Crónica del Concierto: Dos Bandas y Un Destino en la Sala Eventual (Málaga): 11/11/10

, , Leave a comment

Llegamos a la Sala Eventual donde esa noche se rendían duelo Arizona Baby y Los Coronas. Tras las puertas se oían las pruebas de sonido, que se vuelven ensayo. Mientra se ponían a punto echamos unas cervezas.

Había dudas de cómo sería el concierto: cada uno por un lado o todos juntos. La realidad fue un poco de cada. Se apagaron las luces, música que nos situaba en un lugar fronterizo y los 8 en escena. Los vallisoletanos con vestimenta que recordaba a típico enterrador del oeste, creo incluso que cogían medidas. Los Coronas con su vestimenta habitual.

Arizona Baby fueron los primeros en quedarse solos ante el público, fueron desgranando temas de sus dos discos: The Truth, Ouch!, Muddy River… a lo largo de estas canciones, miembros de Los Coronas fueron saliendo poco a poco al escenario a compartir canciones con los Arizona.

Una vez todos dispuestos en el escenario comenzó la segunda parte del concierto, el duelo. En el combo de ambos grupos pudimos escuchar desde Supernaut de Black Sabbath, hasta un increible Wish You Were Here the Pink Floyd, pasando por el habitual en los concierto de Los Coronas Flamenco de Los Brincos, Too Drunk To Fuck de The Dead Kennedys, I Fought The Law de Bobby Fouler y alzada a los altares por The Clash, Pushin To Hard the The Seeds, Runaway de Del Shannon, Misirlou de Dick Dale, Everybody Knows This Is Nowhere de Neil Young…

Llegó el momento de tener a los madrileños a solas en el escenario, gran parte de los asistentes los estaban esperando. Metieron el ritmo en el cuerpo al público, con su Fernando Pardo (ex Sex Museum) a la cabeza. Aunque no quiero olvidar además recalcar a un Javier Vielba que lo dio todo sobre el escenario.

Para finalizar volvieron todos al escenario y siguieron con sus covers que sin poder evitarlo se convertían en clases de rock. Incluso Loza, batería de Los Coronas, se animó a cantar mientras hacía virguerías con sus baquetas.

A lo largo de todo el concierto, de algo más de 2 horas y media de duración, un Vj fue pinchando visuales junto a cada canción. Un gran trabajo, lástima que haya tanto que ver sobre el escenario y no pueda disfrutarse de esas proyecciones.

En definitiva, un gran concierto, ¡grandísimo! Que no deberías dejar pasar si tenéis la oportunidad, yo estuve allí.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico