Sidonie en Valladolid, crónica

, , 7 Comments

Sala Mambo (Valladolid)
10 de Abril de 2008

Aforo completo, mucho fan y preciosas grupies, como no podía ser de otra forma, para esta segunda entrega del Valladolindie con Sidonie. El concierto fue un repaso a toda su carrera y no solo una simple presentación del disco con el que están girando ‘Costa Azul’ 2007.
Inversamente al orden de edición alternaron canciones en español de sus ultimas grabaciones, donde han evolucionado a un estilo mas pop melodioso y vital, con una selección muy celebrada para pasar a sus primeros trabajos sin olvidarse de sus hits con mayor repercusión. Se puede decir, tirando de símil, que este grupo tiene un buen ‘fondo de armario‘ y lo sabe sacar partido.

Ciertamente se permitieron algunas licencias por ser quien son y estar donde están:
parar motores para plantarse en un acústico (Jardín polar) cuando tenían al publico subidisimo con temas mas movidos, causando la distracción del respetable, pero clavarlo y con la melodía de la composición pasar del inicial jolgorio a la completa atención y silencio (incluso mecheros) que requería la cancion. U obligar a sentar a toda la sala en el suelo emulando una jaima para después deleitarnos con una sesión de sitar que pasmo al publico y desemboco en ambientes mas guitarreros, psicodelicos y desenfrenados.

Esto por cierto abrió la segunda parte del concierto en la que aparecieron los Sidonie de la primera etapa con sus influencias britanicas, sonidos psicodélicos y mas late sixties.
Y los músicos. Porque si bien en la primera parte se dedicaron a fusilar los hits mas luminosos y popies de sus dos últimos discos, fue en esta parte cuando aparecieron los solos mas fulgurantes, las colaboraciones teclado-guitarra, el slide, los pedales y demás sutilezas que dieron autentica profundidad al concierto mas allá de la simple recreación de lo ya grabado nota por nota.

Persona, Bohème, Nuestro baile del viernes, Varanasi, Sidonie goes to moog, Fascinado, On the sofa,… las canciones iban cayendo bajo la acertada iluminación y un buen sonido que, incidentes como la alarma de fuego aparte, nos hicieron pasar volada la escasa 1.20 horas que duró el recital hasta acercarnos al final del concierto que terminó con los miembros de la banda, más el guitarra y acordeón adicionales, en el centro de la sala entre el publico sentado (ahora si) haciendo un acústico sin micros de ‘Todo lo que nos gusta‘ que obtuvo el silencio necesario para ser oído.
Definitivamente una apuesta sobre seguro.

Texto por David González aka Txopo
Fotos por Víctor Alonso

 

7 Respuestas

  1. bydiox

    13 abril 2008 22:22

    Creo que estuvimos en conciertos totalmente distintos… o eres muy fan y captas cosas que un profano no, porque vamos, sonaban como el culo (mitad culpa de la sala y mitad culpa suya, porque el «telonero» sonaba bien), aunque estaban puestísimos (en el sentido que sea, claro) y subidísimos… parte del público los acompañó, pero la otra parte se estaba durmiendo con sus canciones, únicamente cuando volvieron a su etapa en inglés (personalmente, la mejor) algo de brillo volvió a lucir en el escenario.
    Y lo de las acústicas, pues no sé, apenas se escuchaba nada así que…

  2. txopo

    14 abril 2008 0:13

    No soy muy fan la verdad, de hecho era la primera vez que les veía en directo…
    En cuanto al sonido no se donde estarías situado pero en general estuvo bien; vale que no es el España, evidente, pero vaya tampoco es la sala polar en la que a veces parece que hay que jugar a adivinanzas.
    Si la gente se estaba durmiendo lo estaría haciendo por las esquinas pq cada vez que echaba un vistazo a la sala solo veía a gente apiñada contra el escenario moviéndose ritmicamente.
    Coincidimos en que la mejor parte fue el repaso a sus dos primeros trabajos.

  3. Vito

    14 abril 2008 1:16

    yo también estuve y el sonido me pareció realmente bueno… claro, será porque estamos acostumbrados al de la polar y el del asklepios, pero en todo momento fue realmente nítido.

    el público sí que es cierto que no estaba en todo su fervor, pero en el centro se ve que lo disfrutaron muy mucho.

    coincido con ambos en que los mejores temas fueron los de los primeros discos, las más psicodélidos y virtuosísticos (dntro de lo que cabe)

  4. bydiox

    14 abril 2008 2:00

    Yo creo que lo del sonido es culpa de ellos más que de la sala, yo estaba atrás (entré tarde) y no es cosa únicamente mía, sino también de las chicas con las que fue, todos coincidimos en el pésimo espectáculo que dieron.

    Y el público que estuvo adelante eran fan fan y se notaba que disfrutaba con todas las canciones, eso me pasa a mí con algunos grupos, me da igual cómo toquen, mientras toquen.

    Y sí, estos chicos desde que dejaron el inglés han bajado mucho el nivel… o tal vez sería más justo decir que ahora tienen otro rollo totalmente distinto (ojo, hay canciones que me siguen gustando bastante, pero no es lo mismo).

    Saludos.

  5. ali

    14 abril 2008 8:18

    Hola! Variedad de opiniones.
    Tiene que ser porque estuvimos en diferentes sitios en mambo y por lo visto la acustica depende mucho de donde te pongas. Desde donde estaba yo ya os digo también que se oía fatal, pero mal mal. Vamos, que ni cuando hablaba Marc se le entendía apenas… asi que las canciones ni te cuento. No es que yo sea super exigente con el sonido,es un concierto, no se va a oir impecable… pero era una cosa exagerada. He visto más veces a Sidonie y sonaban bien. No creo que sea porque toquen mal, pero tampoco estoy en condiciones de valorarlo.

    Pues nada bydiox, para la próxima habrá que coger un sitio mejor, porque irse a casa así fue una faena (culpa mía que llegué tarde)

    Por cierto, unas fotos preciosas. Un saludo!

    ((Ya, es que asklepios se las trae también…))

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico