Crónica del concierto de Atom Rhumba @ Sala Black Pearl (Valladolid): 27/11/2010

, , 1 Comment

Tengo que admitir que no he sabido de la existencia de Atom Rhumba hasta hace unas semanas, cuando un oyente de Radio 3 preguntaba por su paradero. Indagando vi que es un grupo separado desde hace unos años, lo cual me llamó la atención. En esta época de nombres fugaces, de saturación de oferta, que alguien se interese por una formación parada es, cuanto menos, admirable. En un panorama nacional que a menudo parece más un puzzle de músicos, revindicar un grupo en silencio tenía que estar justificado. Y, como si de un buen márketing viral se tratase, días después me encontraba con un fántástico cartel (obviaremos esa algerian añadida debajo, no offense 😉 ) que anunciaba su visita a Valladolid.

Con algo de retraso sobre lo inicialmente anunciado, nos juntamos en la Black Pearl un buen número de personas. Y muchas caras conocidas. Por allí andaba gente de Harla Horror, Puh-Pila, Adios Motherfunker, My Friendly Ghost… La creme de la creme del rock local, que seguro que tomaron buena nota del intenso espectáculo que dieron Atom Rhumba, de la mano de Reducto Sónico (que siguen programando fieles a su sonido marca de la casa).

Íñigo Cabezafuego abrió el concierto tomando el protagonismo bajo en ristre y maraca en mano, para comenzar el concierto en tono de fiesta con Dema Go-Go Jane. Presentaban su nuevo disco, Gargantuan Melee, y con él comenzaron. Continuaron con Cynic Skin, que con sus «¡eh-eh-eh-eh-hey!» entre rockero y hooligan hace que todos comenzásemos a movernos.

El bajista compitió en protagonismo con Rober!, que demostró un registro vocal de lo más variado, desde el falsete a lo más profundo. Y una vocación de frontman fuera de toda duda, con conexión con el público, paseos por el suelo y cánticos arrodillado ante el micrófono. Incluso jugueteos con las pedaleras a mano alrededor de los bises.

Dieron un recital de rock, con el arrollador sonido de su nuevo disco y visitas a los anteriores. Slides, distorsiones y un sonido sucio sin concesiones. Gargantuan ocupó la mayor parte de la noche. Además las comentadas, de él sonaron Stella, I’m Coming, Come On Declare, The Secret Tongue Dance Society, Heart On Parole, Let’s Run e Istingako Mutikoa. Un pedazo de rock de antaño gestado en Bilbao.

PD: por cierto, cuidadísima edición en CD del Gargantuan Melee, con troquelado incluido.

 

Una Respuesta

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico