La Carretera, de Cormac McCarthy

, , 1 Comment

la-carretera-smallMerecida ganadora del premio Pulitzer de ficción en el año 2007, «La carretera» es hasta el momento la última novela del veterano escritor norteamericano Cormac McCarthy. El autor de clásicos modernos de la narrativa contemporánea como «Meridiano de sangre» o «Todos los hermosos caballos» cambia en esta ocasión su habitual escenario de las tierras fronterizas entre Méjico y los Estados Unidos por una norteamérica postapocalíptica devastada, tal vez, por el holocausto nuclear. Aunque en principio la puesta en escena parezca más propia de la ciencia ficción, aparecen todos los elementos que forman parte de la idiosincrasia de la obra de McCarthy, especialmente la omnipresente violencia, más justificada que nunca por la hostilidad del entorno.

Los protagonistas, un padre y su hijo, hombre y niño anónimos, recorren a pie la carretera que da título al relato arrastrando sus pertenencias en un carrito de supermercado. Atravesando bosques calcinados y ocultándose de las bandas de supervivientes forzados al canibalismo, avanzan hacia el sur, hacia el mar, en busca de un destino que no conocemos y que probablemente no exista. Las poco más de doscientas páginas de «La carretera» desprenden una desolación abrumadora. Desde el principio sabemos que no existe esperanza ni redención posible. Y en medio del caos, McCarthy nos cuenta una historia de amor. La del padre y el hijo, compañeros de penurias intentando sobrevivir en el camino hacia la nada absoluta. Los diálogos son extremadamente concisos, síntoma de que en un mundo en el que ha desaparecido la razón la palabra es prescindible. Sin embargo, están dotados de tal complicidad que hacen de «La carretera» la obra más intimista del autor.

La narrativa de McCarthy, que desde su anterior novela «No es país para viejos» se ha ido volviendo más sobria y contundente, evoca desde la desnudez de adornos sobrecogedores parajes muertos, donde los días y las noches se suceden indefectiblemente grises y negras. Cada día parece igual al anterior, pero en realidad es un día más (o, según se mire, un día menos). El autor maneja la tensión de forma magistral, transformando cada incursión en un lugar desconocido en pasajes de auténtico terror. El lector se convierte en espectador directo de los acontecimientos, en un mero observador incapaz de apartar la mirada ante el horror y la compasión mostrados al mismo tiempo.

Aún faltan algunas semanas para que la adaptación cinematográfica de «La carretera», dirigida por John Hillcoat y protagonizada por Viggo Mortensen, llegue a nuestras pantallas. Entonces podremos comprobar si se acerca más al éxito cosechado por los hermanos Coen con su visión de «No es país para viejos» o a la mediocre versión de «Todos los hermosos caballos» interpretada por Matt Damon y Penélope Cruz. En cualquier caso, la novela es una joya que nadie debería perderse, aunque sólo sea para aprender a llevar el fuego.

 

Una Respuesta

  1. Roi

    5 octubre 2009 12:26

    este libro es impresionante. Una obra maestra. Miedo me da la película que hará Vigo Mortensen…

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico