Soundsystem captaron nuestra atención con sus ‘Movement’, ‘Tribulations’, ‘Yeah’, ‘Give It Up’… pero, al final, lo que les ha convertido en especiales es que resulta que también nos pueden emocionar con la misma intensidad con que nos sacan a la pista de baile.

En este sentido, puede que, de hecho, en ‘This Is Happening’ abunden demasiado las baladas -si es que se las puede llamar así-. ‘I Can Change’ lo intenta pero no termina de funcionar como las ya citadas ‘Someone Great’ o ‘All My Friends’, más que nada por su melodía, que es bastante plana. Por otro lado, el cupo zapatillero lo cubriría de sobra ‘Pow Pow’ por sí sola -en realidad, casi todos las temas terminan siendo igual de machacones-: el momento ““discovery (x7)”” es uno de los subidones del disco -por no hablar del estribillo, claro- y atención a la letra: “”We have a black president and you do not, so shut up, because you don’t know shit about where I’m from that you didn’t get from your TV“”. Por su parte, ‘You Wanted A Hit’ se termina convirtiendo efectivamente en un hit -aunque digan que ellos no los hacen-, si es que una canción de nueve minutos puede serlo, con ese adictivo ““We won’t be your babies anymore“”.

Hay que reconocer que el título del disco no puede ser más adecuado -lo hubiera sido para cualquiera de sus álbumes-, porque, en efecto, this is happening. LCD Soundsystem y en general todo el sello DFA han adquirido una entidad propia en el mundo de la música actual, con un estilo tan reconocible como pudo ser el de Motown Records en los 60. James Murphy viene repitiendo últimamente que la aventura de LCD Soundsystem acaba con este álbum. Puede que haya empezado un poco tarde: cuando salió el primer disco de LCD Soundsystem él tenía 35 años -“”too late for beginnings“”, como canta en ‘Someone Great’-, pero a nosotros, en cambio, se nos antoja que para terminar con este grupo siempre es demasiado pronto. 7,8/10.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *