Estupefacientes sonoros de otro planeta : Melange . Crónica de su paso por el 100% Psych. Sala El Sol.

, , Leave a comment

 

El sábado arrancaba con sold out un nuevo ciclo, el 100% Psych (con el apoyo de Son Estrella Galicia), que promete deparar más de una grata sorpresa en los próximos meses. De un tiempo a esta parte todo nos suena a psicodelia, parece que todo cristo se sube al carro del nuevo estilo de moda, pero hay olfatos que llevan trazando una programación en la que el psych confluye en una u otra vertiente desde hace años (¿verdad Giradiscos?). Si a este instinto se le suma otro similar como el de UniversalOdds (aquí subyace gran parte del 981Heritage), no te quedan más cojones que confiar ciegamente en un cartel que te hará indagar, gozar y convulsuionar a partes iguales.

Melange se encargaban de abrir la programación, jugando en casa, vendiendo todo sin vacilar, demostrando que lo suyo es otra liga, que un clásico no se juega sino que se forja en un directo en el centro de Madrid, impartiendo lecciones de confluencia de géneros y de ejecución expansiva con locura desatada en efecto cadena. Si ya su álbum de debut denota un halo de magnetismo especial (a la par que espacial), la práctica de sus magnas composiciones en su puesta de largo no hizo sino disuadir cualquier grado de incertidumbre acerca de lo que son capaces los Melange en directo.

melange

Quince temas componen su carta de presentación (en cuidado doble LP, por supuesto) en el que confluyen géneros tan diversos como el rock progresivo, la psicodelia espacial, la Spaghetti Western Music, el kraut rock, el flamenco progresivo, el folk bengalí , el tuareg y la música tradicional (la nuestra y la del mundo por extensión).

No escatimamos si decimos que podríamos juntar a los Pekenikes, Triana, Bombino, Mdou Moctar, Ravi Shankar, Smash, Van Der Graaf Generator, Can y Morricone en una jam y no saldría mejor que lo que hacen esta panda de visionarios. Manejo impecable de tiempos, inyección de alcaloides y traslados hipnóticos confluyeron durante todo el recital. Uno a uno fueron cayendo cada uno de sus pasajes, Verdiales del Encuentro, Conan, Beti Jai, In The Hands Of time, Las Dunas de Diabat, Despertar….tiempo incluso hubo para inédita, para demostrar la valentía de Dani empuñando el sitar, lo bien que sienta añadir más cuerdas al quinteto en cuestión con una viola dilatada, o incluso tirar de saxo y darle al viento su pequeño papel de protagonismo.

La explosión final no dejó lugar a dudas, estrépito con Solera predecido por esa calma inusitada, esos coros celestiales que son interrumpidos por un estallido en el que sólo puedes volverte loco, saltar, gritar, perder las formas y gritar ¡Joder! ¿pero qué leches es esto? Pues sí, Melange, mezcolanza, formación rocosa atípica y demostración clara del significado adoptado, droga para nuestros oídos.

cartelbueno

 

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico