Ilegales celebran su 40º aniversario publicando ‘La Lucha por la Vida’ y reeditando ‘Ilegales’

En 2022 se cumplen 40 años de la aparición del álbum Ilegales, un disco histórico del rock cantado en castellano, el primero de una cosecha de doce discos de estudio que ILEGALES han publicado hasta la fecha…. No en vano dice Jorge Ilegal que “nadie creía que este grupo, formado con expulsados de otras bandas, llegara a durar más de unas pocas semanas, pero ha terminado siendo el más longevo”.

 

El grupo ha querido conmemorar el 40º Aniversario de Ilegales mirando hacia el futuro, lanzando “La lucha por la vida”, un disco con nuevas canciones y una extensa gira; pero en las celebraciones de una efeméride tan redonda, no cabe dejar de lado el legado, empezando por el primer álbum, una de las piezas clave de la música rock española, con temas tan celebrados como “¡Hola,mamoncete!” y “Problema sexual”, himnos como “Tiempos nuevos, tiempos salvajes” y “Yo soy quien espía los juegos de los niños”, o piezas sensibles como “La casa del misterio”. Sin duda se trata de una obra maestra a reivindicar, que recogió con acierto el influjo de la nueva ola y el afterpunk, castellanizando la fusión de rock, pop y reggae que por entonces llegaba tímidamente a España, a través de artistas como Joe Jackson, Code Blue, Fisher Z, o The Police.

Su primer álbum fue uno de los más reeditados del rock español en el momento de su aparición, pasando de una independiente a otra a medida que crecía el boca-oreja alrededor del grupo, y se veía desbordaba la capacidad de cada compañía implicada, hasta que terminó siendo distribuido por la todopoderosa CBS-Epic, donde aterrizaron con suficientes copias vendidas como para haber recibido un disco de oro, y siguieron imparables hasta alcanzar cifras de platino… pero el salvajismo de los componentes de la banda de aquel entonces era notorio, lo cual disuadió a la multinacional de sobrexcitarles con más fiestas, aparte de las que ya se daban ellos espontáneamente.

En la contraportada del disco explican que los músicos se conocieron practicando la delincuencia de baja intensidad, lo cual se refleja en las palabras de David Alonso, miembro fundador y batería original del grupo: “la violencia formaba parte del proyecto”… La aureola de autenticidad rockera es totalmente coherente con los textos de la mayoría de las canciones, y la leyenda fue creciendo a la par que su popularidad; pero esta hosquedad aparente les vedó las mieles del mainstream, con lo que un disco superventas y la banda más taquillera del momento, terminaron convertidos en una especie de grupo maldito a ojos de los medios de comunicación y del gran público. Este aniversario proporciona la oportunidad ideal para reivindicarles y poner en el sitio que corresponde un disco decisivo para la historia de la música española, que ha influido a sucesivas generaciones de músicos y sigue tan vigente como el primer día.
La nueva edición pretende ser definitiva: en cuanto al sonido, las canciones que contenía originalmente han sido remasterizadas. En cuanto al contenido, se añaden como apéndice soportes adicionales, en que se recuperan temas de las mismas sesiones de grabación, maquetas, tomas alternativas inéditas y una selección de grabaciones en directo.

Las grabaciones existen gracias a la costumbre de Juan Martínez, técnico de sonido en directo (es el hermano de Jorge, a la sazón cantante y bajista de Los Ruidos), que grababa directamente de la mesa de mezclas cada uno de los conciertos que sonorizaba… La selección fue realizada por Willy Vijande (bajista); según Jorge Ilegal, “bucear en todas esas grabaciones ha sido un ejercicio de paciencia y nostalgia, pues mi hermano grabó demasiadas horas de conciertos y no siempre es cómodo encontrarse con el fantasma de uno mismo”. Respecto al precario origen de las grabaciones en directo, el propio Jorge, que es un perfeccionista enfermizo del sonido, pondera la labor de remasterización que ha realizado en el estudio uno de sus técnicos de directo, David Gutiérrez: “este loco se deja su sueldo en aparatos y plugins de sonido para conseguir que un disco que ya era perfecto suene aún más perfecto”.

Para rematar este apetecible conjunto, se han recuperado las sesiones de fotos de la época, incluso con bocetos de una portada que no llegó a ser, obra del fotógrafo Alejandro Martínez (quien busque con atención podrá encontrar en el interior de los soportes físicos del disco)… Por supuesto, la portada que sí fue, realizada por la recién desaparecida Ouka Lele, aparece destacada y en su formato original en el interior del libreto.

La trayectoria del grupo arranca con un álbum compartido, lanzado en 1982 por la Sociedad Fonográfica Asturiana, para recoger obras de los cuatro grupos ganadores del concurso “Primera Muestra de Pop Rock de Asturias”… En aquella ocasión, Ilegales arrasaron musicalmente; pero estuvieron a punto de ser descalificados por destrozar una guitarra en directo, así que la parte del jurado que representaba los intereses discográficos, tuvo que defender la máxima calificación del grupo ante los ofendidos responsables políticos de la muestra, que no consideraban factible que un calvo faltón tuviera el menor futuro como cantante. Los segundos se equivocaban claramente.
Poco después, viendo que el grupo “tenía algo”, los propietarios del estudio se ofrecieron a grabarles con idea de colocar el disco en alguna compañía… Y casi se interrumpe la grabación después de telonear a Miguel Ríos, donde provocaron una monumental bronca al interpretar la canción “Heil Hitler” ante una audiencia mayoritariamente de izquierdas… Pero las sesiones continuaron y, contra todo pronóstico, el teléfono no dejó de sonar, trayendo cada día nuevas ofertas… Según Jorge Ilegal, “en aquella época aún estaban en boga los jipiosos y vivíamos en plena resaca del rock sinfónico, así que cuando nos vieron salir al escenario sin hacer la pelota por el micrófono y tocando a todo volumen, sin hacer la menor concesión al buen rollo, la gente quedó en shock… Cuando cantamos la famosa canción se creó un clima de violencia ideal para que todo el mundo estuviera atento cuando rompí la guitarra, algo que no habían visto nunca por a quí y provocó una sana división de opiniones: los que nos querían matar y los que se convirtieron en fanáticos instantáneos”.

Afortunadamente, la polémica no impidió la terminación de un disco que sigue vigente y juvenil cuatro décadas después, hasta el punto de que su reedición sigue atrayendo la atención de medios y público. El álbum aparece por la gestión conjunta de los sellos La Casa del Misterio (el sello del grupo), Peer Music Española y Parlophone (Warner Music Spain), que lo lanzan hoy, 25 de noviembre, en diversos formatos: digital, doble CD, vinilo (con un CD de regalo que incluye todos los temas extras) y boxset triple (con todas las canciones repartidas en 3 vinilos y dos CDs). Se trata de una cuidadísima edición que pretende ser definitiva y, en cualquier caso, será histórica.

Próximamente se irán reeditando los demás discos de la historia del grupo en formatos igualmente esmerados… No se cumplen 40 todos los años y no todos los grupos pueden presumir de semejante legado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.