Crónica del festival Palencia Sonora. Mayo 2015

, , Leave a comment

 

El último fin de semana de Mayo, para despedir el mes, nos fuimos a Palencia a disfrutar de la música en directo y del calor que empieza a anunciar el verano. El ambiente del Palencia Sonora no podía ser más estival; camisas hawainas, terrazas colmadas de gente y vermuts y cervezas por doquier mientras palentinos y foráneos nos agrupábamos en la Plaza Mayor para ver a Novedades Carminha. Muchos de los asistentes habían disfrutado el viernes de grupos como The Parrots, Los Enemigos, Second o La Maravillosa Orquesta del Alcohol, otros estábamos frescos como lechugas, pero ambos disfrutamos de lo lindo con el trío gallego que consiguió lo que deseaba mientras cantaban «Quiero verte bailar». Pese a la sencillez de sus temas, su directo es irreprochable. Es imposible no sacudir el cuerpo al ritmo de «Antigua pero Moderna», «Vaquilla», «Capricho de Santiago» o «Jódete y baila». Mientras la piel de los gallegos se iba tornando carmesí, la Plaza Mayor palentina se convirtió en una auténtica fiesta tropical.

La ronda nocturna la inauguraron Disco Las Palmeras!. Tras ellos, uno de nuestros barbudos favoritos se subía al escenario que el festival palentino había situado entre los árboles del Parque del Sotillo. Es difícil que Ángel Stanich no hechice al público en directo con su peculiar voz, su enredada cabellera que agita a medida que desgrana historias colmadas de imágenes, de pequeños fragmentos de vidas comunes, mientras su banda, intachable, le rodea para darle aliento cuando lo necesita. Al escenario palentino se subieron también Javi Vielba y Guille Aragón, dos de los tres componentes de Arizona Baby, para respaldar su actuación. «Camino ácido», «Mojo», «Carbura» o esa maravillosa «Jesús Levitante» fue acercando al público al climax final, protagonizado por «Metralleta Joe».

Ya en plena noche, León Benavente aparecieron en escena para arrasar con su fuerza, con su saber estar sobre el escenario, con su experiencia, pero sobre todo, con sus dotes para hacer sentir al público varias sensaciones en una misma canción. Sus letras incendiarias de temas como «Las Hienas», «Rey Ricardo» o «Las Ruinas» se fueron entremezclando con cortes cargados de energía y furia, esos que son coreados como himnos por un público exaltado. «Ánimo, Valiente» y «Ser Brigada» son sin duda, los puntos álgidos de sus directos.

El Columpio Asesino fueron los encargados de clausurar una jornada, la última del festival palentino que nos dejo altamente satisfechos. Esperemos que se siga apostando por estos festivales pequeños que le alegran a una el fin de semana.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico