Preparados para Sonorama 2013: «¡¡Plaza del Trigo!!» vs. «¡¡Escenario principal!!»

, , Leave a comment

Sidonie_Festival_Sonorama_2012_Plaza_del_Trigo_Aranda_de_Duero_(Burgos)7 (1)

Los motores ya están más que calientes para la que es una de las citas básicas en la temporada festivalera nacional. El Sonorama, el festival del vino, el lechazo, el buen rollo y la Castilla profunda, ya está a la vuelta de la esquina con nada más y nada menos que 15 ediciones a la espalda. Con un cartel que, como ya adelantamos en su día, continúa con la línea de apuesta fuerte por el indie patrio (¿qué es el indie? el indie eres tú) combinado con nombres de prestigio internacional, el de Aranda es uno de los festivales con un público más fiel: a diferencia de otros, el que va, repite o se queda con las ganas. El mejor márketing es un buen boca a boca, y el Sonorama 2013 tiene esa vía asegurada… pero algo tiene de especial para que, dentro de la marea de festivales similares que cada fin de semana se celebran en todos los puntos de la geografía peninsular, decenas de miles de personas sigan apostando por él, a pesar de la pertinente rasca nocturna burgalesa y de lo complicado que es encontrar un alojamiento en el pueblo sin desembolsar el precio de una noche con todo incluido en un resort de Bora Bora (también hay que reivindicar…).

¿Qué es ese algo? Pues, honestamente, son muchos algos. La buena organización, los precios asequibles, el «no se solapan los conciertos principales» (sí con la carpa Future Stars, pero eso ya sería demasiado pedir, y los que nos lamentamos de esto somos unos pocos…), el buen rollo generalizado, el camping de calidad… y la plaza del Trigo. Así, tal cual: sin duda, es el distintivo principal del Sonorama: la gente «madruga» para ver más música en una pequeña plaza que ha registrado conciertos tan memorables como este (perdonen la calidad, es muy 2008…)

Dos escenarios principales (uno más grande que otro, sí, pero con la misma importancia esencialmente…) y la plaza del Trigo. Un lugar donde, al acabar los conciertos, se oyen gritos de «¡Escenario principal!» a las bandas más prometedoras. Y, también, un lugar al que las bandas que tienen asegurado ese escenario principal piden ir. Más de un grito de «¡Plaza del Trigo!» se ha dejado oír ya en el recinto del festival. No miento. El año pasado, Sidonie hicieron doblete (Trigo y principal) a petición propia («nos habían dicho que este era el mejor sitio para tocar en este festival, y no mentían…») y se marcaron un recital de versiones matutinas que, a juicio de la que escribe, fue mucho mejor que el show que ofrecieron la noche siguiente sobre el escenario principal (y no es poca cosa). Y Xoel López, por sorpresa, se subió la última mañana a presentar su entonces casi recién nacido Atlántico.

¿Quiénes han pasado por ahí? Enumeremos: Vetusta Morla en 2008 (2009, 2010 y 2012 escenarios principales), año en que también subió una tal Lourdes Hernández que casi nos duerme el año pasado. Arizona Baby en 2009 (al principal en 2010, 2011, y con Corizonas en 2012), cuando también tocó L.A (en 2010 en el principal, donde repite este año). The New Raemon en 2010 (vuelve este año al principal con Maga), con Supersubmarina también tocando a la mañana arandina (en 2011, al principal, y este año repiten).  Fuel Fandango en 2011 (Escenario Castilla y León es vida en 2012). Ese año, también los toledanos Mucho se dejaron calentar por el sol mañanero, y son uno de los platos más esperados de esta edición 2013… en el escenario principal. Y el año pasado, los que para una servidora fueron de los mejores conciertos del festival tuvieron lugar allí: los ya citados Sidonie, un enorme Eladio y los seres queridos, unos bestiales y hasta ese día desconocidos (para mí, claro) La M.O.D.A., un genial Jero Romero y un entrañable y sorprendente (porque no estaba anunciado) Xoel López. Estos dos, por suerte, vuelven a Aranda este año… al escenario principal. 

¿A quién tenemos, entonces, este año en la Plaza del Trigo? No voy a nombrar a todos, pero sí a cuatro grandes apuestas: Pasajero el jueves, David T. Ginzo al frente de Tuya el viernes, y Ángel Stanich e Izal el sábado. Motivos sobran para ir a verles, igual que, ya dentro del recinto, a clásicos como Travis, Belle and Sebastian, Jaime Urrutia o Lori Meyers (¿hay algún festival al que no vayan? Igual te los puedes perder, seguro que te los encuentras en otros veinte sitios…). Nombres muy del momento, como Egon Soda, León Benavente, Standstill, Luis Brea o Havalina (otros que fueron a por trigo en 2012). Imperdibles como los ya mencionados Mucho, Jero Romero, Xoel López y L.A, además de Soleá Morente y los Evangelistas, Pony Bravo, McEnroe o The New Raemon + Maga (ojo que es uno de los últimos conciertos de Ramón Rodríguez por el momento). Y apuestas más en petit comité (en la Carpa Future Stars) como Dehra Dun, Los Madison, Alis, Sexy Zebras, o Santos. La lástima es que estos sí coinciden con platos muy fuertes… pero chico, no se puede tener todo en la vida.

En fin, que las ganas son muchas y es difícil resumir qué ver en Aranda. Lo que está claro es que se gritará «¡Plaza del Trigo!» en los escenarios principales, y se gritará «¡Escenario principal!» en la plaza del Trigo. Y ahí está lo bonito. Desde aquí ya vamos gritando algo: «¡¡¡Concierto sorpresa!!!». Señores de Art de Troya: nos hemos acostumbrado mal, y queremos un concierto sorpresa también este año. Venga, hombres. Solo por lo bien que hablamos de su «sarao» nos lo tenemos merecido… ¿o no?

Fotografía de Pravdaverita – Wikimedia Commons

 

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico