We were driven by the sound : Crónica del concierto de Gold Lake en Sala El Sol. Marzo 2017.

, , Leave a comment

Gold Lake salieron laureados el pasado viernes en la madrileña Sala El Sol, habia ganas de ver a la banda en sala, en un directo para ellos solos, y así lo demostraron las más de trescientas personas que auparon a la banda, transformada a formato cuarteto para la ocasión.

gold lake2

Carlos y Lúa contaron con Daniel Montero ( Cooper,Pipol…)  al bajo y Nacho García (Cooper, Jero Romero…) a la batería, reforzando sus composiciones y dotándolas de mayor luminosidad y contundencia si aún cabe. A ello le añadieron una cuidadosa puesta en escena donde los luminosos y los detalles florales hacían presencia y denotaban que estábamos ante una noche donde la magia tenía forma de reflejos en un lago dorado.

Reunión, así podemos definir el ambiente de la noche, una reunión en la que melómanos, amigos, familiares, prensa y fans pudimos disfrutar del buen hacer de una banda que si bien aún es poco conocida por estos lares, ha hecho meritos de sobra para labrarse un hueco en nuestras salas y bibliotecas musicales. Cabe destacar que Gold Lake han estado girando al otro lado del charco y teloneando a bandas como Midlake o Nada Surf, así mismo por aquí quizás les pudiste degustar abriendo para el señor Paul Weller en la Riviera o por duplicado en el Dcode 2015, quizás poquito a poco se animen a empaparnos con sus brillantes sonideros, compuestos a caballo entre Brooklyn y Madrid, más a menudo.

‘Empire of the Light‘, es uno de los adelantos de su nuevo trabajo y fue una de las nuevas composiciones elegidas para sonar de primeras, melodía vitalista y llena de destellos, un claro ejemplo del sonido que verán las nuevas composiciones de la banda que tiene prevista su salida pasado el verano.

Si bien la banda sólo tiene una referencia publicada, ‘Years‘, sirvió por sí sóla para llenar cada rincón de la céntrica sala de vibraciones en las que se atisbaban ecos de bandas que van desde unos Howling Bells y Best Coast a baja revolución a unos Beach House revolucionados . Así en ‘Severed Land/ The Sound‘ se sienten cómodos y empiezan el recorrido por ‘Years‘, si bien alternan nuevos temas llevándonos a terrenos más íntimos para acto seguido cabalgar al ritmo de ‘We Already Exist’, pop etéreo y cuerdas enmarañadas sobre las que se alza la voz de Lúa ( ‘There is no country better than your heart ‘ gran verdad)… o llevarnos hasta  ‘Alpide Belt’, cualquiera se baja de tan magno viaje.

Improvisan, se sienten cómodos y no hace falta que su repertorio se alargue toda la noche, dosis justas para mostrar el equilibrio perfecto. Consistentes y contundentes durante casi una hora, y si hay que embrutecerse, lo hacen. Se crecen con ‘Lovers‘ y alcanzan el clímax final, explosión ruidista como colofón a una noche redonda. No hay lugar para los bises, ya lo advertían, una tormenta de aplausos les acompaña a buen recaudo, toca salir y recoger las muestras de cariño. Paradójicamente suena de fondo ‘Lonely boy’ en el Sol…está claro que todo el amor se lo llevaron los Gold Lake.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico