25 junio 2024

El pasado viernes, Eleanor Friedberger hacía parada en Madrid, para presentar su debut en solitario , ‘Last Summer’. La mitad de Fiery Furnaces ha conseguido aupar sus inquietudes y aunarlas en un disco donde cada una de sus rodajas nos sumergen en un calido verano de recuerdos y de hogueras donde suenan guitarras juveniles de fondo. El ciclo Heineken Music Selector volvía de nuevo al ataque con esa agudeza para rescatar lo mejor de cada temporada

Hace un par de años que Eleanor pasó por la Moby con Fiery Furnaces, pero su nuevo trabajo obligaba a ver como se defendía fuera del entorno familiar, cómo se desenvuelve con sus propias armas, en una sala que fue alcanzando un tímido lleno y donde se metió en el bolsillo a los allí presentes desde los primeros acordes de una versionadaMy Mistakes‘.

La de Brooklyn se separa de anteriores sonideros ( algo hay remanente, en su forma de interpretar) pero logra alcanzar un punto de inflexión en el papel de solista femenina , y la dota de una personalidad propia con la sobresale por encima de otras songwriters al uso.

La chiquilla va con ganas y tiene nuevo material que intercarlar entre las canciones de su primer trabajo, así nos mantuvo entretenidos conI Don´t Want To Bother You’ , tema inédito que la acerca a raíces más country. Las letras y melodías tienen un papel fundamental en la nueva etapa de Eleanor, así se respaldó de su banda (batería,bajo y guitarra para la ocasión) para firmar un paraiso nocturno donde la cantante brillaba con luz propia . Eleanor cantaba a la tristeza con I Will Never Be Happy Again o nos introducía en su vertiente más funk conRoosevelt Island momentazo del directo sin lugar a dudas, donde el espíritu más bailongo afloraba en la banda.   Antes de ‘Glitter Gold Year‘ nos adelantaba otro nuevo corte, Trying Not To Stare At The Sun‘ , mirada al infinito y bajista concentrado sobremanera . Cambio de ritmo y una cruda e impecable interpretación de There Are Other Boys Too‘ . Movimientos tectónicos de bajo nivel que aumentaría con ‘Early Earthquake’. Cabe destacar la transformación en directo de la mayoría de temas de su álbum, donde toman vida y pueden mutar según los estados de ánimo, sonando mucho más intensos y despistando al espectador , demostrando una vez más la cuidada experimentación a la que somete sus temas .

‘Scenes from Bensonhurst’, que  se retroalimentaba en unas cuerdas embravecidas , acelerandose sobremanera, golpeándonos plácidamente, e ‘Inn Of The Seventh Ray’ daban paso a la despedida con  , ‘I Won´t Fall Apart On You’ .Un repertorio elegante, y enriquecido, para deleite de fans y para tapar bocas a los que pensaban iba a tocar 30 minutos escasos.

Volvió de manera solitaria a los bises, para después reunir a la banda e interpretar una versión de Bob Dylan , ‘ True Love Tends To Forget‘. Pero la guinda la puso un nuevo rescate de ‘My Mistakes’, coros remolones entre el público y una revitalización de la figura rockera femenina que salió engrandecida.