Crónica del concierto de Fuel Fandango. Sala Porta Caeli (Valladolid). Febrero 2012

, , Leave a comment

Había ganas en Valladolid de ver a este dinámico dueto convertido en trío. Tantas que minutos antes del concierto Carlos, el gerente de la Sala Porta Caeli, colgaba en la puerta el cartel de ‘Entradas Agotadas’. Y es que la mezcla entre el funk, rock y la electrónica que han puesto de moda estos chicos gana adeptos por momentos y no es para menos, después ver a su cantante Cristi Nita como consigue engrandecer sobre el escenario ese arte flamenco traído de Córdoba que se mezcla a la perfección con el sonido de la guitarra de Ale Acosta y la batería de Carlos Sosa.

Pasada la hora que marcaba el inicio del concierto comenzaron a vibrar las flores agarradas a los pies de los micrófonos en el momento en que, a través de los altavoces de la sala, se inició la escucha de las bases electrónicas que hacían despegar los pies del suelo a un público que se iba a entregar al máximo. Entre bambalinas como si de una mezcla entre vedette y faraona se tratase, Nita salió a ritmo de la guitarra y batería de sus compañeros para coger su floreado micrófono, entonar sus primeras frases y enfervorecer así a la gente. Fuel Fandango recorrió su disco homónimo en la hora y cuarto que estuvieron sobre el escenario desarrollándolo en tres partes diferenciadas. La primera de ellas se inició con canciones más tranquilas como ‘Sense’, sin embargo,  fue uno de sus éxitos más conocidos, ‘Talking’, el encargado de finalizar dicha parte.

En el segundo tramo del espectáculo, los chicos de Fuel Fandango decidieron aumentarle el ritmo a la noche personificándolo en la figura de Nita que alentaba al público presente con cada uno de sus potentes rasgueos flamencos y su sensualidad sobre las tablas.  Temas como ‘Lifetime’, ‘Engine of the world’ o ‘Shiny Soul’ fueron parte del repertorio de esta segunda parte dejando así sus temas más bailables para el final.

Para terminar y poniendo toda la carne en el «asador» (abro comillas para reflejar el  calor que vivimos dentro de la sala) el trío sureño sacó sus mejores armas y a base de juegos vocales, talentosos bailes y una cuidada electrónica, lograron solventar los continuos problemas de sonido que tuvieron durante todo el concierto. Uno de los momentos mas vibrantes del concierto aconteció cuando toda la sala coreó al unísono su famoso ‘uleré’ que abre  la canción ‘Just’ poniendo así  fin al concierto antes del único bis que ofreció la banda.

Y como no podía ser de otra forma, no se podían ir de Valladolid sin ofrecer al público su tema más electrónico, ‘Always searching’. Este momento fue un estallido tanto sobre el escenario como abajo de él logrando una profunda conexión entre público y artistas.

A pesar de los problemas con el sonido, Fuel Fandango dejó un buen sabor de boca a su paso por Valladolid a través de su fuerza, estilo  y cercanía delante del público mostrando en todo momento lo contentos y agusto que se encontraron al ver tanta gente en su primer paso por nuestra ciudad.

Esperemos que la próxima vez que visiten nuestra ciudad o alrededores podamos grabar con ellos ese video de Acordes Urbanos que ha quedado pendiente.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico