‘Los chicos de historia’ de Alan Bennet

Texto inteligente para un director inteligente: Obvio resultado.

chicos-historia-alan-bennett-jose-pou-josep-minguell-teatro-palacio-valdes-aviles

Antes de meternos de lleno en visionar la radiografía que esta magnífica obra nos dejó, quiero felicitar a la gerencia, programadores o a quien corresponda, la programación de esta magnífica obra, nada fácil, transgresora a más y no poder, que mana inteligencia por los cuatro costados y que por fin, pone en su sitio a los programadores de lo fácil y desenmascara al vendedor ambulante de lo comercial, que trata como tonto al público y vende como maná, el teatro simple y de brocha gorda.

Por fin un texto de pincel, delicado, fino, lleno de diálogos inteligentísimos que se suceden sin descanso, como si se tratara del mejor partido de tenis posible, donde el mejor drive, es contestado con una mejor dejada.

No suelo felicitar a los programadores, para que no se acomoden y sigan sorprendiéndonos en la búsqueda del maná teatral, pero de vez en cuando hay que motivar; además estamos a principios de año, el espíritu de las navidades pasadas me ha dado una lección y hay que empezar con nuevos bríos, que alentadoramente parecen positivos (ya vendrá Paco con las rebajas, que por cierto ya están aquí…Miedo me dan).

Alan Bennet es un autor de referencia en el reino Unido, pero poco conocido en nuestro país. En esta joya de Bennett se trata el tema de la educación y nos narra las aventuras de ocho alumnos británicos con mucho talento, pero con mucho que aprender todavía, que chocan con las enseñanzas, un tanto particulares, de dos profesores con formas opuestas de entender la pedagogía. Estos dos profesores son Hector, magníficamente interpretado por José Mª Pou, que interpreta al profesor inconformista que intenta ayudar a sus alumnos en descubrir su sabiduría mediante el juego, engrandeciendo el lenguaje y abriéndoles de par en par la puerta de la madre cultura, ya que es en ella donde reside toda la sapiencia del hombre. Les enseña las materias a través de películas o canciones y convierte sus clases en una fiesta.

El director del college no se fía del extravagante profesor y contrata a otro de pensamientos y formas de enseñanza opuestas a Héctor. Para el profesor Irwin, muy bien interpretado por Jordi Andujar, lo más importante es que aprueben de cualquier manera para ingresar en las prestigiosas universidades de Oxford o Cambridge, importándole lo más mínimo el crecimiento personal. Su objetivo es que los chicos triunfen en las pruebas de acceso, al precio que sea, aunque haya que mentir o ensalzar conductas irreprochables. (¿Esto no les suena?…).

Estas dos formas de enseñanza chocan entre ellas y no hace otra cosa que confundir a los chicos.

imagea41Los alumnos están dibujados con perfiles totalmente equidistantes, aunque se complementan entre ellos, interactuando de manera brillante y donde las escenas corales funcionan de maravilla. Aunque individualmente no todos brillan de la misma manera. Destaca sobre los demás Nao Albert, interpretando a Posner, un joven judío con dudas acerca de su sexualidad. También destacamos la recreación que Alberto Díaz hace de su personaje Dakin, el rompecorazones del grupo y preferido de Héctor.

Maite Gil dibuja un personaje estupendo, lleno de acidez, desparpajo e ironía, que no desentona en absoluto con el resto del reparto. Algo menos acertado está Josep Minguell en el papel del director, aunque cumple.

La capacidad interpretativa de todos los actores y su excelente coordinación, sumada a un ritmo bastante ágil, con buenas canciones y mejores poemas, hace que hayamos asistido a un magnífico espectáculo, dirigido de forma inteligente por el soberbio Pou.

Un espectáculo que no es mero entretenimiento vacío, sino que genera debate debido a su claro e inteligente mensaje.

Y como dice el propio Pou, “un pueblo que no sea culto está condenado al fracaso”. Opinión que comparto. Una buena dosis de cultura y humanismo se hecha de menos en nuestra enseñanza cada vez más devaluada.

Esa es la bandera que enarbola el profesor Héctor; bandera al que muchos nos gustaría asirnos, pero la incapacidad de muchos, hace que el pesimismo se adueñe de nosotros y los charlatanes de barraca de feria, nos vuelvan a vender productos vacíos y faltos de inteligencia. (Vaya. El espíritu de la navidad me acaba de abandonar…)

Gracias señor Pou por tal magna lección.

Dirección: José Mª  Pou
Reparto: José Mª  Pou, Josep Minguel, Maite Gil, Jordi Andujar, Nao Albert, Javier Beltrán, Oriol Casals, Alberto Díaz, Xavi Francès, Llorenç González, Jaume Ulled, Ferran Vilajosana
Escenografía: Paco Azorín
Iluminación: Pep Gàmiz

Teatro Calderón de Valladolid: 18 de diciembre de 2009

Un comentario sobre “‘Los chicos de historia’ de Alan Bennet”

  1. ferran te quiero,te deseo tanto que en clase solo pienso en ti.

    si es posible respondeme por facebook si tienes o por fotolog o metroflog pero necesito ablar con tigo. te amo. un besazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.