vt1ppal

Festival Vigo Transforma – Viernes 9 de Julio

Tras el espectáculo ‘Room’ de los Barceloneses Standstill al que lamentablemente no pudimos acudir debido a un retraso en el avión que cogimos, acudimos ansiosos a esa esperada primera jornada del festival Vigo Transforma, un nuevo festival que para su primera edición contó con importantes grupos de la escena internacional junto con algunas nuevas promesas de la nacional y otros artistas consagrados.
Para comenzar, y ya que es su primera edición, vamos a realizar un breve análisis de los cuatro puntos más importantes en nuestra opinión para un festival:

Organización: de 10, queremos destacar la impecable organización de este festival ya que, a diferencia de muchos otros, la efectividad a la hora de recoger las entradas, acreditaciones, pulseras y reclamaciones fue excelente para las más de 5500 personas que acudieron el primer día. Pero sobre todo lo más impactante fue la extrema puntualidad con que comenzaron los conciertos. Ni tan siquiera un minuto de retraso entre ellos (¡¡los fotógrafos teníamos que ir corriendo para entrar al foso a tiempo!!), algo muy de agradecer, pues son esos momentos de ‘hilo musical’ sin hacer nada los que le restan muchos puntos a casi todos los festivales. Sin duda Vigo Transforma es un ejemplo a seguir en este punto (y en casi todos, qué leches)

Localización: de 10, el puerto de transatlánticos de Vigo, situado en pleno centro de la ciudad fue un lugar ideal para alojar este festival, lugar idílico junto al mar con la agradable brisa marítima para relajarnos escuchando a nuestras bandas favoritas.

Precios: de 10, ya no solo por los 40 irrisorios euros del festival sino que consumir dentro de él era algo perfectamente factible, cervezas a 2€, bocatas a 3/4€, cachis a 4€, etc. Ya podían aprender otros…

Cartel: de 9, de no ser por un par de bandas, en especial una que sinceramente no sabemos qué pintaban en un festival como este, hubiera sido uno de los carteles de mayor calidad del año.

Una vez expuestos estos cuatro importantes puntos, comenzamos con nuestras breves reseñas de los 8 conciertos que tuvieron lugar el primer día.

A plena luz del día y, como ellos mismo dijeron, para amenizar la merienda, nuestros gallegos favoritos Triángulo de Amor Bizarro inauguraron frente a no más de 300 personas el escenario Heineken tocando en apenas media hora una selección de los hits de su nuevo trabajo. Qué decir que no hayamos dicho ya de TAB en alguna de nuestras crónicas o entrevistas…

Potente directo, como siempre, ‘De la Monarquía a la Criptocracia’ fue el favorito del público aunque nosotros nos quedamos con ese krautrokiano ‘Año Santo’, simpáticos y gamberros a la par, pero sobre todo aliviados por tocar cerca de casa y no chuparse cientos de kilómetros en furgoneta como nos confesó Óscar (teclista y guitarrista) tomando unas cervezas mientras veíamos a the XX. Una pena que tan sólo tocasen 30 minutos y en una hora del día que no les hizo demasiado bien, pero por lo demás, perfectos.

Una vez finalizado el brevísimo canapé de TAB, el escenario Xacobeo (el más grande) fue inaugurado como lo mereció con una figura muy querida entre el jovencísimo público femenino que abarrotaba las primeras filas. Se trataba como no del Venezolano Devendra Banhart acompañado de su formidable banda que, en perfecto castellano se dirigió al público de manera muy cercana y simpática agradeciendo su presencia y animándonos a bailar y tararear su folk-rock que en ocasiones nos recordó muy mucho a ese Adam Green que pudimos ver hace unos meses en Madrid. Desprendiendo simpatía y carisma por todos sus poros (normal que embaucase hasta a la mismísima Natalie Portman), Devendra enamoró a todos los presentes (sobre todo a LAS) y ofreció uno de los conciertos más divertidos de la jornada, ritmos caribeños, reggae, rock sureño oscuro y hasta se atrevió con un divertido cover del mítico himno 80s ‘Tell it to My Heart’ de Taylor Dayne. Finalizó interpretando ‘Carmendita’ tema salsero que no nos acabó de convencer y se despidió con un potente tema rock que bien podía haber sido de AC-DC.

Cuando quedaban pocos minutos para que Devendra finalizase, los fans de Wilco ya se aglomeraban en la primera fila del escenario Heineken para no perder detalle del intimista recital que nos brindaría su líder, Jeff Tweedy. Rodeado de 6 guitarras, Tweedy repasó de manera bellísima y personal algunos de los hits de Wilco. Cercano y simpatizando con ‘la roja’ Wilco decoró su mesita sobre la que no posó más que su harmónica con una bandera de la selección para ganarse aún más al devoto público que escuchó con silencio sepulcral ‘I’ll fight’, ‘Jesus, etc’ o ‘One wing’ entre otros.

Y del folk intimista de Tweedy pasamos al potente post-punk de esa banda que tantísimo hype ha creado en los últimos meses, the XX. Para empezar, una de las cosas que más nos sorprendió fue la ingente cantidad de fans niñas (literalmente, no llegarían ni a los 14 años) en las primeras filas. Se escuchaban frases como ‘joder qué bueno está’, ‘creo que voy a llorar cuando toquen Islands’ o ‘mi padre dice que como puedo ser fan de un grupo que sólo tiene un disco’… Sea como fuere, la verdad es que extraña muy mucho que una banda de post-punk oscuro como los son los XX llegue a gente de tan temprana edad, pero mejor esto que se pongan locas y locos con Hannah Montana, ¿no? Quien sabe, lo mismo gracias a bandas de este estilo dentro de unos puedes hablar de Joy Division o la escena de los 80s de manchester y no te miran raro.

Ataviados en sus trajes negros y una pose muy auténtica de rock de los 80 como nos comentó Rodrigo de TAB mientras escuchábamos uno de sus temas, los XX en general decepcionaron a muchos de los asistentes, en parte debido a ese hype que posee la banda. No sabemos qué es exactamente lo que el público esperaba de los ingleses pero, en nuestra opinión, ofrecieron un directo perfecto, potente y muy efectivo. Repasaron de arriba a abajo su álbum homónimo sin demasiados cambios y con batería sampleada ofreciendo ligeras variaciones en alguno de sus temas convirtiéndolos algo más bailables en el dancefloor haciendo el beat mucho más presente…¿darán el salto a la electrónica en su próximo álbum para que los jóvenes puedan bailar sus singles los sábados por la noche? Tiene toda la pinta de que sí. Por poner algún pero, la hora escogida, las 21:30h, sinceramente no fue la más adecuada ya que el sol aún estaba presente y le restaba mucho atractivo a la oscura y minimalista puesta en escena de este grupo.

Tras la oscuridad de los jóvenes XX nos apresuramos al escenario Heineken a una de las bandas que más teníamos ganas de ver, Fanfarlo. Nacidos bajo la sombra de Arcade Fire y Beirut, estos ingleses publicaron allá en el 2008 su álbum debut, ‘Reservoir’, pero no sabemos muy bien por qué no ha sido hasta este 2010 cuando se ha empezado a hablar de ellos. Estuvieron en el Festival Do Norte, en el Día de la Música y ahora en el Vigotransforma haciendo lo que muy bien saben ellos hacer, interpretar con decenas de instrumentos melodías fáciles y alegres que cuajan muy bien entre el público transmitiendo ese ‘buenrrollismo’ en el ambiente al igual que los madrileños Hola a Todo el Mundo. No faltaron los temas de su disco debut y también se dejaron escuchar alguno de los temas que tendrá su nuevo y esperado disco.

El cabeza de cartel nacional de la primera jornada fueron Love of Lesbian, grupo que, sinceramente, estamos un poco cansados de que esten presentes en tooooodos los festivales del pasado año y de este. Tienen ganado al público y lo hacen bailar y cantar como nadie montando una buena fiesta (baile final a lo Full Monty incluído…), pero esperamos que se tomen un tiempo y en 2011 no estén en tantos festivales veraniegos. Como el hombre tiene que repostar, aprovechamos este manido concierto para cenar, charlar y hacer una valoración del día. Nota para los organizadores: Lori Meyers hubiera sido el grupo idóneo para este primer día con su nuevo disco recién salido del horno.

Os Mutantes era esa banda de la que antes hablábamos que no sabíamos muy bien qué pintaba en un festival indie compartiendo cartel con the XX, The Divine Comedy y Jeff Tweedy… Por si a alguien no los suena, Os Mutantes es una banda brasileña formada en 1966 por Rita Lee y Sérgio Dias que hace años se pusieron de nuevo de moda gracias a un anuncio de zapatillas de deporte. Antaño (hace 40 años) era una banda bastante interesante (y joven) ya que experimentaba con psicodelia y el tropicalísimo contanto incluso con Caetano Veloso en alguno de sus temas , pero el concierto ofrecido en Vigo fue una auténtica PALETADA, así con mayúsculas. La banda, de la que por cierto sólo queda Sergio de la formación original, ofreció un espectáculo BOCHORNOSO digno de orquesta de pueblo tanto por sonido como por puesta en escena del que preferimos no ofrecer más detalles. Sin duda la nota negativa del casi perfecto cartel del Vigo transforma 2010.

Con la bajona producida por os Mutantes nos dirigimos a despedir la primera jornada del Vigotranforma con el espectáculo de los suecos Miike Snow, una auténtica sorpresa para este medio pues no los conocíamos y nos pareció una banda muy potente. Comenzando sus dos primeros temas con impactánte puesta en escena llevando puestas esas máscaras de teatro que tanto acojone dan, Miike Snow puso la guinda del pastel poniendo a los asisnentes a vibrar con su electrónica con toques de electropop. Finalizó a las 2 de la mañana y nos dejó con ganas de más grupos electrónicos, pero esto sería al día sigueinte con Orbital.

Nota: el clásico reportaje fotográfico tardará un mes aún ya que nuestro fotógrafo estará fuera hasta entonces. Aún así, os dejamos con algunas fotos sin procesar acompañando al post que cumplen su cometido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *