4 marzo 2024

El pasado 16 de octubre de 2008 pudimos asistir en el Café España a la primera entrega de los conciertos del ciclo bautizado ‘Maestros del Jazz’. Los afortunados de abrir esta interesante colección de conciertos para los fans del jazz de la ciudad fueron el cuarteto de Claudio Roditi compuesto por este a la trompeta, Claus Ignatzek al piano, Jean-Louis Rassinfosse al contrabajo y el ya conocido por muchos, Esteve Pi a la batería.

Roditi es un gran músico de origen brasileño que ha tenido la suerte de tocar junto a grandes músicos como lo son Dizzy Gillespie o Paquito d´Rivera y, acompañado de su amigo y compañero Claus Ignatzek con quien lleva ya 21 años colaborando, comenzaron esta prometedora velada con ‘A pleasant journey’, tema compuesto por el propio Claus, que nos presentó a Roditi haciendo uso de su magistral trompeta. Este primer tema de la noche coincide con el primero de su nuevo trabajo, ‘Beyond Question’, del que sonaron varios a lo largo de la noche.

Estos grandes conocedores del jazz no dudaron en homenajear el gran Horace Silver con un hard-bopero tema en el que ya dieron rienda suelta a sus imaginación deleitando al personal con virtuosas improvisaciones. Con ‘Piccollo Blues’, también del nuevo disco y que dedicaron al recientemente fallecido Oscar Peterson, nos presentaron una preciosa composición del propio Roditi con fuerte presencia del piano, como los buenos blues, de nuevo, con espléndidos solos especialmente de piano, algo que se repetiría a lo largo de la noche. Siguiendo con temas de su nuevo disco, le tocó el turno a ‘Hot temper’, composición de Claus, que, mano a mano con Esteve Pi a la batería, nos presentó una mejorada versión del tema grabado, puesto que en el disco no contaba con la batería del joven Pi, quién realizó espléndidos solos como ya nos tiene acostumbrados en sus actuaciones por Valladolid

La sordina a lo Miles llegó con ‘Tengo sed desde que me conocen’ para acabar con un merecidísimo bis de la mano del líder brasileño que no podía ser otro que ‘La chica de Ipanema’, cantada por Roditi, tema por el que consiguió que el no muy numeroso público se levantase y postrase ante la maestría de estos maestros del jazz.

Hoy, jueves 27 de Noviembre tendremos el segundo concierto del ciclo ‘Maestros del Jazz’, con el saxofón de Jesse Davis amenizando la fría noche Vallisoletana en la que, esperemos, haya más asistentes que en los últimos conciertos de este humilde café.

Hasta entonces, una pequeña reflexión: ¿Por qué eventos como el concierto de Chucho y Bebo Valdés o Dianne Reeves se llenan y agotan las entradas en cuestión de días y aquí, un local que apuesta por el más puro jazz y que se arriesga en traer a grandes nombres como Roditi y Davis no recibe el apoyo del supuesto público aficionado al jazz que abarrota las enormes salas de los grandes auditorios y teatros?

texto por Víctor Alonso
fotos por Alberto Blanco