29 mayo 2024

Es complicado poner pegas a un festival al que acudimos cada año ( y cada vez más miembros de la web) como un obligado peregrinaje para disfrutar de descubrimientos, rarezas  y de conciertos que nos dejan un empalme remember por años, pero al igual que el año pasado ensalzábamos sus virtudes, este año también lo hacemos , pero con sus defectos. Ojo, que claro que vamos a seguir disfrutando de él, pero también es justo quejarse y nos ponemos un poco haters que también aguantamos lo nuestro.

  • El poder de ser vip: Está claro que si quieres ver el concierto de la zona Mordor en unas condiciones medianamente normales tienes que seguir soltando pasta, pillarte un abono vip y poder colarte en la cada vez más ampliada zona para cabestros habilitada en torno a cuatro seguratas y unas vallas que ya podían tener algo de acolchamiento. O quizás mejor , hacernos blogueros de moda y ponernos unos pantalones de pitillo horrendos y de color chillón, quizás con esas pintas al segurata lo relacione con ‘este person mola’ y le deje  entrar en la zona de confort .El próximo año al menos molaría meter una pulsera cuenta-kilómetros, para los que hacen ejercicio de escenario en escenario, en el pack.
  • Las colas del Auditori : Si ya de por sí te jode hacer cola, vete a las tres de la tarde con un calor de cojones y ponte a esperar  para comprar entradas o adquirir invitación para el Auditorio. Que sí , que merece la pena, que todo suena de la leche y te dan veinte orgasmos viendo a José González pero pillarlo online no estaría mal…
  • Devuélveme la Birra: De un tiempo a esta parte todo se ha orientado a clavártela por todos lados, birras a 5 euros, minis a 11, hamburguesas que saben a plástico a 8 y copas en las que el alcohol se medía con un chupito que ni llenaban del todo, no fuera a ser que te fuera a sentar bien y todo. Sinceramente ya saldrá el de , ¿vas al festival a mamarte o a ver conciertos? pues mira si llevas desde las 4 en el recinto y se te alarga el tema hasta las 5-6 de la mañana a nada te caen unas cuantas cervezas,aguas , etc, y sin que te pilles el puntillo. Y oye a ciertas horas nos apetece ir ya con el puntillo y bailar para aguantar a los pasados, que cada vez abundan más por cierto….
  • Los gilipoyas de las ramas: De verdad ¿es necesario dar la barrila durante un concierto entero sujetando una puta rama arrancada de la zona entre el RayBan y Mordor? Pues parece que más de uno creyó que molaba mucho ir con la ramita de las narices por el festival en general y por los conciertos en particular, llamad por teléfono que al menos seguía habiendo buena cobertura dentro del recinto.
  • El silencio : ¿cuesta tanto callarse la boca en Damien Rice antes y después de que toquen la única puta canción que conocéis? Damien Rice fue solo un ejemplo, el batiburrillo en el que vimos al bueno de Tobias o las cotorras que no paraban de hablar de a quien se follarían en Intepol también valen como ejemplo de ello.
  • The Strokes : decir que sonó a ojete es hacerles un vago favor.
  • Los cortes de sonido : ¿por qué de un tiempo a esta parte (aún nos acordamos de la intermitencia en The Breeders hace unos años) cada vez es más frecuente que se metan cortes de sonido en los escenarios principales?
  • Los problemas de luz en Interpol : seguramente Julián Casablancas viendo que no iba a llegarles a la suela hizo de las suyas….
  • La basura por los suelos : Al final lo mejor va a ser cobraros un euro por los vasos (Ya total …) y al menos no estará todo el recinto lleno de mierda , habrá que ver las casas de algunos.

Menos mal que siempre hay cosas que merecen la pena :

  • Pitchfork : si no sabes qué ver, vete al Pitchfork, siempre habrá buena mierda desde Tyler The Creator hasta Diiv, desde Simiam Mobile Disco a Tune-Yards, nunca falla.
  • Escenario Rayban: sin duda nuestro favorito, donde pudimos disfrutar de la magnificencia de Caribou,Dan Deacon, Jungle, Ratatat o Death From Above 1979.
  • Discovery Channel : siempre nos vamos descubriendo una buena cantidad de música, principalmente de los escenarios más escondidos, este año con una buena cantidad de grupos a los que no perder la pista en el H&M Pro.
  • Eclecticismo : Folk, emo, hardcore, electrónica, hip hop da gusto encontrar un abanico tan diverso .
  • El reencuentro : para muchos es un festival donde nos reencontramos con colegas concierteros, festivaleros, amigos de otros países, y donde estrechamos lazos para siempre.