Crónica 44 Heineken Jazzaldia: Día 1

, , Leave a comment

44jazzaldiadia1

La 44 edición del Festival Heineken Jazzaldia, uno de los más, si no el más, importantes festivales de Jazz en España dio comienzo el pasado 22 de Julio de 2009 a las 1830h en la maravillosa ciudad de San Sebastián, con la actuación en el rehabilitado Teatro Victoria Eugenia del trompetista Dave Douglas y su Brass Ecstasy, un interesante quinteto con 4 vientos metales y batería que ofreció un muy buen concierto para inaugurar esta nueva edición del Jazzaldia. Sin mayor virtuosismo, la ocasión no lo pedía, la banda de Dave Douglas comenzó ofreciendo algunos temas sencillos cuyo sonido recordó a aquellas bandas de brass americanas debido a que en su formación no había ningún intrumento de cuerda. Según avanzó la tarde, la banda comenzó a demostrar su calidad con virtuosos solos demostrando en todo momento que Dave mandaba en el escenario, sin dejar de lado al increíble trombón que también nos deleitó con magníficos momentos. Para acabar, hubo momentos para el homenaje, o mejor dicho mofa, con aquel tema dedicado a George W. Bush de melodía triste y melancólico y, ahora sí homenaje, con la magnífica versión de ‘I’ll be there’, esa preciosa balada de los Jackson Five que nos puso la piel de gallina al recordar al rey del pop recientemente fallecido. Nota: 7

El buen sabor de boca que nos dejó Dave Douglas no cambió tras la intimista  actuación del joven Brad Mehldau a las 2100h en el Auditorio Kursaal. Este virtuoso del piano ofreció al respetable un arriesgado concierto el sólo al piano en acústico con una temática de lo más variopinta. Composiciones clásicas, preciosas baladas intimistas, un blues de lo más típico en el que constantemente nos entraban ganas de saltar con un ‘yeah’, un medley de Jobim fusionado con composiciones propias, como no, algún estandar como el ‘My Favourite Things’ de Coltrane de Rodgers y Hammerstein y hasta el contemporáneo y popular tema ‘Teardrop’ de Massive Attack sonaron maravillosamente en un concierto que, aunque algo denso en ocasiones, se disfrutó al máximo hasta el punto de regalarnos tres bises. Le guste o no el apodo, realmente nos encontramos con el nuevo Bill Evans. Nota: 7

Algo cansados nos dirigimos de nuevo al Teatro Victoria Eugenia a las 12 de la noche al primer concierto no jazzístico (cada día hay más, por cierto) de esta edición. Se trata de uno de los grandes del folk-indie, Micah P. Hinson, que, repleto de fallos técnicos, dio un concierto extremadamente denso y del que salimos con un sabor agridulce como podéis leer en nuestra crónica especial. Nota: 6

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico