The Waterboys/Modern Blues:

, , Leave a comment

modern blues

Sin duda alguno, uno de los discos que quedarán entre lo mejor que ha dado el 2015 es lo nuevo de los Waterboys. Los escoceses Mike Scott (ya medio irlandés pues lleva allí media vida) y Steve Wickeman arrancaron su banda a mediados de los ochenta con un pop-rock vistoso que enseguida los hizo codearse con los U2 y Simple Minds del momento  captando el interés de las radios y de los medios mainstream con temas como «The Whole Of The Moon«. Luego dieron un giro artístico con formas mas acústicas y de sonido celta con el violín como uno de sus auténticos protagonistas. La publicación de temazos como «Fisherman Blues» los mantuvo en una primera línea en la que su factotum Mike Scott nunca se sintió cómodo. Luego llegaron buenos discos y giras para el deleite de sus fans de antaño quienes pudieron comprobar su buen estado de forma.

Y sin esperar nada mas de los «Aguadores» va y publican este año este «Modern Blues» en el que abandonan el folk-rock para realizar una inmersión en el rock americano mas puro. Con un protagonismo del órgano Hammond (¡hacía muchos años que no sonaba tan bien!), guitarrazos en forma de riffs y solos, violines mas testimoniales, coros femeninos muy bien puestos, trompetas, …. Además a Scott se le ve entregado defendiendo unas composiciones grabadas en Nasville junto con una banda que suena fornida y compacta.

Desde las rockeras  y dinámicas “Destinies Entwited” y “Beautiful Now” a las blues de aromas dylanianos «Still A Freak» y “Rosalind (You Married The Wrong Guy)” a sonidos menos rompedores con la última etapa de la banda  como “November Tale” y «The Girl Who Slept For Scotland”. La mas popera “I Can See Elvis” y sus ritmos latinos o la creciente “Nearest Thing To Hip” con un fabuloso desarrollo instrumental final. Aunque destacaría la final  “Long Strange Golden Road”  que aunque dure diez minutos provoca que te quedes absorto entre guitarras monumentales, órganos y el alma de Scott cantando.

Un disco de puras esencias rock, lleno de ingredientes y desarrollos instrumentales de primera calidad, pero que transmite una sinceridad y una autenticidad que denota que se ha hecho desde el corazón. Para amantes del rock clásico.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico