Entrevistamos a Juan Zelada; «no queríamos desvirtuar lo que yo hacía, pero vinculando el soul a otras ramas y salidas posibles»

, , Leave a comment

Juan_ZeladaJuan Zelada volverá a Madrid el sábado 2 de abril. Lo hará en la Sala Arena, dentro del ciclo MadTown Days, con su último trabajo, «Back On Track». Usándolo como excusa, le planteamos unas cuantas preguntas.

 

He leído que tus reuniones familiares eran como una jam session, ¿cómo vivías de pequeño la música? Supongo que tu familia no recibió como una mala noticia que decidieses dedicarte profesionalmente a ella.

De pequeño se vivía todo con mucha magia, entusiasmo y ganas de descubrimiento. Es decir, ¡como deberíamos seguir viviéndolo! Mi padre nos ponía vinilos antiguos mientras tocaba él la guitarra, nosotros nos inventábamos la letra en inglés corriendo por la casa. En verano las jam sessions familiares eran los mejor. Se juntaban muchos estilos y nos reuníamos todos alrededor de la música, planazo que juntaba a las tres generaciones.

Estudiaste becado en el Liverpool Institute for Performing Artist, donde recibiste un premio de manos de Paul McCartney. ¿Tiene el título de tu Beatle predilecto?

Lo bueno de los Beatles es que cada uno de los cuatro, cinco si incluimos a George Martin, tenían algo único. No eran completos sin la aportación valiosa de cada uno de ellos. Supongo que con Paul me une la facilidad y predisposición para componer, es admirable el volumen de canciones memorables que escribía. Pero John tenía magia y duende, y eso les convertía en pareja mortífera.

¿Es llamativa la diferencia entre tocar en Inglaterra y hacerlo en España?

Puede que sí. Recuerdo tocar en teatros, pubs, donde la gente iba a escuchar, a pesar de estar entre amigos y cervezas. En el circuito, notabas que la gente iba asiduamente a conciertos, y era la norma. Las diferencias culturales son largas de explicar, pero siempre valoraba allá mucho la devoción que le tenían a la radio y a la BBC. En España el público puede ser más entregado, enérgico, siempre ávido de fiesta, pero a veces anda algo disperso.

Teloneaste a Amy Winehouse durante su gira ‘Back to Black Tour’, ¿cómo fue trabajar con ella?

Fue todo un descubrimiento para mí. Observar cómo trabajan esos pedazo de músicos con ella, que ya estaba inmersa en medio de aquel circo mediático. Egoístamente, fue donde conocí a mi futura banda, ya que nos habían juntado un poco de carambola. Maravillosas personas, conociéndose entre hostales, furgoneta y mucha carretera. Recuerdo un concierto en Glasgow donde ella calló muchas bocas y escépticos. Después de todas las críticas, nos quedamos de piedra con lo buena que era.

También has formado parte de otras bandas, como la de Ben Howard. ¿Te resulta más cómodo mantenerte en un segundo plano o ser la cara visible de tu propio proyecto?

No, lo de Ben Howard fue un teloneo puntual. Pudimos abrir para 3 shows suyos por Irlanda, en formato acústico. Una persona magnífica, relajada y muy entregada a la causa. Sacamos disco el mismo año con la misma editorial.

Escribiste o puliste los temas de «Back On Track» viajando por Sudamérica. Aparte de las canciones, ¿qué te queda de esos kilómetros?

Me queda el espíritu único de la gente. Todo positivismo, generosidad, amabilidad y buena onda. Si bien yo estaba atravesando mi proceso particular, el conocer a toda esa gente, músico en el camino, y lugares irrepetibles, me animaban a pensar en todo lo que me esperaba. Empecé ahí el blog #awaywithmusic.

El disco lo produjo Carlos Jean, ¿os fue sencillo entenderos y ver adónde queríais llevarlo?

Desde el primer día había entendimiento y respeto mutuo. Ha producido más de 60 discos, ¡así que algo sabrá! Muchas veces se le hace prejuicio erróneamente. No queríamos desvirtuar lo que yo hacía, pero vinculando el soul a otras ramas y salidas posibles. Nos pusimos referencias, y comenzamos a sorprendernos el uno al otro. Es difícil estar completamente orgulloso al 100% de un disco, siempre eres autocrítico y exigente, pero pienso que hubo muchos más aciertos que fallos. Íbamos encontrando el punto donde las canciones cobrasen sentido, y eso fue todo un descubrimiento.

 

Para oír «Back On Track» en directo aún quedan entradas.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico