Najwa / El último primate

, , 2 Comments

primatedisconajwa

Hasta ahora, la carrera de Najwa no había parado de ascender en cuanto a calidad se refiere: desde ‘“Carefully’”, que ya contenía algunas buenas canciones, pasando por ‘“Mayday”’, bastante mejor, y siguiendo con ‘“Walkabout”’, un discazo que nunca obtuvo la repercusión que se merecía, a pesar de que su primer single, “’Capable”’, sonó bastante en el programa de televisión ‘“Supermodelos”’. Su obra maestra la ha hecho, no obstante, con Carlos Jean, bajo la forma de Najwajean, el nombre que adoptan ambos cuando se juntan. No hablo de ‘“No blood’” sino de ‘“Till It Breaks’”, una maravilla de la primera a la última canción y que me temo que tampoco está tan bien considerado por la crítica como se merece.

En el Sonorama de 2008, Najwa, en lo que parecía una broma, dijo que iba a tener que hacer canciones en español para que el público las cantara en los directos. Finalmente, así ha sido y se ha pasado al español, después de una extensa carrera en inglés. No obstante, no queda ahí la cosa, ya que, en realidad, el elemento más innovador en este nuevo álbum es su propio sonido, que es bastante diferente al chillout/indietrónica al que nos tenía acostumbrados en sus discos en solitario. El sonido de ‘“El último primate”’ es distinto a todo esto, es menos electrónico y más orgánico, desde mi punto de vista, mucho menos interesante que lo que había venido haciendo hasta ahora y, desde luego, para nada coherente con esta evolución lógica que su música había experimentado hasta la fecha.

Indudablemente, uno de los elementos más importantes de la música de Najwa es su voz, una de las más personales y bonitas del panorama musical español. Nos tenía acostumbrados a una voz susurrada, sugerente y, por momentos, quebrada, que le venía como anillo al dedo a las canciones de anteriores discos. En este álbum deja bastante de lado los susurros y eleva mucho más el tono hasta el punto de recordar a Bebe -‘“Me tiene que doler”’ fue compuesta inicialmente para ella-. Por otro lado, el paso del inglés al español conlleva casi irremediablemente que las letras hayan pasado a un primer plano, cuando nunca habían sido lo principal en su música.

Si algo bueno se puede decir de ‘“El último primate’” es que probablemente se trate del álbum más coherente de la discografía de Najwa, pues todo él gira entorno a la misma idea. Najwa ha definido el álbum como «un “romance con Lucifer»”, por lo que tiene de romántico y por lo que tiene de tintes oscuros. Las letras hablan de animales -lobos, arañas…-, cadáveres que huelen mal, esqueletos, cráneos, puñales, rituales, etc. Todo ello se refleja en la portada y en las melodías, con un toque un tanto tribal y sin estructuras pop típicas. Como bien ha dicho Najwa, éste es un disco muy gráfico, que logra evocar muchas imágenes. Como concepto está bien, pero, sobre el papel, se trata sin duda de su disco más flojo. 3/10.

 

2 Respuestas

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico