Crónica del concierto de Tirano y Of Moths And Stars en Madrid. Sala Costello. Febrero 2019.

, , Leave a comment

COMBO DE POTENCIA CON OMAS Y ELEGANCIA CON TIRANO

20190202224746_IMG_1347_polarr_1

La tarde comenzaba con un improvisado sold out en la sala Costello de Madrid, así que esto sólo podía augurar un concierto de lo más intenso para ver a los recién llegados Tirano y a los británico-españoles Of Moths and Stars, que cuentan con el lujo de haber participado en festivales como el Mad Cool, más conocido aquí en España, así como otros internacionales por Hong Kong y Reino Unido sin haber tenido un disco publicado hasta que llegó su primer trabajo de estudio, Live Like Me, que vió la luz el pasado mes de septiembre.

20190202230333_IMG_1441_polarr_1

Para completar esta noche con un doble cartel de lujo, Tirano hacían su presentación ante el público madrileño con el EP Somos Dolor, con cuatro canciones en su haber, así como varias sorpresas que fueron desgranando a lo largo de su concierto. Vayamos por partes. Los valencianos Tirano rompían el hielo con frases como «pasen, son bienvenidos a nuestra hoguera familiar» con la acústica-eléctrica Salvajes, toda una declaración de intenciones para subir un poco la poco el ritmo con En la niebla, con toques de blues y tintes de una peli de Tarantino en la que Joe hace alarde de voz y que, todo sea dicho, suena mucho más potente que en el disco.Seguimos descubriéndoles entre la energía de temas inéditos en los que vemos a una banda en total sincronía o el romanticismo pop de otros como Sin Más, pasando por una versión del Que No, Que No de Deluxe que interpretaron con nota.Con un público entregado, los levantinos se encontraban como en casa, agradeciendo que esa familia que forman músicos-oyentes vaya creciendo. El punto y final lo pusieron con el tema principal Somos Dolor.

Pero la noche no se paraba ahí, los británicos Of Moths And Stars hicieron su aparición bajo los focos entre aplausos y las baquetas que daban el pistoletazo de salida a Live Like Me, con guitarras poderosas que en un primer momento te hacen preguntarte si te has metido en un concierto heavy. From Behind a Clock nos hace bailar, entre unos inicios algo rockabillies, pasando a esas claras influencias a los Artic Monkeys.

La atronadora Godzilla hace honor a su nombre, con un Chris que lo entrega todo, un ritmo trepidante y unas guitarras brutales, así como en el resto de temas como The Sound You Make When You’re Afraid, Seeing Ain’t Believin o la imprescindible My my my, donde se nota que la  banda está disfrutando de ese calor del público.

El, diríamos, casi único momento de tranquilidad lo pone Sunlight, o quizá también I Should’ve Let You Know, con la que finalizaron el concierto. También hubo sitio para la improvisación cuando Chris mencionaba que era el cumpleaños de su hermano o chascarrillos diversos entre canciones.

Los OMAS (ya son como de la familia) están en forma, buen rollo, rock en estado puro y potencia en directo, arrolladores, es imposible quedarse estático ante tanto derroche. Aunque quisiéramos, no podemos mencionar nada negativo, ya que están a la altura de bandas de grandes audiencias, quizás para eso aún parece que les quede un poco, pero por lo que hemos visto, si siguen así, muy poco.

Texto: Cristina R.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico