fjmfront

Father John Misty / I love you, Honeybear

 

 

Josh Tillman ha regresado camuflado bajo la piel de Father John Misty para entregarnos una segunda muestra de lo que es su trabajo en solitario. Después de aquel increíble Fear Fun, que nos dejó a todos ojipláticos, el que fue batería de Fleet Foxes ha estrenado once nuevas canciones agrupadas bajo una portada tan espantosa como la que ilustraba su anterior trabajo.

I love you, Honeybear es un relato prácticamente cronológico que se inicia con el encuentro entre él y Emma Elizabeth (en la actualidad) Tillman en el aparcamiento del ultramarinos Laurel Cayon en California, el primer estadio de una acelerada historia de amor con boda, desintoxicaciones y mudanzas incluidas.

 

father john misty

 

A lo largo del disco, Josh nos desvela como es la relación que mantiene con su actual esposa. Y aunque canta al amor, no lo hace de la manera convencional, alabando sus virtudes y dejando a un lado las imperfecciones. El prefiere retratar la cotidianidad de un amor que tiene, como todos, luces y sombras, en el que se puede regocijar y esconder, en el que se siente a salvo la mayor parte del tiempo pero que, a veces, genera una angustia similar a la que se sentiría si se estuviese al borde de un precipicio (when you smiling and astride me/ I can hardly belive I’ve found you and I’m terrified by that)

Además de al amor, sus letras contienen guiños constantes a la actualidad (unless we’re naked, getting high on the mattress/while the global market crashes), pequeños reproches dirigidos a la sociedad que le rodea, mofas sobre la religión, la política y los valores imperantes en su país natal. Y para muestra, un botón, o más bien “Bored in The USA” (save me white Jesus/bored in the USA/oh they gave me useless education and subprime loan)

 

 

father-john-misty-51f1d6c3504f9

 

 

Sin embargo, I love you, Honeybear, contiene algo más que rebosantes y voluptuosas letras. Sus canciones están repletas de sutiles arreglos de piano y órgano, cuerdas delicadas y cierta psicodelia, de la que hace gala una de las mejores canciones del disco “True Affection”. Por otro lado, es evidente que Josh Tillman ha evolucionado como cantante y nos deleita dibujando cálidas melodías capaces de rellenar cualquier pequeño espacio vacío a nuestro alrededor.

Quizás, Father John Misty no ha conseguido alcanzarme con la inmediatez con la que me conquistó gracias a su primer trabajo, pero no me cabe ninguna duda al afirmar que I love you, Honeybear es una espléndida y laboriosa muestra del trabajo de este artista y, que al igual que el amor, contiene momentos álgidos, llenos de grandeza e intensa hermosura (“Chateau Lobby#4”, “The Night Josh Tillman came to our apartment” “The ideal husband”) capaces de rivalizar con el miedo, el recelo y los hábitos inherentes a una relación.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *