27 febrero 2024

El grupo barcelonés STAY se está preparando para el proyecto más importante de su carrera hasta la fecha. Van a grabar su cuarto álbum en Liverpool, en el estudio HappyBeat Recordings, con el productor Fran Aschroft, técnico en Abbey Road durante 20 años y productor de Damon Albarn y Dandy Warhols entre otros.

El 1 de diciembre empieza su aventura inglesa en furgoneta y sin fecha de regreso con destino Ellesmere Port, Liverpool. Después de publicar 3 discos que han sido catalogados como lo mejor del panorama actual nacional de los últimos años, la banda considera que está preparando el mejor álbum de su trayectoria, que saldrá a la luz en 2012. Stay además estará actuando junto a otras dos bandas en el Stop’Rock&Roll el próximo 10 de diciembre en el Barcelona Bar de Liverpool.

En una nota escrita por ellos mismos han asegurado que “la decisión de grabar en Liverpool viene condicionada por el deprimente estado de la escena nacional actual. Nos lo tomamos como nuestro exilio. Estamos cansados de escuchar, ver y leer las mismas cosas un día tras otro respecto a la música indie de este país. Cansados de que nos digan dónde hay que grabar para triunfar, en qué idioma hay que cantar, en qué festivales tocar y a quién hay que ir a chupársela para que te hagan caso. Hay unos 50 grupos acaparando los medios de comunicación “especializados” y festivales importantes en este país, y salvando a cuatro o cinco honrosas excepciones, son una auténtica “decepción”. Grupos que en el mejor de los casos se separan tras un disco o dos y nunca más se sabe de ellos. Es como si los Beatles no hubieran hecho la revolución más importante de la historia de la música contemporánea, como si los Byrds no hubieran grabado nunca el Fifth dimension o como si los Jayhawks no existieran…”

Stay quiere con este cuarto disco grabar un directo sin trampa ni cartón. Quieren “registrar la calidez y la imperfección de una banda de pop-rock tocando juntos como en los discos de Small Faces o Nuggets. Grabar canciones y morir en el intento si hace falta, como hacía Anton Newcombe con Brian Jonestown Massacre”.

‘Passport to Freedom’, último disco hasta el momento del grupo, es un álbum para todos los públicos y lo que pretenden ahora es que el próximo sea para mayores de 18. Buscan más energía, más rock, más psicodelia, más y mejores melodías y menos producción. Van a empaparse de Merseybeat, pero sin dejar atrás el resto de vertientes que tanto les apasionan e influencian como el swinging London; la psicodelia de la Costa oeste y el sonido Manchester.

“Si sobrevivimos a todo esto, volveremos algún día para contarlo”, así acababa la nota publicada por la banda para anunciar su exilio en Liverpool.