Cronica Ebrovisión 2008 segunda parte

, , 5 Comments

Te contábamos en el primer articulo que el Ebrovisión es un festival montado con cariño y donde predomina el buen ambiente, pero no te contábamos porqué. Basta un par de curiosidades para darte cuenta de esto, como por ejemplo los precios populares en el recinto del concierto -todos en múltiplos de dos- que no te les encuentras ni en un bar de pueblo, los autobuses gratuitos que cada 15 minutos conectaban el pabellón del Ebro (acampada) directamente con el pabellón de bayas (conciertos), el centro y la discoteca donde se hacían las post-fiestas o que al poco de empezar a salir agua fría de las duchas avisaron y propusieron alternativa (aunque para un servidor fue algo tarde).

Si es por criticar (que para eso estamos) otro año podían colocar alguna señal que indicase el camino, ya sea desde la estación de trenes o la de buses, hasta el pabellón donde se realiza la acampada, o por lo menos alguna que se entienda (cuando estábamos perdidos dando vueltas vimos pegados en algún poste de la luz un escueto «MTB ->» que supongo indica multifuncional de las bayas, aunque no esta muy claro).

El recinto era lo suficientemente grande y alojaba un pequeño mercadillo con varios puestos en los que podías encontrar un poco de todo: desde interesantes vinilos o camisetas, hasta máscaras de lucha mexicana (¿?). Ademas del gigantesco puesto del tabaco y uno con comida había una pequeña zona de descanso con césped artificial y unos cuantos puffs que se quedó corta.
Pero vamos a hablar de la música que es lo que nos interesa. La jornada del sábado era sin duda la más rockera y ambiciosa.


Abrían The Blows, estos vigueses que parecen de cualquier sitio menos de aquí, presentaron el rock de nueva ola que esta contenido en «Upskirts«. Las 20.30 siempre es mala hora y aunque poco a poco la gente fue acudiendo había poco mas de 30 personas cuando comenzaron.
Sobre el escenario pudimos ver energía, desparpajo, maneras y la buena actitud esperada con la que fueron repasando ese debut que tanto ha sorprendido. ‘Two Minutes‘, ‘107 Db‘ o ‘Damn 80’s Hooker‘ sonaron fieles al disco sin perder un ápice de fuerza ni esas guitarras afiladas.
También nos adelantaron hasta 3 temas nuevos que fue todo un detalle. Uno de ellos fue ‘Lindsay Lohan‘ que, como los demás, es eminentemente guitarrero y opta por el desenfreno común de guitarras y voces a coro al alcanzar el punto álgido de la cancion en vez de un buen punteo, como nos tenían acostumbrados. Este tema en particular tiene un subidón a cargo de la batería en la mitad del tema que hace que funcione muy bien en directo.
Esperamos que esta nueva linea que parece que han tomado no les haga dejar los temas esquematicamente mas originales (como ‘Sin City Lies‘ con el que terminaron, plenamente apoyado en el bajo, con unos parones adecuados y punteos más clásicos) por este otro tipo de descarga coral que no es lo más apropiado si no incluyen más variedad.
En fin un concierto corto, sólo duró 40 minutos pero fueron ellos los que lo hicieron corto y directo.

Después de estos chavalines los que tomaban el escenario eran unos seniors en toda regla: Los salvajes, que montaron una fiesta rock’and’roll en su más clásico sentido.
Tirando de refranero se podría decir eso de que ‘los viejos rockeros nunca mueren’, pero a esa frase habría que completarla en este caso con un ‘y ademas mejoran con el tiempo’.
Con un breve guiño a ‘paint it black‘ (ya habría tiempo) iniciaron su repertorio con ‘Es mejor dejarlo como está‘ -versión de Reach Out (I’ll Be There)– y uno de los grandísimos himnos generacionales del grupo ‘Soy así’ que dejaron a la audiencia rendida ante su maestría.

Porque los viejos rockeros no van a hacer las canciones que tienen en el álbum más o menos imitando la producción que les han hecho, van a interpretarlas, a deslumbrarnos con brillantes solos de guitarra, improvisados pasajes de harmonica y frenéticos episodios a cargo del hammond.
Con un setlist impecable continuaron mostrando esas versiones castellanizadas de grandes clasicos de los 60: Jumpin Jack Flash, House of the rising sun, Mi generación (the who – my generation), Corre, corre (Keep on running, de The Spencer Davies Group), Roadhouse Blues,…
Hubo momento para el homenaje cuando el vocalista de los desaparecidos “Mundo Joven”, grupo mirandes de rock los 60 que compartió escenario con Los Salvajes apareció en escena para tocar una balada de estos últimos. El concierto terminó con el clásico ‘Todo negro’ (paint it black) y (i can’t get no) satisfaction, que como indicó su cercano vocalista ‘no serian los salvajes si no la tocaran’.

Era el turno de Lori Meyers que se han labrado una gran cantera de fans que acuden a donde sea por ver a su banda fetiche y lo dan todo durante el concierto. Y eso teniendo en cuenta que han hecho más de 70 conciertos en esta gira con su nuevo disco -por lo que seguro que han tenido ya una oportunidad de verlos- significa algo.
Y significa que este grupo lo hace muy bien y tiene una colección de canciones que casi casi son singles cada una, o eso nos pareció durante el concierto. Porque ademas ya llevan un tiempo presentando el ‘Cronolanea‘, su ultimo disco, y parece que libres de ese corsé nos obsequiaron con una colección de canciones de todos sus discos que hizo las delicias del publico en general.
Sus nuevos zapatos‘, ‘Luces De Neón‘, ‘Alta Fidelidad‘, ‘La mujer Esponja‘, ‘Tokio ya no nos quiere‘, ‘Dilema‘… todas sonaron potentes y vitalistas a cargo de los músicos (hasta 7) que con su actitud (sobretodo Noni) trasladaron esa alegría al publico que vibró, salto y bailó. Si tienes la oportunidad no te pierdas un concierto de este grupo, no te arrepentirás.

Ya con el publico caldeado vinieron los suecos Mando Diao y la expectación era palpable. Al fin, después de unas cuantas intentonas, la organización había conseguido traerles y ahora tenían que cumplir las expectativas.

Comenzaron potentes con un refuerzo de vientos -trompeta, saxo- que les da ese toque tan especial del ultimo disco y mostraron un balance correcto entre explosividad y melodías más armónicas.
La verdad es que da gusto ver a un grupo que se lo pasa tan bien en el escenario, tan compenetrados y jugando no solo entre ellos sino con el publico y con las canciones sin perder el ritmo y mostrando una gran técnica. Baste como ejemplo su archiconocida y celebrada ‘You Can’t Steal My Love‘ que recortaron, pararon y recuperaron como quisieron, contando con el beneplacito del publico en todo momento.
Y aunque faltaron ‘Mr. Moon‘ o ‘You Don’t Understand Me‘, temas como ‘TV & Me‘, la coral ‘God Knows‘ genial en directo (Oh brother can you help me out!), la eléctrica ‘Sheepdog‘ o la devastadora ‘Long Before Rock ‘n’ Roll‘ sirvieron para hacer buen repaso y volver loco al publico con una demostración de como debe sonar un grupo de rock en directo.

We are Standard eran los elegidos para cerrar el festival este año. Su propuesta de dance-rock con un punto funk animado y bailable llamaba mucho la atención… el tiempo que los pude aguantar. Y no, no es que lo hiciesen mal o estuviesen desafinados, mal compensados o excesivamente distorsionados, nada de eso, es que tenían un volumen tan tremendamente alto que dañaba los oídos, y eso que estábamos casi al fondo del pabellón. Intentamos cambiarnos a la derecha, al centro o incluso más atrás, encontrándonos por el camino gente que con cara de la música me esta llegando hasta el cerebro y otra tapándose los oídos. Al final no hubo forma de encontrar una zona donde se oyese a un volumen normal y optamos por irnos, una pena porque tenía intención de verles defendiendo su debut y alguna cancion de esas nuevas que han grabado en Londres con Andy Gill (Gang of Four).

David González Nieto
Agradecimientos a Blanca y Chiqui por las fotos.

 

5 Respuestas

  1. fabiane

    25 septiembre 2008 10:01

    en cuanto a mando diao. UNA PUTA MIERDA, eso sí.

    el público es tonto (en mi humilde opinión). ven que es ´cabeza de cartel´ (no sé si se dice así) y se ponen a chillar o a actuar como si fuese el mejor del mundo.

    uno: los tíos hacían absolutamente lo mismo con practicamente todas las canciones. por más ritmo que tuviese la canción original, en algún momento la tenían que tocar de forma suuper lenta. o bien empezando, o bien terminando, o bien en medio. creo que pensaban que éramos imbéciles por no darnos cuenta de la falta de creatividad.

    dos: no sonaba casi nada como el disco. era como si te hubieses comprado entrada para ver una banda de rock y te tocan las canciones con ritmo de samba. claro, estoy exagerando, pero daros la idea. yo, al menos, me sentí engañada.

    entre otras cosas…

    en fin, vaya decepción!

  2. fabiane

    26 septiembre 2008 0:17

    y como otro msj mío desapareció misteriosamente(chicos, tenéis que ver esto), repito: txopo, gracias por postar unas cuantas fotos del ´hombre más guapo de españa´!!!

  3. Txopo

    26 septiembre 2008 0:20

    Parece esto un versus porque a mi mando diao me parecieron hasta buenos músicos.
    Que no suenen como el disco esta bien hasta cierto punto, porque así oyes como realmente ellos han planteado la cancion y como la defienden en directo, que le da otro aire más interesante (si lo hacen bien, como era el caso). Una parte de que no te hayan gustado es que no ibas esperando un concierto de rock, sino mas bien algo más melódico, y no.

    El detalle de llevar una parte de instrumentos de viento en la banda les daba un toque elegante y un sonido no tan plano como el de una banda de rock y punto.
    Y en general eso que dices de las estructura de las canciones lo de ralentizar el ritmo lo hicieron unas pocas veces y no me pareció mal pq en el fondo estaban jugando con nosotros, esperando y alargando hasta el rift final de la canción.

    En cuanto a los mensajes no se que puede pasar, el otro día encontré un mensaje tuyo oculto porque el sistema lo había marcado como spam (vete a saber pq) y lo publique, pero ahora no había nada almacenado.

  4. newton

    26 septiembre 2008 14:06

    Pues la verdad yo estoy con @fabiane a mi Mando Diao me decepcionó, tal vez esperaba demasiado de ellos; mucha gente se emocionó mucho con ellos y creo que los ganaron por ser cabezas de cartel.

    Sin embargo me voy con un muy buen recuerdo del Ebrovisión por toda la organización, ambiente del festival y demás; también decir, que me gustaron mucho en directo los Dirty Birdies, Dorian, los antiguos Standart y el mejor grupo de todo Ebrovisión THE BLOWS, tuvieron mala suerte con el horario, pero supieron defenderse.

    Nos vemos en el siguiente Ebro!

  5. jason

    11 octubre 2008 3:06

    Pues para mi el orden de este peazo de festival sería este: the blows, the sweet vandals y dirty birdies.
    Ahi queda eso. Salud a todos!!!

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico