Archivo de la etiqueta: emily blunt

‘Destino oculto’ (2011), un romance contra las reglas


Matt Damon y Emily Blunt en 'Destino Oculto'

El nombre de Philip K. Dick suele ser sinónimo de una buena historia. Sólo se necesita un rápido vistazo a la lista de películas que han adaptado alguna de sus novelas -‘Blade Runner’, Minority Report’, ‘A scanner darkly’…- para comprobar que supone una de las fuentes más exitosas, e influyentes, del cine de ciencia-ficción. El último en recuperar uno de sus relatos ha sido George Nolfi, consagrado guionista que debuta en la dirección con ‘Destino oculto‘ (‘The adjustment bureau’ es su título original), donde cuenta una historia de amor que se enfrenta al Destino, entendido éste como una organización burocratizada que vela por que todo salga conforme al plan. El filme es entretenido y de factura impecable, pero un guión bastante flojo impide hacer de él una película redonda.

De qué va:

David Norris (Matt Damon) es un ambicioso político a punto de conseguir un asiento en el Senado de Estados Unidos cuando conoce a Elise (Emily Blunt), una mujer de la que se enamora rápidamente. Pero los agentes del Destino, hombres del Departamento de Ajustes, harán todo lo posible para apartarlos el uno del otro y que no se desvíen del camino que ha sido escrito para ellos.

Opinión:

Los agentes del DestinoAnte todo, ‘Destino oculto’ es una película romántica, con su contexto de ciencia-ficción y sus toques de thriller, pero, en esencia, una historia de amor. En este sentido, la química que muestran en pantalla Matt Damon y Emily Blunt, así como la naturalidad con que fluyen sus diálogos, hacen creíble su romance y logran que nos impliquemos enseguida en él. El problema es que su repentino y apasionado amor no sirve por sí solo para sustentar la película.

Quienes elijan ver ‘Destino oculto’ seguro que lo hacen movidos por la trama de unos agentes vestidos de traje que velan por que nada se salga de un plan que ha sido establecido, lo que, en términos de géneros cinematográficos, viene a significar misterio y suspense. Bien, pues la cinta de George Nolfi mantiene el suspense en su primera media hora, y de manera bastante acertada, pero, una vez respondidas las preguntas más apremiantes, la trama se centra en los intentos del personaje de Damon por continuar su relación con la mujer que ama, dejándonos un puñado de persecuciones brillantes pero también un guión con agujeros y muy previsible.

En definitiva, ‘Destino oculto’ relega a un segundo plano su trama de ciencia-ficción para dedicarse al romance entre David y Elise, con clásico recurso de boda incluido, por lo que la película puede no convencer a los detractores de los amores idílicos. Sin embargo, una electrizante carrera final para huir del Departamento de Ajustes vuelve a inclinar la balanza hacia el género de acción, con lo que el espectador jamás llega a aburrise. En realidad, el ágil ritmo de la película nos mantiene atentos a la pantalla de principio a fin.

Matt Damon y Emily Blunt en 'Destino Oculto'En cuanto a las interpretaciones, Matt Damon y Emily Blunt están prácticamente perfectos como la pareja protagonista. De hecho, Damon, un actor al que sinceramente nunca he admirado, me ha sorprendido gratamente, sobre todo por su naturalidad. Ella, Blunt, se entrega con pasión a su personaje, y hace suyas las últimas escenas. ‘Destino oculto’ también cuenta con unos secundarios estupendos, entre los que destacan la imponente presencia de Terence Stamp y la simpatía que desprende Anthony Mackie.

George Nolfi crea con ‘Destino oculto’ un thriller romántico de ciencia-ficción -por llamarlo de alguna manera- que, a pesar de todos los fallos que pueden achacársele -básicamente, problemas en el guión y una temprana resolución del misterio- cumple con su principal función: sorprender, entretener y hacernos disfrutar.

Nota: 7 / 10

Para recordar:

– La perfecta sintonía entre Matt Damon y Emily Blunt.

– La fotografía y los escenarios neoyorquinos que hacen de ‘Destino oculto’ una película muy visual.

Para olvidar:

Destino oculto– La traducción al español del título original ‘The Adjustment Bureau’ (Departamento de Ajustes): ‘Destino oculto’ es una nueva muestra de la poca originalidad de los traductores en este país.

– El recurso de la boda sobra, está muy visto.

– La cantidad de preguntas que los agujeros del guión dejan para el espectador y que, lejos de entretenerle, le exasperan. Por ejemplo, si el Departamento de Ajustes puede modificar con tanta facilidad los pensamientos de una persona, ¿por qué le cuesta tanto impedir la relación entre David y Elise?

Preguntas sin respuesta:

Por mucha buena impresión que te haya causado, resulta difícil pensar que te irías a tomar un café con un tipo que conociste un día y que tres años después confiesa estar obsesionado contigo. ¿O es que soy muy desconfiada?

Crítica: El Hombre Lobo (The Wolfman) de Joe Johnston

wolfmanSinopsis: La infancia de Lawrence Talbot se acabó bruscamente la noche que murío su madre. Se marchó de su pueblo, Blackmoor, y tardó décadas en recuperarse e intentar olvidar. Cuando Gwen Conliffe, la prometida de su hermano, le encuentra y le ruega que le ayude a buscar a su amor, que se encuentra desaparecido, Lawrence Talbot regresa a casa. Entonces se entera de que algo brutal, salvaje, con una sed insaciable de sangre ha matado a muchos campesinos. Empieza a encajar las piezas del sangriento rompecabezas y descubre que existe una antigua maldición que convierte a las víctimas en hombres lobo las noches de luna llena. para acabar con la carnicería y proteger a la mujer de la que se ha enamorado, Lawrence Talbot debe destruir a la temible criatura que se esconde en los bosques cercanos a Blackmorr. Este hombre sencillo con un pasado doloroso sale en busca de la bestia y descubre que él también tiene un lado primitivo que ni siquiera podría imaginar.

Crítica: Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, y si consideramos los remakes como tales, probablemente nos falten dedos para contar todas las veces que se ha llevado al legendario personaje del licántropo a la gran pantalla. Es cierto que en esta ocasión se ha contado con un reparto y un equipo técnico insuperable para lograr un buen resultado, pero parece imposible conseguir que esta, ni ninguna otra revisión del clásico, puedan impactar y dejar ese buen sabor de boca que produjo la original.

No hay que menospreciar ni mucho menos el trabajo realizado por el director Joe Johnston, que lleva la película de una forma bastante dinámica y que hará que las poco más de dos horas de duración pasen volando. Sin embargo, parece que quiera llegar a algo más y se quede en el camino, retocando la historia de los orígenes de los hombres lobos, mostrando un romance que pasa muy desapercibido y dejando muchos puntos del guión en la superficialidad. Tampoco se aprovecho el elenco al máximo, donde podemos ver al oscarizado y siempre genial Benicio del Toro en las pieles de un hombre lobo, y por contra, escuetas apariciones de Anthony Hopkins a lo largo del film, que no exprimen apenas la calidad con la que interpreta su personaje, Sir John Talbot, la discretamente enamorada Gwen Conliffe (Emily Blunt), también desaprovechada, y un Hugo Weaving dando vida al detective Aberline de Scotland Yard.

Si queremos saber qué aporta esta nueva versión respecto a las anteriores, sin duda alguna debemos centrar la atención en el apartado técnico. Obviamente los medios de que se disponían hace años no permitían conseguir el mismo resultado que las avanzadas técnicas actuales, pero no hablamos sólo de retocados ditigales y animaciones 3D, sino de la habilidad de Rick Baker para caracterizar a Benicio como un hombre lobo. Querían conseguir un resultado real en el punto fuerte de la película, es decir, en las transformaciones, y merecen todos los aplausos por el resultado. Las técnicas digitales a menudo sobrepasan las leyes de la física, creando una experiencia visual que no llega a convencer del todo, pero en esta ocasión, la unión de maquillaje y tecnología han dado un hijo del que sentirse realmente orgullosos.

El largometraje no defraudará a la mayoría, pero tampoco entusiasmará a las masas. A favor tenemos el reparto, los efectos, la cuidada ambientación victoriana y para algunos, la gran cantidad de sangre y desmembramientos que se pueden ver. En contra, básicamente que la historia se basa en una piedra muy pulida y de la que es difícil sacar algo nuevo.

Valoración: 7/10


EL HOMBRE LOBO (UK – USA 2.010, 125 Minutos, Horror)
Dirección:
Joe Johnston.
Guión: Andrew Kevin Walker, David Self.
Reparto: Benicio del Toro, Anthony Hopkins, Emily Blunt, Hugo Weaving.
Fotografía: Shelly Johnson.
Música: Danny Elfman.
Vestuario: Milena Canonero.