Archivo de la etiqueta: Dimensions of Dialogue

Crónica del concierto: Lucía Scansetti en el Teatro del Arte (Madrid) con SON Estrella Galicia – marzo 2017


Scansetti_1El sábado 4 de marzo fue el día escogido para despedir “Dimensions of Dialogue”, el primer álbum de Lucía Scansetti. El lugar, el Teatro del Arte, en Madrid; y el apoyo, de SON Estrella Galicia.

Colocados cerca del público, tardan en bajar las luces. Tiran la primera piedra con el tema que inaugura el LP, ‘Dare’. Después cerrarán el círculo. Los segundos que abren el corte palpitan en el esternón. Con un vestido de rayos que acaricia el suelo, Scansetti lo mata diciendo “I won’t save your life”. Pero porque no quiere.

Explica que es el primer “sold out” de su historia. “No es verdad”, se corrige. “Pero sí es el primero en Madrid”. Cuenta que ha decidido dejar de hablar de las mismas cosas para hablar de otras nuevas. Que si hablas siempre de las mismas penas no las superas. Habría que apuntarlo. Aun así, aborda ‘Haunt’.

El piano que da vida a ‘Braveyard’ suena como al soldadito de plomo en su barco de papel, a caerse por las escaleras o incendiarse. En ‘Fools’ el telón negro se tiñe de rojo. De teatro y drama. Las luces se centran en ella para pasar luego a una bola de discoteca que hace de espada de Damocles.

Scansetti_2Hace levantar la mano a los que fueron mecenas de “Dimensions of Dialogue”, que publicó a través de un proceso de “crowdfunding”, porque la siguiente canción era una de las recompensas. “Igual no sabéis quién soy y me estoy colando”, se disculpa. El bajista se muerde la lengua. El guitarrista sujeta la púa cerrando la boca y toca con los dedos. A una introducción larga e instrumental le sigue un final retorcido y caprichoso. Tan inocente como aquel al que le ponen las manos en el cuello al confesarse culpable.

Al par de piezas nuevas se les une la versión de una de esas canciones que, dice, le gustaría haber escrito. “Pero no, porque lo hicieron ellos antes”. Se refiere a ‘Weights & Measures”, de Dry the River, banda londinense que, pensando en ella y en destrozarle la vida, se separó.

Scansetti se apoya en los extremos del soporte que aguanta el teclado como quien ha tomado una decisión. Como la calma antes de la tormenta. “Esta canción va de descomponer tu cuerpo en miembros, meterlos en una caja y dársela a la otra persona. Sabiendo que la va a tirar a la hoguera más cercana”. La aludida es ‘Basal Flame’.

Scansetti_3Suspira, la dejan sola y responde con un “ok”. Comenta que se ha dado cuenta de que hay temas de menos de 18 acordes que molan. Aclara que éste, el ‘Smile’ de Lily Allen, tiene dos.

“Hombres” pide, y vuelven al escenario. Le llega el turno a ‘Elvis’. Cuenta que, aunque la composición parezca muy dramática, no lo es tanto. Que habla de un chico con el que creía que estaba, pero no. No es un caso tan raro. “Es triste y afecta a toda la sociedad”, se defiende ella. Ahora sí que debería pedir que levantásemos la mano. “Es que era muy guapo… y tonto”.

Scansetti_4“Yo os lo aviso: quedan dos canciones. Es lo que hay”. Advierte que no va a hacer lo de salir y entrar, señalándose los tacones. Aprovecha la pausa para presentar a quienes la respaldan: a la batería, Alejandro Moreno; a la guitarra, Alejandro Hernanz; y al bajo, Pablo López.

Un tema aún sin editar y ‘Captain Hook’ le sirven para cumplir su palabra. Termina disco, concierto y gira con sílabas exactas. Que, deja claro, son las únicas suyas que hablan de ella. “No sé si me vendo bien. Yo diría que no”. Para seguir dándose la razón, recuerda que de su propósito de escribir una canción sobre cada villano de las películas de Disney solo salió ésta.

Saludan y se van. Scansetti cierra esta puerta para abrir todas las que quedan.

Scansetti_5

Lucía Scansetti celebra su fin de gira con SON Estrella Galicia, el 4 de marzo en el Teatro del Arte de Madrid

Lucía Scansetti celebra su fin de gira con SON Estrella Galicia, el 4 de marzo en el Teatro del Arte de Madrid

Scansetti_SON

Hace poco más de un año hablábamos con Lucía Scansetti de su, entonces, recién estrenado primer LP, “Dimensions of Dialogue”. Ahora, SON Estrella Galicia le da al álbum el fin de gira que se merece. La cita, para la que solo se han puesto a la venta 100 entradas, será el sábado 4 de marzo en el Teatro del Arte, en Madrid.

“Dimensions of Dialogue” está inspirado en el diálogo paralelo que nace en la cabeza de una de las dos personas que están manteniendo una conversación. Las letras, por su parte, se apoyan en contradicciones como el necesitar salvar a alguien y ser al tiempo el motivo de que ese alguien necesite ser salvado.

En este último año Scansetti ha podido presumir de fichar por International Talent Booking (ITB), la agencia de, por ejemplo, Adele y Bob Dylan. También de haber respaldado en un puñado de ciudades europeas a Sixto Rodríguez, el músico y compositor protagonista del documental “Searching for Sugar Man”.

Aparte del de Madrid, Scansetti tiene pendientes otros dos conciertos, éstos con Girando por Salas (GPS): el 10 de febrero en Alicante y el 24 del mismo mes en Murcia.

 

Por aquí las entradas para las tres fechas:

Viernes 10 de febrero – Sala Stereo – Alicante

Viernes 24 de febrero – Sala Garaje Beat Club – Murcia

Sábado 4 de marzo – Sala Teatro del Arte – Madrid

Entrevistamos a Lucía Scansetti; “tontos serán aquellos que sabiendo que quieren lo que tienen, lo ponen a prueba para ver si se va”


Lucia_Scansetti_Dimensions_of_Dialogue_“Quise ser objeto elástico para tensarme en dirección opuesta al foco de preguntas estúpidas. Me salió mal y la goma que admiraba me dio en el ojo”. La frase es de Lucía Scansetti, que también tiene su primer trabajo de estudio, “Dimension of Dialogue”. Usándolo como excusa y procurando que no fuesen estúpidas, le hicimos unas cuantas preguntas.

La portada de “Dimensions of Dialogue” es una fotografía de Alberto Van Stokkum. ¿Cómo fue lo de sumergirse en leche?

Hidratante. Lo complicado fue el pelo; lo que llevaba era un aceite especial para simular el efecto mojado sin perder el control del asunto. De eso (y del maquillaje) se encargó Helena Liébanas, que suele adecentarme para todas las sesiones y conciertos en los que la puedo secuestrar.

Basados en esa imagen y en muchas otras, han aparecido, en redes sociales como Instagram, dibujos contigo como protagonista. ¿Hace ilusión provocar ese tipo de inspiración?

Muchísima. Lo que más me gusta de Instagram (aparte de los batidos de coliflor con algas y los boles de avena con frambuesas y hashtags) son las cuentas de ilustradores y artistas gráficos, pueden representar el 80% de las personas a las que sigo. Me resulta curioso verme en sus obras porque suelo ser yo quien busca inspiración en ellos.

No lo he dicho nunca, pero saber que podría ir gritando por la calle “soy una de las chicas de Albert Soloviev” me salva de cualquier día de mierda.

“Hipnótica. Te hace mirar”. Lo dijo Iggy Pop de ti. ¿Cómo se llega ahí y cómo se procesa después?

Iggy Pop era juez de un concurso en el que me inscribí para participar en la grabación del álbum recopilatorio de temas de los 80 de Black XS (Volume II). Arreglé dos versiones para ‘Call me’ (Blondie) y ‘Louie, Louie’ (Iggy Pop), y fuimos a grabarlas al Studio Grande Armée, en París con el productor Yann Macé.

El vídeo de Iggy observándome y pronunciando mi nombre con acento es una anécdota curiosa que me hace mucha ilusión, pero de toda la experiencia, me quedo con el trabajo que hicimos allí. Fue todo tan fluido que acabamos grabando una canción más, una colaboración con Peter Brando en ‘Candy’ (también de Iggy Pop). Ésta es mi favorita.

“Desde hace un par de años mi nombre pertenece a alguien de quien se habla cuando se habla de que va a pasar algo. Mientras tanto he estado pasando con miedo a pasar”, explicas en el vídeo de promoción de tu proyecto de crowdfunding. ¿Por qué era éste el momento de publicar tu primer trabajo?

Porque me resulta indigesto lo que está crudo, no he querido presentarme al mundo hasta que no me he sentido preparada y segura de lo que tenía entre manos. Mi relación con la música hasta ahora ha sido como una relación de pareja en la que ambas partes se siguen llamando “amigos con derechos” después de un año desayunando juntos. Yo ahora ya estoy oficialmente casada con esto, mi disco es mi anillo de compromiso.

¿Aumenta el sentimiento de responsabilidad ante la grabación de un disco que ha sido posible gracias al apoyo que implica un crowdfunding?

Sí, pero también la confianza en el resultado, así que no llega a ser agobiante porque una cosa compensa a la otra. Creo que todos los mecenas han quedado contentos con el resultado, y nosotros nos alegramos mucho de haber estado a la altura de las expectativas.

El productor ha sido Charlie Bautista, ¿cómo llegasteis el uno al otro?

Charlie es una persona a la que hay que tener siempre en el mapa. No sé si es un talento innato suyo o si nuestra conexión musical fue algo particular, pero creo que lo mejor de su trabajo es fruto del don de entender la parte inconsciente del artista, la que hace que cada canción sea tan suya que no pueda ser de nadie más a pesar de todas sus influencias. Él pone orden en el caos manteniendo la “marca” intacta. A mí, particularmente, es muy difícil que me pongan en orden sin que me pierda por el camino, por eso suele darme miedo dejarme en manos de alguien.

Los músicos que te acompañan se presentan como Lucía Scansetti; da la impresión de que os habéis entendido muy bien como banda, ¿no?

Mis Alex aparecieron un día por casualidad y no los he soltado nunca. Tocamos juntos por primera vez hace dos años en la sala El Sol. Nos conocimos dos días antes, ensayamos lo que pudimos, y di gracias a ellos mi bolo favorito hasta la fecha. Luego hemos dado muchos más, mucho mejores, pero siempre con ellos.

¿Quiénes son los “tontos” de ‘Fools’?

Tontos serán aquellos que sabiendo que quieren lo que tienen, lo ponen a prueba para ver si se va. O sea, cualquiera.

 

“Dimensions of Dialogue” puede escucharse en Spotify. Igual que las canciones grabadas en París con el productor Yann Macé.