18 junio 2024
Mick Harvey

El pasado sábado 18 de mayo resultó fácil caer en un silencio inquietante y consciente durante la actuación de Mick Harvey en La Sala El Sol de Madrid. El artista nos reveló una nueva forma de experimentar sus canciones, acompañado por cuatro intérpretes (María, Flor, Laura y Ana) con instrumentos de viento y junto a Amanda Acevedo, con quien presentó el año pasado su preciado disco Phantasmagoria In Blue (2023). Las canciones de este álbum son delicadas y a menudo incluyen una sección de cuerdas, por lo que la pregunta que nos ocupaba al entrar a la Sala El Sol era cómo se transferirían al ambiente en directo. El resultado fue sólido y refinado.

También lo fueron las canciones de su recién estrenado álbum Five Ways to Say Goodbye (2024), un álbum caracterizado por un ritmo pausado y reflexivo, que nos permitió disfrutar plenamente de todo lo que la música significa. Mick Harvey es un gran compositor y cantante. Era fácil sentir que hería tus sentimientos, porque eso es algo que se le da francamente bien: ahondar con su voz en el inframundo, con un tono cálido y grave que transmite una profunda sensación de introspección y melancolía.

Harvey inauguró el concierto con la canción “Heaven’s Gate”, la misma que abre su último álbum, seguida de “Beautiful & Young”, también incluida en esta obra. Estos temas prepararon el terreno para otro momento especial, cuando interpretó “Photograph” de su preciado disco Two of Diamonds (2007).

Sin entrar en detalle en todo el setlist, la aparición en escena de Amanda Acevedo fue exquisita, y juntos, con un álbum que se compone en gran parte de versiones, hubo varias versiones ligeramente deconstruidas durante la noche, pero resumiéndolas a sus formas esenciales pero igualmente bellas. Hablamos de temas profundamente radiantes y cantados en español e inglés, como la versión de “Al Alba” de Luis Eduardo Aute” o la adaptada y reinventada “The Blue Unicorn” de Silvio Rodríguez. Tambíen destacaron en el bis “Bonnie & Clyde” y la mutada “La chanson de Prévert” en “Prevert Song” del grandísimo Gainsbourg.

El concierto fue ganando intensidad a medida que avanzaba la noche. Aunque Acevedo aportaba un toque de color al escenario y a las canciones que compartió con Harvey, algunas de las interpretaciones en solitario en la segunda mitad del concierto, como “A Suitcase In Berlin”, “The Art of Darkness”, “We had an island” o “Setting You Free”, nos mostraron la magnificencia del rock suave de Mick Harvey y su talento para convertir baladas tiernas en tristes, encontrando inspiración en los lugares más inesperados.

Harvey no dudó en quejarse con humor del calor inicial de la sala. Además, demostró su atención al detalle al separar rápidamente el vino “rivero” (como él lo llamó, en lugar de rivera) y el agua del altavoz, destacando su lado humano y conectando con el público de una manera genuina. Cuando Amanda Acevedo abandonaba el escenario, Harvey bromeaba con un “Sorry it’s my fault. I take all the responsibility”. Al final del concierto, Harvey estaba encantado de firmar discos, demostrando su gratitud como reflejo de su autenticidad y aprecio por su público. Por supuesto, no faltó uno de sus temas más conocidos, “Out of Time Man”, con la que la sala se inundó de aplausos.

Mick Harvey ha publicado nueve álbumes en solitario y casi la misma cantidad de bandas sonoras. Es claramente un hombre motivado y nos ha encantado tenerle en Madrid. Recordemos rápidamente que el artista australiano fue especialmente conocido por su trabajo con Nick Cave and the Bad Seeds pero que también ha colaborado con otros artistas que incluyen The Birthday Party, Crime & the City Solution y PJ Harvey. Su versatilidad y talento musical lo han llevado a ser reconocido como uno de los músicos más destacados de la escena alternativa.

Mick Harvey

1 comentario en «La magnificencia del rock suave de Mick Harvey | Crónica concierto en Sala El Sol»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *