Christopher Owens / A New Testament

, , Leave a comment

Christopher Owens - A New Testament

Si la pasada Nochevieja nos hubieran dicho que en otoño de este año íbamos a estar enganchados al disco country del ex-vocalista de Girls, probablemente habríamos puesto la misma cara de extrañeza que se nos quedó hace unas semanas al ver el hilarante videoclip de ‘Never Wanna See That Look Again’ -gran hit del álbum-, en el que Christopher Owens aparece hecho todo un vaquero, por momentos recordando a la Madonna de ‘Don’t Tell Me’. La sorpresa no ha tenido, por lo demás, nada de improvisada, pues el propio Owens ha reconocido que llevaba maquinando hacer un disco de este género desde la grabación de su anterior álbum, ‘Lysandre‘, el primero en solitario: “Con éste lo van a pasar mal, pero, con el siguiente, que va a ser el country, se van a caer de culo”. Dos predicciones muy acertadas, tanto en lo que se refiere a este ‘A New Testament’ como en lo que a ‘Lysandre’ respecta: aún tenemos pesadillas con esa melodía de flauta súper hortera que aparecía de manera recurrente en la mayoría de los temas del álbum.

El título del disco, “Un nuevo testamento”, nos remite tanto al background religioso de Owens -se crió dentro de la secta “Children of God”, de la que habla en ‘Stephen’, tema dedicado a su hermano, muerto a los dos años debido al rechazo de los miembros de dicha secta a recurrir a asistencia médica profesional- como al hecho de que este trabajo hace las veces de testimonio del estado de su vida actualmente. Y aunque Girls se disolvieron, el segundo álbum de su líder en solitario es, a decir verdad, muy gregario, y cuenta con muchos de los antiguos colaboradores de la banda, como podemos ver en la portada. El que no está, por supuesto, es Chet “JR” White, la otra mitad de Girls: “¿puedes imaginar cuánto hubieran durado los Beatles si sólo hubieran sido Paul y John?”, ha declarado recientemente Owens. Modestia aparte.

Pero en ‘A New Testament‘ los músicos implicados en la grabación no son el único remanente de épocas pasadas. Al contrario, en el álbum hay mucho de catarsis, en temas como ‘Overcoming Me’ o el citado ‘Stephen’, musicalmente enfatizada por medio de coros gospel, como es el caso de ‘My Troubled Heart’ o de ‘It Comes Back To You’. En las canciones más recientes (‘Nobody’s Business’, ‘Key To My Heart’ o la gran ‘Nothing More Than Everything To Me‘), eso sí, se deja entrever un sentimiento de celebración de la felicidad actual: no en vano ha superado su adicción a las drogas y lleva ya cuatro años junto a su actual pareja, su relación más larga hasta la fecha.

Dice Christopher Owens que las canciones country le gustan porque “son concisas, van al grano, son honestas y emocionales”. Todo ello se puede predicar con facilidad de los temas de ‘A New Testament’ -¿con qué otros adjetivos describimos, sino, la bonita ‘I Just Can’t Live Without You (But I’m Still Alive)’?-, pero podemos añadir que su disco country le ha salido, además, entretenidísimo. Para muestra, un botón: la divertida ‘A Heart Akin The Wind’, con ese cowboy protagonista que “no tiene móvil” y que “sigue las estrellas de Tennessee”, y en cuya piel Owens parece sentirse tan cómodo. Haciendo memoria, no lo pasábamos así de bien con un vaquero desde aquél al que cantaban Chico y chica en ‘Status’. ¡Categoría! 7,5/10.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico