Concierto de atom rhumba

Concierto de Atom Rhumba en Valladolid

El próximo sábado 27 de noviembre volvemos a tener concierto en Valladolid. La asociación Reducto Sónico nos trae a Atom Rhumba, reunidos de nuevo tras tres años de parón, y con nuevo disco, Gargantuan Melee. Sala Black Pearl Heineken Club. Entrada: 10€.

Así nos presentan el concierto desde Reducto Sónico:

“El 29 de Diciembre de 2007 ATOM RHUMBA decidieron hacer un parón y descansar después de 10 años de giras ininterrumpidas. Se despidieron a lo grande, en el Kafe Antzokia de Bilbao, con un lleno absoluto y el público rendido a sus pies, en formato especial, el double-power trio y una sección de vientos. 9 músicos al servicio del ritmo en un concierto emocionante y único y que ha quedado para el recuerdo.

(…)

Y, sobre todo, han escrito las canciones para su próximo disco “Gargantuan Melee” que ha sido grabado con Kaki Arkarazo, con el que ya trabajaron en Backbone Ritmo [Munster Records, 2005], y la portada ha corrido a cargo de Olaf Ladousse. Los propios Atom Rhumba definen su nuevo trabajo como su disco “más cafre, infantil, cínico y con redaños de la historia de la banda”.
En Gargantuan Melee se encuentra “Istingako Mutikoa”, el primer tema que Atom Rhumba ha compuesto en euskera. Además, el grupo también ha grabado una versión de la canción “Lizardi” para un disco tributo a Mikel Laboa que va a editar Bidehuts.
Y desde Enero 2010 han empezado a dar conciertos secretos para rodar estos temas y curtir la nueva formación.
Ahí, en su show trepidante, es donde la cosa adquiere proporciones de fenómeno.  Si hace un tiempo pudimos definirles como “el primer grupo artie peninsular que traspasa con creces las fronteras del garito de 50 m2”, ahora mismo y a tenor de sus imparables giras, de su sold out en locales de respetable aforo, de su pase por el Fuji-Rock japonés donde son tratados como estrellas o de su presencia en publicaciones antes insospechadas, podemos decir que el éxito del grupo vizcaíno es un reflejo fiel de que el gusto de las masas está mejorando sin remedio.
Aparte de las canciones, hay otros aspectos que van quedando claros en el devenir de nuestros héroes, el más llamativo es su apego a las raíces. Han viajado y se han infiltrado en numerosos ambientes que podían haber canalizado para trepar, pero lejos de ello insisten en que se les relacione con el que consideran su lugar: la avanzada de músicos guipuzcoanos de la que siempre están cercanos, sus colaboradores habituales.
Con un sonido más crudo que nunca pero también más poderoso, los ritmos (la esencia de su marchamo musical) son cada vez más precisos y niquelados, las voces cada vez más extremas (Rober! salta sin pudor del falsete al barítono), los juegos de guitarras son marca de la casa, hay vibráfonos, percusiones, steel guitars y coros…
Que ustedes se disloquen…
Salud y Rhumba”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *