Crónica del concierto de We Are Standard + Cut Your Hair en la sala Joy Eslava de Madrid – abril 2012

, , Leave a comment

Tocar en Joy Eslava cuando apenas tienes veinte años tiene que ser algo parecido a jugar en Old Trafford, El Teatro De Los Sueños, en tus inicios como futbolista. Asombrado ante la inmensidad, deleitado por la belleza del lugar. Así salieron los catalanes Cut Your Hair, los primeros valientes en abrir fuego en el teatro, nerviosos pero dispuestos ante su segundo gran reto en Madrid –el primero, abriendo para The Rapture en la antigua sala Heineken–. La mala noticia para el trío barcelonés fue la hora, temprana para esperar una gran entrada en una noche de jueves; la buena, que no se me ocurre un mejor compañero de cartel para ellos que We Are Standard, profetas del indie patrio en un idioma –lírico y musical– más de aquí que de allá. Exactamente igual que el prometedor fichaje de Mushroom Pillow. En media hora, Cut Your Hair completaron un concierto de menos a más donde presentaron en directo su reciente EP –escúchalo aqu햠(‘Utah In Pictures’, ‘I Wish I Was Stoned’, ‘I Need Another Friend’) hasta acabar con ‘Halloween Night’ –para mi gusto, su mejor y más completa canción– y ‘Jupiter’, experimental tema inédito que nos sorprendió para bien en una demostración de que no todo en su repertorio es pop directo y facilón.

Pasadas las diez de la noche, aquello de El Fin Del Mundo que We Are Standard habían predicado parecía lo menos importante. Que se fuera al carajo. Que nos fuéramos bailando. Por si acaso, Deu Txakartegi –el frontman de los de Getxo– apareció trajeado y desenfadado, por si a Los Mayas les diera por aparecer por allí, que pudiera recibirles con sus mejores galas. Como el chiste del amigo borracho en su funeral, We Are Standard querían acabar sus días de la mejor de las maneras posibles. Y para ello, además, contaron con acompañantes de lujo: el coro gospel The Afro Sisters y los vientos de Victory Trumpets. Por si fuera poco. El pistoletazo de salida lo dieron con ‘The Good Ones’ y ya no pararon. Y es que la carrera de los vascos está llena de hits y canciones redondas. Y por eso pueden lanzar ‘Other Lips, Other Kisses’, ‘Summer’, ‘Let’s Say I’m In Love’ o ‘Last Time’ sin dejar tiempo para respirar, una tras otra, minando las fuerzas del oponente.

Con los ánimos calientes, el punto álgido llegó con ’07:45 (Bring Me Back Home)’ –dichoso single de su último EP ‘Great State’ que aún no nos hemos sacado de la cabeza–, bañados de confeti, empapados y sudorosos. Aún habría tiempo para cuatro temas más, en ese apoteósico final con ‘Don’t Let The Children Play Around’ y ‘On The Floor’, dinamita para El Final De Nuestros Días. Entonces, vítores y silencio de Celebración. Todo había acabado allí pero, afortunadamente, pudimos contarlo. Y así hasta el próximo Fin Del Mundo. ¡Viva!

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico