Crónica de J en La Boca del Lobo

, , Leave a comment

Si algún día me hicieran una de esas estúpidas encuestas preguntando con qué personaje famoso (no famosillo) me iría de copas, contestaría sin duda que con J, J Planetas como diría el gran Diego A. Manrique.

Tres meses después de la última actuación en Madrid de Los Planetas (Summercase´08), el pasado martes 14 J Planetas se desnudó en La Boca del Lobo, en pleno barrio de Huertas de Madrid. Fue la antesala al merecido concierto-homenaje al mítico grupo granadino del día siguiente en L´Auditori de Barcelona, el cual parece que agradó a tantos como defraudó, como hemos visto aquí mismo.

Más que un concierto fue una charla entre amigos, a la que nos dejaron asistir a los acérrimos de Los Planetas en general, y de J en particular. Con el mencionado Diego Manrique como maestro de ceremonias, la charla-concierto fue un éxito de público, que atiborraba las tres plantas de La Boca del Lobo. Daba igual que J no se acordara de muchos temas, que unos sólo los empezara o que la letra de otros se la tuviéramos que recordar los asistentes. La excusa -15 años desde que empezaron- era perfecta. Sólo hacía falta un micrófono, una guitarra, un gin-tonic y unos cuantos pitillos.

La noche estuvo llena de hits, no podía ser de otra manera, pero también homenajes a algunos de los grupos que más han influido a Los Planetas.
A las introducciones de Diego Manrique en forma de repaso a la historia del grupo, J respondía con temas que le iba sugiriendo el propio Diego o que a él mismo le apetecía tocar.
Arrancó con Mi hermana pequeña, esa pequeña joyita con que despuntaran en 1992. El primer homenaje llegó con Un metro cuadrado de Vainica Doble. Tras 124 (Los planetas contra la ley de la gravedad, 2004) y Tendrá que haber un camino (La leyenda del espacio, 2007), llegaron los míticos Brigitte (Super 8, 1994), David y Claudia (Pop, 1996), José y yo (ídem) y el enorme himno al desamor Segundo Premio (Una semana en el motor de un autobús, 1998).

La velada se iba calentando y J refrescaba la memoria -ayudado por la copa- para dar lo mejor de sí mismo con la guitarra (él mismo se excusaba diciendo que era lo menos parecido a un virtuoso de la misma). Tras sendos homenajes a Pink Floyd, a los donostiarras Family y a Rodrigo García, el segundo tramo del concierto fue un repaso a los discos de los últimos años, precedidos por el tema Prefiero bollitos (Canciones para una orquesta química, 1999).
Así, el repaso a Unidad de desplazamiento (2000) –Maniobra de evasión, Un buen día– y, sobre todo, Encuentros con entidades (2002) –San Juan de la Cruz, Corrientes circulares en el tiempo, Pesadilla en el parque de atracciones– y Los planetas contra la ley de la gravedad (2004) –Canción del fin del mundo– fue uno de los mejores momentos de la noche, habida cuenta de que al ser temas menos antiguos los olvidos en las letras eran menores.

La extensa discografía planetaria no permitió detenerse demasiado en su último trabajo, La leyenda del espacio (2007), del cual eligieron Si estaba loco por ti, dando fin al concierto con sendos homenajes a The Velvet Underground (Femme Fatale fue el tema elegido) y a su amigo el Sr. Chinarro.

En definitiva, enorme repaso a estos abanderados del indie nacional, auténticos pioneros del rock sin poses innecesarios.

[De postre -ésta no la tocó-, el vídeo de, para mí, uno de los mejores temas de Los Planetas, Devuélveme la pasta]

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico